Simón Pesutic y su personaje en “Si Yo Fuera Rico”: “Tiene un lado bastante picarón en el sentido de la maldad”

Tras su participación en la nocturna “Sres. Papis” interpretando a Julián Álvarez, un padre joven y rebelde que al perder a su pareja debe hacerse cargo de su hijo hasta que sus abuelos maternos le quitan su custodia; hoy se desempeña como “Dante”, el supuesto príncipe azul que toda mujer indefensa quiere, pero que oculta un secreto, en la teleserie vespertina de Mega, “Si Yo Fuera Rico”.

En esta entrevista, el actor nos cuenta un poco más de su personaje, cómo ha sido compartir escena con grandes actores y sobre la difícil situación que están viviendo las áreas dramáticas de Canal 13 y TVN.

¿Cómo has recibido los comentarios del público con los primeros episodios de “Si Yo Fuera Rico”?

En general, siempre bien. Siempre uno abraza, sobretodo, más allá de las buenas o malas críticas, los comentarios que tienen que ver con buenos deseos, no solo para uno sino que para todo el equipo que se saca la cresta trabajando y hay mucha gente que no se ve. Entonces, es muy gratificante cuando la gente te tira buenas vibras a ti porque, en mi caso en particular, siento que uno representa al final a todo un equipo que está detrás, uno pone la cara finalmente, entonces, en ese sentido los abrazo mucho porque uno está en el día a día mucho más con gente que el público no ve y que es igual de importante que uno. Después, me pasa que, en general, soy mucho también de atender el comentario de la calle, digo mucho más la calle que las redes sociales en particular…

¿Por qué?

En la calle la gente te hace comentarios de lo que le va quedando de la teleserie y eso me parece super atractivo. De repente me da mucha risa que todo el mundo me diga en la calle que no me robe la plata. Uno recibe muy buena onda y en ese sentido me llama la atención que desde el principio, no me había pasado mucho con otras teleseries. Desde el principio, desde la campaña de marketing y el comercial la gente notaba la temática de la teleserie y me lo empezaban a decir antes de que saliera al aire y antes de que pudiesen ver la historia. Otra cosa que me parece atractiva es que, con respecto al comentario de la gente en la calle y también de las redes sociales, es que no han perdido el hilo de ninguna de nuestras historias. Eso es súper importante porque es una teleserie donde las tres historias corren paralelas de alguna u otra manera y al no entrelazarse puede pasar que la gente se enganche menos con una y más con otra y, finalmente, deje de ver la teleserie porque simplemente una de las tres no le gustó pero me hacen comentarios tanto de mi historia como del Gonzalo (Valenzuela) con la Bacha (María Gracia Omegna) y del Jorge (Zabaleta) con la Mariana (Loyola), sobretodo ahora. No es que yo escuche más a la calle que a las redes sociales en todo caso.

¿Qué es lo que más te sedujo de este nuevo personaje Dante?

La posibilidad de interpretar en el horario a un personaje que escapaba del prototipo, de los cánones que venían instalándose en el horario, tales como el príncipe azul o el galán juvenil, con una historia que, sin lugar a dudas, me refiero a lo que se había hecho antes, con historias que igual tienen contenido de alguna u otra manera, pero este le da una vuelta de tuerca y me parecía demasiado atractivo desde el primer momento tener una especie de, yo no le llamaría doble cara, pero sí un lado bastante picarón en el sentido de la maldad como…

¿Como el anti-galán?

Exactamente, me pasaba un poco eso, y eso desde el primer momento me pareció muy atractivo. Además, de este personaje en particular, me parece, y me sigue pareciendo atractivo cosa que la gente no ve porque todavía no ha salido al aire. Los giros que puede llegar a tomar, que son bien sorpresivos, quizás en un principio hay algo esperado pero luego, lo que estamos grabando nosotros, hay un par de cosas que ni siquiera yo me esperaba y digamos que cuando uno lleva haciendo teleseries un rato más o menos cacha para donde van los personajes y todo, por la lógica y el sentido común pero éste personaje escapa un poco de eso.

¿Tiene que ver con los avances donde Dante no quiere robarle el dinero a la Matilde y que se enfrenta al tío?

Claro, tiene mucho que ver con eso el primer giro, pero después va a tener otro súper interesante. Y no solo eso, tiene que ver también con que finalmente como que hay una búsqueda en él mismo de qué es toda esta vida y si la quiere o no.

¿Te gustaría interpretar algún rol de villano?

Si, me encantaría. Prefiero dejarme sorprender, pero sin lugar a dudas que me gustaría ser de malo, no sé si de malo malo malo, pero por el horario los malos no son tan malos y al final todos son más o menos, no sé si buenos, pero sí muy queribles o eso es lo que se busca. Me gustaría ser un tipo, cuando hablo de malo, ser detestado por el público, si es que ya no todo el mundo me detesta de antes, pero ese ya es otro tema. Pero sí, me gustaría harto.

¿Cómo ha sido trabajar a la par con un actor tan destacado como Daniel Muñoz? ¿Qué has logrado aprender de él?

Me ha tocado a lo largo de mi corta carrera estar al lado de actores a los que crecí viendo y admiraba. Partí, no de la mano, pero actué en la primera teleserie (“El Laberinto de Alicia”) con Marcelo Alonso, sobretodo al final tenía varias escenas con él, porque yo terminaba descubriendo quien era el abusador, que era él. Después me tocó con otro compañero que le tengo demasiado cariño que es el Pancho Reyes, después estuve con Pancho Melo, entonces siempre, y en el caso ahora de Daniel, siempre me ha tocado absorber cosas de éstos grandes actores con los que me ha tocado trabajar. Pero siempre rescato una cosa, que tiene más que ver más conmigo, que siempre me han tratado como par. Desde que empecé hasta ahora. Todos los consejos que me han dado ,o porque se me han acercado, pero no de una manera pedagógica, didáctica como diciéndome “niñito de la teleserie que tiene que aprender mucho todavía”, que sí puede ser todavía pero no está explícita esa intención. Eso primero lo he agradecido mucho. Lo otro con Daniel, he absorbido algunas maneras de trabajar, porque todos los que te he nombrado tienen maneras de trabajar muy distintas y de enfrentarse a la escena es sí misma de manera muy distinta y de otros he absorbido de maneras de ser para la vida, he logrado relaciones que traspasan la pantalla. De Daniel, en particular, tiene un rigor y un profesionalismo realmente admirables digamos para lo que significa él como actor. Es un tipo muy estudioso, muy mateo y yo también, nos hemos podido complementar bien y me he sentido súper cómodo, de verdad, actuando con él.

Pese a la época, la teleserie ha logrado mantener el liderazgo no solo de las 20 hrs. sino de la segunda franja del prime. ¿Cómo ves la respuesta del público en ambos horarios?

Agradecido, muy agradecido. Todos sabemos, los que trabajamos en esto, que el encendido es súper bajo, que hace tiempo no se estrenaba una teleserie en esta época. No es una época fácil porque la gente no solo sale de vacaciones, sino que son las ocho de la noche, es de día y hace mucho calor y no tienen ganas de acostarse a ir a ver tele. Ante ese escenario no queda más que agradecer. Pero al mismo tiempo nosotros, independiente del rating, y esto es una cosa súper sincera, o por lo menos voy a hablar por mí, yo creía mucho en este proyecto, yo sentía que teníamos un súper buen producto para ofrecerle a la gente, entonces tampoco es que mis expectativas es que sean más altas o más bajas sino que yo confiaba mucho en el rating porque me parecía una apuesta atrevida con respecto a lo poco rupturista con el horario teniendo en cuenta como está planteada la historia: tres historias paralelas pseudo entrelazadas por un solo personaje que es el de Daniel, como una temáticas pueden ser abordadas completamente distintas, con un mensaje. Además, que es atingente hoy día y lo va a ser siempre. En el fondo, tiene que ver con que si el dinero hace o no la felicidad, la pregunta que se hacen los que quizás no lo tenemos. Me parece que una temática como esa, el horario, como está planteada, yo leo la historia y me la devoro. La historia del Gonzalo (Valenzuela) con la María Gracia (Omegna) me parece de una creatividad y de una fluidez infinita, como he visto pocas, que podría haber sido perfectamente solo el argumento de esta u otra teleserie. Yo tenía plena confianza y seguridad en lo que estábamos haciendo, desde nosotros, independiente de lo que pasara después, y todos sabíamos que no era fácil en el término de números por la época.

Debutaste en “El Laberinto de Alicia”, que fue una nocturna, con este boom que está teniendo “Perdona Nuestros Pecados”, ¿te gustaría volver a ese horario?

Vengo de hacer una nocturna con “Sres. Papis”, una nocturna en un tono muy distinto al de “Perdona Nuestros Pecados”, a pesar de que mi historia en particular dentro de las tres historias era como la más dramática de todas y bien sufridas. Después estaba la de Jorge (Zabaleta) que era más intermedia y, finalmente la de Pancho (Melo) que ya era mucho más tirada a la comedia. Pero sí, sin duda que siempre es un horario atractivo por los temas y las maneras de tratar los temas. Es demasiado atractivo para cualquier actor, pero al mismo tiempo te digo que es un gran desafío volver a ese horario, por lo mismo que ahora estamos tocando un tema que perfectamente podría ser el tema de una nocturna. Ahora, claramente, habría escenas de cama, en ese sentido cambiaría pero podría ser perfectamente el tema de una nocturna. Creo que es positivo lo que está pasando, igual uno es un actor más y tiene que estar dispuesto a hacer lo que venga pero tampoco tengo predilección por alguno u otro horario.

Como actor, ¿cómo ves el escenario que enfrentan actualmente las áreas dramáticas, tomando en cuenta el cierre del Área Ficción de Canal 13 y el esfuerzo de TVN por seguir a flote pese a sus malos resultados?

Primero que todo, complicado para todos en general. Lo que es una pena porque creo que tenemos una industria que, a pesar de ser pequeña, es capaz de levantar grandes proyectos y grandes productos. Me parece que eso es clave. Somos capaces de exportar mucho y de vender, no solo  acá sino afuera y eso habla de lo profesionales que somos e insisto que a pesar que tenemos menos recursos que otros países. Es una lata que esté pasando lo que está pasando pero yo supongo que son reajustes que son naturales ante una crisis que está viviendo la televisión en general. A mi modo de ver, no solo es algo que involucre a las áreas dramáticas, sino que son parte de lo mismo. Yo espero que la situación mejore, que busquen soluciones, porque me parece que si hay algo que está demostrado es que lo que no va a morir es la ficción. Cuando se habla que Netflix se va a comer a la tele o que esto se va a terminar… ¿Qué es Netflix? Pura ficción y nosotros somos capaces de ser muy buena ficción. Me parece que parte de los grandes hitos de la televisión están vinculados a las teleseries. “Amores de Mercado”, si mal no recuerdo, es el programa, fuera de cuestiones puntuales como el Festival de Viña o el rescate de los mineros, que ha marcado más rating en la televisión chilena, después venía “Machos” creo. Entonces es una situación compleja, yo estoy muy esperanzado y tengo bastante confianza en que se vaya a reponer todo esto porque si yo creo que hay algo que no va a morir es la ficción y si la televisión llegase a morir lo último que va a morir es la ficción. Una pena pero es importante hacer hincapié en esas cosas, en que lo último que morirá será la ficción y que no nos estamos dando cuenta de que a pesar ser una industria muy chica que jamas ha crecido demasiado porque nunca han habido dos o tres áreas dramáticas funcionando, a pesar de eso exportamos mucho, tenemos guionistas que trabajan afuera, nuestras teleseries se ven mucho. Eso no es casualidad, es porque hacemos bien nuestra pega y siendo tan poquitos deberíamos cuidarnos y aprovecharnos más.

Además de la teleserie, ¿tienes algún otro proyecto?

De momento no. Tengo un proyecto maravilloso que es irme de vacaciones en febrero pero más allá de eso no estoy pensando en muchas cosas. En realidad tengo por ahí algo pero da lo mismo, no es nada concreto y tampoco me gustaría decirlo hasta que no lo sea. Tengo sí un proyecto que no tiene que ver con la tele pero sí con la actuación que me gustaría que se realizace en el segundo semestre del 2018.