Simón Pesutic: “El personaje se va a empezar a dar cuenta que se ha abandonado a sí mismo”

El actor que interpreta a Dante en “Si Yo Fuera Rico” ha sufrido grandes cambios desde que empezó la teleserie vespertina de Mega, en donde lo hemos visto pasar de ser el antigalán al príncipe azul de Matilde (María Fernanda Martínez), pero la historia de amor entre ambos estaría por pasar una serie de baches.

En entrevista con Fotech.cl, Simón Pesutic revela como ha visto la evolución de su personaje, su posible rol como padre y esposo, los cuestionamientos que tendrá tras darse cuenta de que ha abandonado sus sueños, y cómo ha sido trabajar con la actriz que interpreta a su pareja en la ficción.

Desde que comenzó la teleserie, Dante ha tenido un gran cambio, comenzó como un joven súper avaro, que solo buscaba engatusar a Matilde, pero que ahora está enamorado de ella y quiere ayudarla a toda costa. ¿Cómo has visto esta evolución?
La historia de Matilde ha experimentado cambios, ha estado llena de peripecias, y en ese sentido, mi personaje al estar involucrado directamente con ella también se ha visto afectado de buena o mala manera, según el cambio y la aventura de turno. En ese sentido, me ha parecido un desafío entretenido porque, si bien es cierto, en un principio esto tenía que ver con un plan orquestado por mi tío para lisa y llanamente quitarle su plata y la forma en el fondo era enamorarla. Pero finalmente terminé tomando de mi propia medicina, en términos de que terminé yo enamorado de ella, más de lo que el personaje mismo pensaba. Me parece un vuelco y una vuelta de tuerca interesante y que no va a dejar de sorprender más adelante, porque también las cuestiones siguen experimentando cambios sobre cosas que probablemente la gente no se espera, entonces estoy súper contento con eso: salir de lo que necesariamente se tiene como expectativa y sorprender en ese sentido a través de la historia.

Dante le pidió matrimonio a Matilde para poder adoptar a Tomy (Andrés Commentz), pero ahora está dudando…
No es una pedida de matrimonio como tal, es un acuerdo de matrimonio ya que es un medio para un fin, que es ayudarla para que ella pueda recuperar la custodia de su hermano y que puedan estar juntos. Claro, le va a rondar el eco a través de otro personaje…

¿De Alejandra (Antonia Bosman)?
Exacto. Acerca de qué tanto, en todo ese intento desenfrenado por pagar su culpa que en el fondo siente, porque siente que todo lo que le pasa a Matilde, de una u otra manera, él lo generó, lo que va a hacer el otro personaje es cuestionarle el hecho de hasta que punto puede involucrarse y hacerse parte del sufrimiento, del dolor de otra persona, a partir de la culpa, que es lo que siente mezclado con el enamoramiento. Él se va a empezar a cuestionar qué tan de lado se ha dejado, que tanto se ha ensimismado en todo este tiempo porque no ha mirado cuáles son sus propias necesidades, sus metas; sin embargo, lo ha postergado todo en función de las necesidades de Matilde, en ese sentido el personaje se ha abandonado. Eso le empieza a hacer ruido, aunque veamos hasta que punto igual.

Tú pasarías a ser la figura paterna para Tomy, pero es una responsabilidad muy grande para un joven de 21 años…
Claro, eso es lo que lo remece de alguna u otra manera y lo que le pone un cierto cable a tierra, por asumir responsabilidades sin haber vivido la edad que tiene. Él, por sus propios medios, está eligiendo llevar una vida que aparentemente no le corresponde, entonces desde ahí se va a ver súper cuestionado él mismo, porque se da cuenta que de pronto por arrebato, e insisto, el fondo por el fin, olvida cuáles son los medios, entonces en ese olvido está que va a tener que casarse y que tendría, en un primer momento, oficiarlas de padre y eso es lo que el personaje se va a empezar a cuestionar, desde el punto de vista si es lo que realmente quiere para su vida y sus necesidades. El personaje se va a empezar a dar cuenta que se ha abandonado a sí mismo por mucho tiempo a pesar de que ha hecho todo lo posible para ayudar a la Matilde.

¿Dante va a recapacitar en todos los problemas en los que lo ha metido Matilde?
No es que él ponga en la balanza, porque siempre se va a descalibrar hacia el lado de la culpa y el error que él cometió, porque a partir de eso empieza el efecto dominó, que tiene que ver con el engaño en el que involucró a Matilde y que la hizo víctima, entonces cualquier cuestión que venga tiene que ver con eso. Tiene que ver más con sus propias necesidades de afecto, sus sueños, sus metas, que insisto, ha olvidado, pero no va a poner en tela de juicio esos inconvenientes en los que se ha metido.

Tú eras el antigalán, ahora el príncipe azul que rescata a la Matilde de la malvada madrastra…. ¿Regresará el antigalán?
Todo puede pasar, no te puedo adelantar nada, pero todo puede pasar. En el fondo esa es una etiqueta y uno lo entiende, pero más allá de ellas o de los estigmas que puedan tener los roles en sí mismos, igual hay matices, entonces puede ser que no vuelva a ser el antigalán ni el príncipe azul. Puede que se desprenda de ambas etiquetas para otra cosa y que el rol del personaje empieza a ser otro y que su conflicto también empiece a ser otro.

¿Cómo ha sido trabajar con Mafe?
Increíble. Ella es una niña de quince años llena de talento, tiene sobre todo ganas de aprender, de escuchar. Es muy profesional, se toma las cuestiones bastante en serio, a la hora del trabajo aparenta tener una edad que no tiene, insisto por ese profesionalismo, por ese rigor, y por ese respeto hacia el trabajo, entonces para mí ha sido un agrado y he aprendido de ella, así como he intentado darle la confianza para que se siente cómoda en todo momento.

¿Qué le puedes decir a la gente para que no se pierda los siguientes capítulos?
Que es una teleserie en la que van a pasar muchas cosas en las tres historias y que permanentemente están sucediendo hechos que cambian radicalmente en algunos casos, las miradas de los personajes, los roles, las misiones, y en ese sentido, es una teleserie que no te deja de sorprender, es muy poco previsible.