Spice Girls: ¿Juntas otra vez?

“Todo tiempo pasado fue mejor”. Si en los años 90’s, la crítica y los nostálgicos extrañaban las guitarras de Axel Rose y los bailoteos de Prince, ahora en los inicios del siglo XXI, la industria musical pide a gritos un salvavidas noventero para un barco que, al igual que el Titanic, se hunde más día más. La masificación de la transferencia de datos por internet ha impactado negativamente en las ventas musicales a tal punto que los top one de hoy en día no venden ni la mitad de lo que vendían los ídolos de los noventas. Ha sido tal esta situación que se comienza a priorizar la descarga pagada de Internet frente a la compra del disco físico que conocemos, lo cual ha provocado un desorden bastante fuerte en las listas de ventas.
Con este panorama nada alentador, se ha empezado a desarrollar un fenómeno bastante singular y es que los entendidos están resucitando a las máquinas de hacer música que ellos mismos en su tiempo sepultaron. Es así como hoy vemos el regreso de Take That que no ha pasado para nada desapercibido en UK, el regreso medianamente exitoso de Backstreet Boys, el desastre de All Saints y el anunciado regreso de Five. Todos grupos que, a mediado de los noventas, hicieron bailar, gritar, cantar pero lo más importante, comprar y comprar cds a sus fans.

Sin embargo, en este fenómeno de regresos hay un grupo clave que hasta el momento se rehúsa a ser resucitado.

Si recordamos los finales de 1996 nos vamos a encontrar con cinco coloridas chicas que pusieron sus pegajosos temas en cuanta radio encontraron. Emma Bunton, Melanie C, Melanie B, Victoria Beckham y Geri Halliwell conformaban las Spice Girls, un grupo pop británico que se lo vendió todo. Y no contentas con poner 10 sencillos y 3 álbums a la venta, se tomaron los escenarios, la pantalla grande, los comerciales, la moda y hasta los juguetes. Las Spice Girls han sido el “producto musical” más grande desde los Beatles vendiendo solamente con su música setenta y cinco millones de CDs. Le hicieron publicidad a casino spiele Pepsi, Polaroyd, Chupa Chups, Channel 5, Walkers, Impulse y hasta al mundial de Francia 98.

Las posibles respuestas a la pregunta: “¿por qué diablos venden tanto?”, se podría responder con sólo mirarlas. Cada una de las chicas adoptaba un papel representativo, una elegante, una deportista, una infantil, otra estridente y la exageradamente extrovertida. Es decir, había una Spice Girl para cada persona lo que hacía muy fácil identificarse con el grupo. Luego es destacable el hecho de online casino dgfev que el protagonismo era compartido. Mientras en otros grupos se potencia la cara bonita (palo para Destiny’s Child) en las Spice Girls se potenciaban las cinco, y había tiempo para disfrutarlas a cada una por separado y a todas juntas como grupo.

Pero no existen los mundos donde todo es color de rosas y más temprano que tarde comenzaron los problemas. A fines de 1997 las Spice Girls despiden a su manager denunciando sobreexplotación, nadie se atrevió a contradecirlas. En Mayo de 1998 Geri nbso Halliwell abandona al grupo y la prensa vaticinó el final de las Spice Girls. Sin embargo, no fue la partida de Geri la que destruyó al quinteto, después de este incidente las Spice Girls lanzaron 2 singles (ambos #1), 1 álbum (#2) y realizaron una exitosa gira de conciertos en América y Europa.

Lo que terminó dividiendo a esta máquina de ventas fueron ellas mismas, en solitario. Con más o menos éxito, todas las Spice Girls han publicado al menos un disco como solistas, las ventas jamás igualaron a las obtenidas con el grupo, pero han tenido varios aciertos. Como solistas tienen 9 números uno en total, igual cantidad que los obtenidos como grupo y ha sido quizá este éxito musical lento pero seguro y alejado de las apretadas agendas que tenían con las Spice Girls, lo que les ha provocado cierta reticencia a reformarse.

Sin embargo, el mundo aun las pide. La última aparición fue a finales del año 2000 durante los MTV Europe Music Awards. Ahora estamos a fines de Marzo de 2007 y todavía vemos en la prensa el ya repetido y poco creíble “Vuelven las Spice Girls” y es que si ya no están presentes para vender, al menos las promesas del regreso lo hacen.

De hecho, una encuesta realizada por la BBC de Londres las dejó como el regreso más esperado por los británicos al tiempo que The Sun y The Mirror, diarios locales, imprimen e imprimen rumores sobre su regreso.

De todas formas, en estos seis años sólo una de esas noticias ha sido verdad y fue precisamente a mediados de 2006, cuando las cinco spice girls (sí, con Geri incluida), habrían aceptado presentarse en Live8, dado el nivel de compromiso social que el evento significaba. Finalmente, la actividad no se concretó debido a que una de las chicas se encontraba ligada a un contrato.

Después de eso el regreso se ve cada más lejano. Melanie C se niega a volver con el grupo prefiriendo priorizar su carrera en solitario, Geri Halliwell y Victoria Beckham se encuentran dedicadas al cuidado de sus hijos, mientras que Melanie B y Emma Bunton esperan dar a luz a mediados de este año.

De momento, las esperanzas descansan en algún evento benéfico que les motive la reunión y en que se dejen de tener guaguas a tajo y destajo.

Lo único que es seguro, es que de volver, ya no será con la intención de vender como lo hacen los actuales regresos. Por más que las pidan, ninguna está en condiciones de andar sobre zapatos de plataforma, de pellizcarle el trasero al Príncipe Carlos o de salir vestidas con la bandera de la Unión Jack.

La atención que actualmente se le presta a los rumores del regreso de las Spice Girls podría resultar halagadora, al menos se reconoce que hacen falta apuestas musicales más dinámicas, en una industria que cada día está más dirigida al adolescente depresivo y hormonal que en realidad no tiene muchas ganas de comprarse un CD.

Sin embargo, las Spice Girls aceptan que no son ellas las llamadas para revertir esa situación, por el contrario, cualquier aparición en público que hagan como grupo, debería tomarse única y exclusivamente como un regalo para sus fans.