Rating: ¿Es realmente un reflejo de lo que ven los chilenos?

En este último tiempo he leído en las redes sociales un malestar cuando se publican reportes de rating, en especial porque “supuestamente” no estaría reflejando lo que los chilenos están viendo en realidad. Preguntas como: “¿Por qué TVN tiene tan poco si yo lo veo todo el día?”, “¿por qué las teleseries turcas marcan más si ni siquiera son Trending Topic?”, o “¿se puede manipular el rating para levantar un canal?”, son dudas que se leen todos los días en Twitter.

Desde el punto de vista de la empresa Time Ibope, especialistas en mediciones de audiencias televisivas, la sintonía en Chile se mide a través de una muestra de 600 cajas instaladas en distintos hogares de clases sociales (150 ABC1, 150 C2, 150 C3 y 150 D) en las ciudades de Santiago, Antofagasta, Valparaíso, Viña del Mar, Concepción, Talcahuano y Temuco, donde 1 punto de rating es equivalente a 18.249 hogares que sintonizan un canal en específico.

La controversia se genera en que si es representativo este sistema de medición y el por qué no se ocupan otros medios, como por ejemplo Twitter, en donde existen más de cinco millones de cuentas comentando a diario lo que se emite en la pantalla; o Facebook que supera los 9,6 millones de perfiles en el país y donde muchos estados se refieren a programas televisivos.

En el caso de Twitter, pienso que se mediría por cantidad de menciones a través de un hashtag logrando ser Trending Topic (tendencia o tema que ha sido más comentado en el momento). Por ejemplo, la final de “MasterChef Chile” logró más de 170 mil menciones en la red social con un rating medido por Time Ibope de 20,5 puntos, más de 364 mil hogares sintonizando el programa. Pero con estos datos uno podría preguntarse: ¿Sería una medición correcta si una misma cuenta comenta todo el rato el mismo hashtag?

Por otra parte, canales pequeños como La Red serían claros ganadores si se midiera con esta red social, pues todos los días aparecen entre los temas más comentados programas como “#Vigilantes” y “Mentiras Verdaderas”, programas que el rating ni considera. ¿Pero sería válido considerar la cantidad de menciones en programas que te exigen debatir en la red social, mientras que otros no generan la necesidad de comentarlos?

A mi juicio, hoy por hoy Time Ibope entrega los resultados más concretos y más específicos de quienes ven televisión, y sí representa lo que actualmente ven los chilenos que tienen el aparato y lo están mirando o lo dejan encendido. Medir audiencias por los comentarios en Twitter lo veo más como un rating alternativo, que entregarían resultados más publicitarios, como si fuera una votación del público o una encuesta al estilo rating cuadernillo. Estamos en los tiempos en donde los adultos vuelven a tener el control remoto en sus manos, las mujeres se toman el prime con las historias turcas, las familias se reúnen a revivir el horario vespertino y los jóvenes consumen televisión por otros medios, como computadores o teléfonos, incluso en diferido, y son quienes más comentan lo que sucede día a día en redes sociales. Claramente no todo esto puede reflejarse en la medición.

Mientras no exista una manera más efectiva de medir audiencias con las nuevas formas de ver televisión seguiremos fieles a las cajitas obsoletas de Time Ibope, que por lo menos nos brindan los resultados a diario.

Pero tú, ¿confías en el actual sistema de medición?