Productor de “Doble Tentación” respondió a las duras acusaciones de Silvina Varas

Tras el episodio del domingo del reality de Mega donde vimos su renuncia, la ex participante realizó duras acusaciones contra la producción del programa, asegurando que no la dejaron salir cuando una orden médica la avalaba, aludiendo a una millonaria multa por contrato y de denigrar su imagen con la edición que realizaron.

Ahora, fue el turno de Ignacio Corvalán, productor ejecutivo de “Doble Tentación”, quien tuvo la oportunidad de responderle a Silvina Varas, indicando que “ningún participante está obligado a estar en el reality si no quiere. Ella firmó libremente el contrato en mi oficina, entendiendo las obligaciones y derechos que el mismo contrato establece. En él se indica que el abandono tiene una consecuencia legal, que la hace cumplir el área legal del canal, no la producción del programa. Ninguna persona amenaza a algún participante ni a nadie, esto no es una cárcel. Es una acusación grave, sin fundamento”.

Consultado por los medicamentos que Varas aseguró que recibió, Corvalán sostuvo que “como parte del servicio médico algunos participantes solicitan apoyo farmacológico, que es evaluado por los doctores. Ellos determinan si es necesario o no, o si es recomendable derivarlo a otro especialista que evalúe eso. Lo que plantea Silvina fue conversado por ella y por la doctora jefe del equipo médico. Si la sicóloga no recomendó su salida antes fue porque no lo consideró necesario”.

Sobre la supuesta censura de la que la ex de Ignacio Lastra acusó, el cerebro detrás del reality show sostuvo que “se graban 24 horas al día y salen al aire 80 minutos. Claramente hay edición, pero el criterio de selección de lo que va al aire pasa por lo que es más atractivo como historia para el público. No es primera vez que un participante se siente perjudicado por la edición, pero la realidad es que nosotros no inventamos lo que ellos hacen en el reality (…) Silvina y todos tienen que hacerse cargo, como adultos que son, de sus actos, les guste o no verlos en pantalla”.