Viña 2018, Jornada 02: El imperio del caribe

La segunda jornada estuvo marcada por el éxito rotundo de dos exponentes de la música caribeña: el portorriqueño Luis Fonsi y los cubanos Gente de Zona.

Obertura: Fome el sketch centrado en Luis Fonsi protagonizado por Kika y Lisandra Silva.

Animadores y Backstage: Carolina matadora con su vestido de gala blanco. Ella se ve glamorosa hasta vestida con un saco de papas. Lo de Rafa y su terno color vino tinto fue un tributo a los mozos del café Samoiedo de Viña del Mar. En el backstage vistieron de forma más sobria a Carolina Mestrovic.

El director se moderó: Después de la orgía multimedial de la primera noche, Alex Hernández bajó las revoluciones y recuperó la sobriedad. La FanCam y los “ya viene” estuvieron más ponderados.

Luis Fonsi: Llegó como estrella planetaria y mostró lo que se esperaba de un artista de su status. Hizo gala de un gran oficio, con mucho repertorio propio de donde echar mano y dándose el lujo de hacer covers muy bien logrados: “Message in the Bottle” de The Police, “Without You” de David Guetta y un significativo “Estrechez de Corazón” de Los Prisioneros. Como se esperaba, el clímax se logró con “Despacito”, la canción que lo hizo ganarse un lugar en la historia. Otro gran momento fue “Échame la culpa” con Demi Lovato en video. Lo mejor que se le ha visto al boricua en este escenario. Le faltó invitar a cantar a su pupila de “The Voice” Camila Gallardo (que poco rato antes se mandó un show de antología en el Casino Enjoy de Viña). Doble Gaviota más que merecida. Valío la pena pagar lo que valía para traerlo.

Jenny Cavallo: Fue como si Natalia Valdebenito hubiera salido a actuar después de tomar una buena dosis de Valium. El mismo estilo, con tres cambios menos. Jenny es psicóloga, y se notó: su hablar fue pausado, calmado, quizás hasta plano; sin sobredosis de clichés; con mucho menos garabatos en comparación con su ex partner de “Cabra Chica Gritona” y con la “Chiqui” el año pasado; y con un discurso elaborado, asertivo y profundo, que quizás por eso caló hondo y le dolió a ciertos machistas recalcitrantes. El público la escuchó como si estuviera en una charla TED. Tuvo momentos notables, como cuando habló de “50 sombras de Grey” e hizo alusión a la esposa de Piñera. Su mismo estilo le impidió jugársela por la Gaviota de Oro. Le faltó el “instinto asesino” de Natalia Valdebenito para rematar la rutina con algo más potente. El incidente del desmayo en la galería por el cual tuvo que salir Rafa la mató, le faltó la “chispeza” que tuvo Rodrigo Villegas para salir jugando de una situación similar el año pasado. A pesar que solo se llevó la Gaviota de Plata, creo que tuvo un buen pasar por la Quinta Vergara. Mucho mejor que la “Chiqui” el año pasado.

Gente de Zona: Una verdadera bomba de ritmo. Demostraron porqué son tan requeridos por artistas como Mark Anthony, Jennifer López, Enrique Iglesias y Jesse & Joy para sus “featuring”. Música cubana muy bien ejecutada que tuvo al público gozando hasta bien entrada la noche. Merecida la doble Gaviota.