Vanidosa nini “miss pinturita” llega a trabajar y sufrir a “La Vega”

En el quinto capítulo del docureality para flojos, conoceremos a Ligia Pamela Figueroa, de 21 años, quien sólo se preocupa de verse bien, estar siempre maquillada y con sus uñas largas perfectas. El resto del tiempo que le queda disponible lo usa para divertirse con sus amigos y gastar el dinero que recibe en productos de belleza.

No de la da ningún cargo de conciencia que su madre, además de trabajar muy duro, haga todas las labores de la casa porque a esta vanidosa joven no le gusta ensuciarse las manos y se excusa diciendo que ella no es para eso, ni tampoco para recoger basura. Esta actitud, sumada a la frustración de su mamá, hará que esta “nini” viva una dura experiencia laboral en La Vega Central.

Ligia vivirá toda la dureza de las actividades de orden e higiene que exige este gran mercado, tendrá una incesante y agotadora jornada en “La Casa del Queso”, donde incluso deberá usar un corpóreo de vaca para realizar una degustación para conseguir clientes. Lo más terrible para esta joven será cuando enfrente su último día de trabajo y su jefe le exija que corte sus preciadas uñas como requisito para manipular los alimentos que fabrica, reparte y expende la pastelería “Las Nieves”.

Serán distintas las emociones y experiencias que vivirá la protagonista de este capítulo, pero serán aleccionadoras enseñanzas que la harán tomar una crucial decisión en el momento de la evaluación final.