“Rojo”: Maitén Montenegro dejó expuesta la desigualdad que enfrentan los cantantes en los duelos de peligro

La Presidenta del Jurado del espacio busca talentos de TVN que conduce Álvaro Escobar, dejó en evidencia un fallo que existe los jueves en los duelos de la categoría de canto: los temas que les eligen los profesores a los participantes no permiten evaluarlos de la misma manera.

Durante el jueves de la semana recién pasada, Gabriela Gacitúa debió interpretar “Man, I Feel Like A Woman”, de Shania Twain, para enfrentarse en un duelo de salvación a Jeimy Espinoza, quien cantó “Rolling In The Deep”, de Adele. Durante sus comentarios, Maitén Montenegro alzó la voz y dejó en claro la desigualdad de condiciones en que llegaban las participantes, expresando que “el repertorio es disparejo” y que en este caso perjudicó a Gacitúa.

“Estas dos canciones, para ser un duelo y tomar una decisión, eran muy distintas, por la calidad de las canciones, por las exigencias de las canciones”, dijo Montenegro durante su comentario. “La verdad es que las canciones no permitían hacer una evaluación justa”, finalizó.

Nosotros ya habíamos expuesto esta situación en una nota previa, cuando durante la primera semana de competencia Safka Pissani debió cantar “Sólo Se Vive Una Vez”, de Azúcar Moreno, frente a Gabriela Gacitúa, que interpretó “Who’s Lovin’ You”, de los Jackson Five, donde la elección de los profesores claramente afectó a la primera.

En el caso de los bailarines, esto no ocurre, porque los concursantes que se enfrentan a duelo deben hacerlo en una misma coreografía y, por ende, con la misma canción.

Durante la versión original de “Rojo”, esta situación no ocurría, porque los cantantes debían enfrentarse en un duelo justo, con el mismo tema, en un segmento llamado “Frente a Frente”. A continuación, te dejamos un enfrentamiento emblemático: el de María Jimena Pereyra y Monserrat Bustamante interpretando “Cierro Mis Ojos”, de Raphael.