Sam Smith, el artista fenómeno que carga con un corazón roto

“Gracias por romperme el corazón, ahora tengo cuatro Grammys”. Con esas palabras, el cantautor inglés, Sam Smith, le agradeció a su ex novio quien rompió con él y le sirvió como fuente de inspiración para varias de las canciones que hoy forman su primera producción discográfica “In The Lonely Hour”. Porque el artista, con solo un disco a cuestas, la noche del domingo se convirtió en uno de los cantantes más codiciados de los últimos años al llevarse cuatro Grammy, incluyendo Mejor Grabación y Canción del Año.

Fue a principios del 2014, cuando el dúo electrónico Disclosure lo reclutó para que participara en una de las canciones de su disco. Ahí fue cuando Sam Smith colaboró con la agrupación en la canción “Latch” que llegó a convertirse Nº7 en Estados Unidos y en Reino Unido llegó al número 11. Desde entonces, la carrera del inglés no se detuvo más.

En mayo del año pasado lanzó “In the lonely hour”, desde donde ya se podían desprender los singles “Lay me down”, “Money on my mind” y “Stay with me”, su sencillo más exitoso y con quien ha logrado galardones, sobre todo hace dos días. Con esa canción, incluso llegó al número dos de la lista Billboard llegando a vender cuatro millones de copias.

Smith considera que sus principales influencias son Amy Winehouse, Beyoncé, Whitney Houston, Mariah Carey y Lady Gaga. Es uno de los pocos artistas que se ha declarado gay abiertamente y reconoce que sus letras se basan principalmente en un amor no correspondido de su adolescencia. “In the Lonely Hour es sobre un chico del que me enamoré el año pasado, pero él no me correspondía. Creo que ya lo he superado, pero lo pasé muy mal. Seguí sintiéndome solo por el hecho de que nunca me había enamorado antes”, señaló a The Fader.