Brad Pitt se siente viejo para los estándares de Hollywood e insinúa el fin de su carrera como actor

Hace unos días el director de cine Quentin Tarantino advirtió que su novena película, “Érase una vez en Hollywood” podía ser la última de su carrera, una mala noticia que ahora empeoró, porque una de las estrellas de ese film, Brad Pitt, también aseguró que su adiós a la interpretación está a la vuelta de la esquina.

El ex marido de Jennifer Aniston y de Angelina Jolie, de 55 años, conversó con la revista GQ de Australia sobre su futuro en Hollywood y reconoció que el paso del tiempo va quitándole opciones y favorece la entrada en escena de otros colegas de menor edad. “Realmente creo que, por encima de todo, este es un juego de hombres jóvenes. No es que no haya una parte importante para personajes mayores, es solo que siento que el juego en sí mismo avanzará de manera natural”, señaló al citado medio.

Pitt incluso reconoce que él “podría ser un dinosaurio sin ni siquiera saberlo. Y el cometa podría estar ya de camino”.

A pesar de esta dictadura de la edad, sus temores y su posible continuación o no delante de las cámaras, quien durante tres décadas ha sido considerado uno de los hombres más sexys del planeta dice sentirse “curioso por ver cuál es el futuro del cine, qué forma toma”, en especial por la creciente oferta proveniente de las plataformas de streaming.

Y, en todo caso, aunque llagara a retirarse de la actuación, desde hace ya tiempo que Pitt está “detrás de la cámara, en la parte de producción, y la disfruto mucho, pero cada vez voy haciendo menos papeles”, una vía profesional que desarrolla a través de su productora Plan B Entertainment, fundada en 2002.

loading...