Simón Pesutic y Mamá Mechona: “Fue un producto distinto, novedoso desde la historia hasta la factura”

Sin duda Benjamín Keller, el chico tierno que comienza enamorado de la mamá mechona y termina emparejado con su hija, se convirtió en el personaje más querido de la teleserie vespertina de Canal 13. Simón Pesutic, el actor que le dio vida, conversó con nosotros sobre este rol y lo que significó trabajar en este proyecto que ya está en su recta final.

Has sido uno de los personajes más queridos de “Mamá Mechona”, ¿a qué atribuyes el cariño de la gente y cómo te lo tomas?
Atribuyo el cariño de la gente al reconocimiento de un trabajo hecho con profesionalismo y cariño. Me resulta muy conmovedora la reacción del público con respecto a este personaje, siendo bastante secundario en la historia principal. Lo tomo como un premio y también como un desafío de superación personal para próximos proyectos. Por suerte siempre he tenido buena acogida en el público, creo que hay un factor carismático en mí, que recién empiezo a descubrir. pero que por supuesto lo tomo con mucha humildad.

En la recta final, Benjamín deberá conseguir el perdón de Olivia, ¿cómo hubieras reaccionado tú si el amor de tu vida antes hubiera estado enamorada de tu papá?
La verdad no sé cómo lo hubiese tomado yo, pero creo que finalmente ese “enamoramiento” de Benjamín con respecto a Macarena tenía que ver con una cuestión meramente de buscar regazo, contención, apoyo, la figura materna casi literalmente, por lo que creo que sería capaz de entender la situación y sopesarla. Finalmente Benjamín está enamorado de Olivia desde el lugar del complemento que entre los dos pueden hacer efectivo y no de la carencia afectiva.

Se ha comentado mucho lo bonita pareja que haces con Cota Casteblanco, ¿cómo fue trabajar con ella?, ¿te gustaría volver a hacerlo?
​Fue maravilloso. Realmente maravilloso. Me parece, y no estoy descubriendo la pólvora con esto, que es una de las actrices más talentosas sub 25 que circula por el medio. Tiene una rapidez mental y una manera de desenvolverse en el set tan natural que ya se la quisiera uno. Debo reconocer que fue una sorpresa, una muy grata sorpresa encontrarme con ese talento. Aunque quizá no lo crea, aprendí de ella. Es una de esas actrices instintivas que dan la sensación de no tener idea aparentemente de lo que tienen que hacer, pero cuando dicen “acción”, te comen, lo saben todo y más, por lo que claramente me gustaría volver a trabajar con ella, siento que tiene un ángel que se amalgama bien con el mío en escena.

¿Cómo se viene el final de tu personaje en la teleserie?
Se viene bonito, creo que se viene lo que la gente espera y principalmente lo que el personaje se merece.

¿Qué te pareció ser parte de “Mamá Mechona”? ¿Qué nuevos proyectos hay para ti?
Fue una experiencia más. Se aprende, en lo personal y en lo laboral. Una teleserie que costó pero se sacó adelante con mucho esfuerzo y cariño de parte de todo un equipo. No fuimos los primeros, pero uno podría quedarse tranquilo porque se puso todo. Y claramente, para mí lo más importante es que fue un producto distinto, novedoso desde la historia hasta la factura.