Vicente Sabatini regresa a la ficción y prepara el debut de las telenovelas non stop


Vicente Sabatini ha concretado su regreso al mundo de la ficción. Desde el 1 de junio trabaja en la sitial chilena de Boomerang TV, una de las productoras más importantes del mundo y que en España ha elaborado -desde 1998- grandes éxitos para la pantalla chica.

Sabatini cuenta en su currículum con más de 30 telenovelas a su cargo, entre ellas “La torre 10”, “Sucupira”, “Pampa ilusión” y “Cómplices”, y ahora trabaja en la creación de nuevos productos de ficción para la mencionada productora en Chile. Ésta ya tiene un año de vida en tierras locales y ha trabajado en proyectos como “Top chef” (TVN) y “Pesadilla en la cocina” (Chilevisión).

“Este proyecto me pareció muy seductor y atractivo, porque yo tenía muchas ganas de diversificar lo que venía haciendo”, destaca el realizador, agregando que “esta nueva labor no sólo implica hacer teleseries, sino que también series y otro tipo de formatos”.

Es así como por estos días, Vicente Sabatini, en compañía de la productora Cecilia Stolze, trabaja en la creación de telenovelas y series que buscan vender a canales de la televisión chilena, con la premisa de tener productos con una fuerte “identidad local”.

Acerca de esta nueva labor en una productora externa, el director señala que “es importante la flexibilidad de la producción externa, en materia económica, pero más relevante aún es que la capacidad de creación no está en los canales, sino que fuera de ellos, con proyectos distintos y atractivos, y eso es lo que estamos ofreciendo nosotros”.

En ese sentido, uno de los formatos totalmente innovadores es la telenovela non stop, creada por Boomerang TV en España y que tiene a su más clásico ejemplo en “El secreto de Puente Viejo”, que aquí en Chile exhibió TVN.

Este tipo de apuestas de ficción no tienen fecha de término definido y pueden permanecer en pantalla el tiempo que sus realizadores determinen. “A futuro vamos a trabajar en ese tipo de teleseries en Chile, que se parecen más a la vida, que es justamente lo que inspira a las telenovelas”, sintetiza Vicente Sabatini.