#Viral: TVN en el fondo de las redes

Salvo el reportaje al youtuber Germán Garmendia en “Informe Especial” el año pasado, la TV abierta no se estaba haciendo cargo de la cobertura del impacto social de la masificación de internet y el auge de las redes sociales. “#Viral”, la serie de reportajes con aires de docurreality conducido por Consuelo Saavedra, ha logrado saldar esa deuda con creces.

A la fecha, “#Viral” ha tratado principalmente acerca de temas peliagudos: el cyberbullying, el cybersexo y la pedofilia en internet. Solamente el capítulo acerca del exhibicionismo y la obsesión por figurar le puso algo más de “liviandad” a la serie. El tratamiento de estos temas ha sido invariablemente duro, crudo y sin concesiones, con casos reales donde se muestran a las víctimas relatando sus calvarios, a algunos victimarios tratando de explicar lo inexplicable; y a policías, jueces y expertos dando contexto y buscando explicaciones a estos fenómenos. Todo periodísticamente muy bien tratado, con altura de miras, sin el morbo en el que caen programas como “Policías en Acción”.

En “#Viral” se hace una completa y necesaria descripción del poder de las redes sociales. Llegaron para quedarse; nuestros hijos se mueven como pez en el agua con ellas mientras a nosotros nos cuesta entrar; su buen uso nos facilita la vida e incluso puede servir para lograr cambios importantes; pero en manos de gente sin escrúpulos amplifica el efecto de sus fechorías y es capaz de destruir vidas completas. La penosa historia de Choche, el joven youtuber discapacitado víctima de ciberbullying, y las de las víctimas de pedofilia y de pornovenganza ahorran mayores comentarios al respecto. Si algo se puede concluir de lo visto a la fecha, es que somos como aprendices de magos con las redes sociales, pues no tenemos conciencia del poder que tienen, y que hay una gran tarea pendiente respecto a la alfabetización digital.

Además, este programa reafirma que Consuelo Saavedra logró encontrar un nuevo lugar en la TV en el mundo de los docurrealities, en el cual ya demostró sentirse cómoda en “¿Y tú, qué harías?”. Desde el momento en que su esposo Andrés Velasco entró a la política, la perdimos como periodista de contingencia, pues quedó condicionada ante cualquier polémica que involucre a Velasco. Por ello, resulta incomprensible exponerla innecesariamente a conducir junto a Matías del Río el programa de debates del canal 24H “Mejor Hablar de Ciertas Cosas”, habiendo en TVN excelentes periodistas para tomar ese puesto.

“#Viral” no solamente ha sido valorado por la crítica, sino que ha logrado respetables resultados de rating, incluso con dos dígitos, lo cual no es menor dada su temática, el horario de trasnoche de emisión y la cruenta competencia a esa hora. Es de esos programas que justifican la condición de canal público de TVN, y que le permiten mirar el horizonte con la cara levantada en su actual momento de crisis.