24-horas

¿Quién es el joven que acompañó a Mónica Pérez en el noticiero central de TVN?

Diciembre es el mes de la inclusión y esta noche, el noticiero central de TVN sorprendió con un nuevo compañero para Mónica Pérez. Durante algunos minutos del espacio, un nuevo “rostro” ocupó el lugar de Matías del Río. Se trata de Felipe Belmar, de 24 años, para quien el síndrome de Down no es impedimento en el logro de metas.

Belmar hizo historia en 2015 al convertirse en el primer joven Down en recibir un título universitario: técnico agrícola de la Universidad Tecnológica de Chile (INACAP) de Temuco. Su logro lo llevó ser invitado al palacio de La Moneda, donde la Presidenta Michelle Bachelet le entregó un galardón por ser ejemplo de superación de adversidades y de inclusión.

Un año más tarde, Felipe Belmar viajó a Orlando (EE.UU.), donde se convirtió en uno de los exponentes del “National Down Syndrome Congress”, en el que expertos de todo el mundo se beneficiaron con su experiencia de vida. Durante la cita su mensaje fue claro: “Cuando uno se lo propone, lo logra. Con mucho trabajo, pero con esfuerzo y optimismo, todo se puede conseguir”.

Una de las claves en el empuje de Felipe Belmar es su familia, que decidió muy tempranamente que él sería tratado igual que sus hermanos: tendría las mismas oportunidades y las mismas obligaciones. En la agrupación Sendero, que sus padres formaron junto a otros seis grupos familiares, le ayudaron a desarrollar habilidades cognitivas que lo prepararon para el colegio. Felipe terminó licenciándose de enseñanza media en el colegio Golden School de su ciudad, Temuco.

Como cualquier joven de su edad, los estudios no son su única actividad. Felipe no se pierde los partidos de la UC, su equipo favorito. Tiene camisetas autografiadas y hasta ha compartido en el camarín con sus ídolos. Además, participa en talleres de teatro; ya ha estrenado “La pérgola de las flores” y la obra “Jesucristo Súper Estrella”.

Actualmente trabaja con la fundación Edudown Temuco, en el proyecto “Sembrando Vida”, donde enseña a padres e hijos, a sembrar, cuidar y valorar distintas plantas y hierbas medicinales. Eso cuando no está viajando para contar su historia de vida, para participar en congresos o para, como esta noche, oficiar como presentador de noticias en televisión, manejándose sin miedo entre las cámaras, las luces y el telepromter.

“Me sentí muy bien. Mónica fue una gran compañera y por qué no, me veo en el noticiero y me sentí muy cómodo, aunque me gustaría mucho más estar en una teleserie” comentó Felipe al finalizar su experiencia en pantalla donde también entregó un importante mensaje: “Somos capaces, solo necesitamos oportunidades, educación y trabajo. La inclusión la hacemos nosotros como sociedad. Es importante que aprendamos a aceptarnos, tolerarnos, nosotros con ustedes y ustedes con nosotros”.

Por otra parte, Mónica Pérez agradeció la instancia y destacó que “trabajar con Felipe fue fantástico. Lo había visto en las notas de cuando obtuvo su título, pero ahora que lo conocí me pareció más fascinante aún. Es entretenido, relajado, simpático, alegre y lo hizo muy bien”.