¿Y dónde están las mujeres?

Nicole se presenta esta noche en la Quinta Vergara. La chilena, que además vuelve al escenario festivalero como jurado, o sea con un show más corto que el resto de los artistas, será la única mujer en actuar en Viña 2015. Por lo mismo, la nula presencia femenina en la parrilla se ha convertido en el centro de críticas de la presente edición del certamen.

Mientras el 2011 la única interprete femenina en subirse al escenario fue la mexicana Yuri, el 2012 lo hizo la española Rosana. Para el 2013 las convocadas fueron la chilena Francisca Valenzuela y la mexicana Gloria Trevi. Finalizando el 2014 con las actuaciones de la italiana Laura Pausini, la mexicana Ana Gabriel y la española Paloma San Basilio. Solo siete mujeres en los primeros cuatro festivales organizados por Chilevisión. En el caso del humor desde el 2004 que no hay mujeres, la última fue Natalia Cuevas.

Resulta insólito que el denominado festival de los festivales, o el festival más importante del mundo como lo ha llamado la edil de Viña del Mar, no esté a la altura de los tiempos, en medio de una sociedad que busca la paridad de géneros.

Este año, una de las razones que dieron los ejecutivos de Chilevisión sobre el tema es que la organización trae a los artistas que la gente quiere ver. Basta recordar que en la versión 2014 del evento viñamarino y en la que la gran carta musical era Ricky Martin, este fue superado en sintonía por Laura Pausini y Ana Gabriel para saber que no es así. Es más, esta última además fue premiada como la artista más popular del certamen ¿El público no quiere ver mujeres?

La otra razón que dieron las cabezas del canal privado es que el resto de los artistas que vienen son del gusto de mujeres. Absurdo, cuando no es el tema que se está tratando para evidenciar la falta de rigurosidad a la hora de armar el show.

Resulta curioso también que siendo una mujer la que dirige la ciudad jardín, Viriginia Reginato, y quien públicamente influye en los artistas que conforman la parrilla, tampoco se haya preocupado del tema. Quizás haya estado más preocupada de pedir a Onur.

Pero esto no solo se ha visto en Viña. En un verano plagado de certámenes televisados, el Festival del Huaso de Olmué y el Festival de Antofagasta simplemente no tuvieron mujeres en su parrilla, mientras que Tierra Amarilla contó con la presencia de la mexicana Marisela y la Fiesta de la Independencia de Talca tuvo a la chilena Francisca Valenzuela.