Previa Viña 2018: ¿El último año de Chilevisión?

Un contexto especial: esta edición se desarrollará en medio de una cruenta competencia en la TV abierta, y ad portas de una nueva licitación para el evento. Chilevisión ha hecho en general una buena labor y tiene la prioridad bien merecida, pero TVN ha demostrado en Olmué y Talca que puede organizar festivales de buena forma, Canal 13 hizo otro tanto en Las Condes y Dichato y el monopólico líder Mega tiene el poderío para hacerse cargo del evento.

Parrilla equilibrada: Para esta ocasión se le encargó la confección de la parrilla de artistas a la productora T4F+Bizarro a cargo del ex integrante de Aleste y ex partner televisivo de Patricio Strahovsky Alfredo Alonso. Al menos en principio hicieron un buen trabajo, pues la lista de artistas se ve equilibrada. Ya no hay sobredosis de reggaetón, ya que el perreo estará concentrado en la jornada de cierre; hay artistas en la cresta de la ola como Luis Fonsi y CNCO; música para adolescentes con Jesse & Joy; fenómenos de redes sociales como Ha-Ash; tenemos un clásico como Miguel Bosé; el retorno del rock con Europe; etc.

Números anglo: El año pasado se privilegió la nostalgia setentera y ochentera con Peter Cetera y Olivia Newton-John. Este año trajeron grupos con sonido más contemporáneo: los británicos Jamiroquai y el retorno de Europe a casi 30 años de su triunfal debut en el último Festival de la alcaldesa Eugenia Garrido. Tal como hemos mencionado anteriormente, los anglos en boga, esos que se disputan Grammys, actúan en el entretiempo del Super Bowl y pelean lugares de privilegios en los rankings de la revista Billboard, como Bruno Mars, Justin Timberlake, Beyoncé, Adele, U2, Ariana Grande, Katy Perry, Lady Gaga, Taylor Swift, Coldplay, Radiohead, Pearl Jam, Maroon 5 y otros similares están fuera del alcance de la Quinta Vergara, no porque sean muy caros ni porque el evento sea de poca monta, sino que por su condición de “recital televisado en vivo”. Muerta la industria discográfica, la principal fuente de ingreso de estos artistas son los recitales en vivo, y por ello Viña constituye un “disparo a los pies” para alguien que recién se está construyendo su carrera o está en su mejor momento. Por ello el festival se ha llenado de anglos “antiguos” que tienen su carrera ya armada, a los cuales los “recitales televisados” no los complican mayormente. La última artista anglo que vino en su “peak” fue Nelly Furtado hace 10 años.

Faltan músicos chilenos: La representación musical chilena va a estar a cargo de Illapu (clásico) y Augusto Schuster (artista emergente). Muy poco, creo yo. Y no es un tema de chauvinismo ni de cuotas ni menos de restablecer la “noche chilena”. El año pasado Américo le pegó mil patadas a Maluma con su show, y Mon Laferte generó un fenómeno con ribetes sociológicos que no se veía desde hace tiempo. Los artistas nacionales no necesitan mendigar lugares por el hecho de ser nacionales: están demostrando que se los merecen por méritos propios, porque son capaces de pararse de igual a igual ante cualquiera y en cualquier escenario. Creo que desde la Nueva Ola no teníamos un grupo de artistas tan talentosos y creativos en Chile. Hay muchos con méritos de sobra desde hace un buen rato para enfrentar al Monstruo: Denise Rosenthal, Camila Gallardo, Alex Andwanter, María José Quintanilla, Ana Tijoux, Los Ases Falsos, Denver, La Moral Distraída, Santaferia, La Combo Tortuga, Jordan, etc. Y eso que no estamos contando a los que se rehúsan a ir, como Los Vásquez y Chico Trujillo.

Animadores: Carolina y Rafa son una pareja consolidada que juega de memoria. No debieran existir mayores dudas respecto de su desempeño.

Humoristas: Se acabó la exitosa “saga del Cachafaz” (Jorge Alís, León Murillo, Rodrigo González y Juan Pablo López) y se prolonga la “saga extranjera” iniciada el año pasado por el colombiano “Mono” Sánchez, esta vez a cargo de su compatriota Alejandra Azcárate. Hay cuatro exponentes de stand up, la mencionada Azcárate y tres ex integrantes del Club de la Comedia: Sergio Freire, Alison Mandel y Jenny Cavallo; además, la “saga femenina” (¿o feminista?) iniciada por Natalia Valdebenito y continuada por Chiqui Aguayo se multiplica por tres con Cavallo, Mandel y Azcárate. A todo esto se suman dos verdaderos portaviones de la comedia nacional: Bombo Fica y Stefan Kramer, cuyos éxitos se dan por descontados.

Martes 20 de Febrero

Miguel Bosé: Si alguien se merece la Gaviota de Platino es el español, quizás uno de los artistas más íconicos de la historia del Festival junto con el “Puma” Rodríguez. Ha venido con frecuencia por espacio de cuatro décadas, desde su aparición como ídolo juvenil en el mítico evento de 1981, hasta su actual status de referente del pop en español. Tiene repertorio y calidad de sobra. Candidato a lo mejor del evento.

Bombo Fica: El mejor humorista clásico del momento vuelve al escenario donde se consagró en el 2012 con su recordada rutina de la tarjeta “Masterplop”. Se espera que presente el mismo tipo de espectáculo del año pasado en Olmué, y con el que se ha presentado por todo Chile junto con la diosa argentina Mariela Montero y Willy Benítez. Hay que estar atentos a lo que pase con Benítez, quien en 1983 ingresó “a la maleta” al escenario caracterizado como su personaje “El Tarro” para protestar por la ausencia de humoristas en el evento de ese año, después de lo cual lo sacaron a patadas, recibió retos de medio mundo y estuvo un año exiliado del “Festival de la Una”. Seguramente habrá muchas alusiones a ese recordado episodio. En todo caso, sería lindo reivindicar a este insigne prócer del espectáculo chilena. Candidato a lo mejor del evento.

Illapu: Hace tiempo que no venían. De la formación original solamente quedan su carismático líder Roberto Márquez y alguno más. Son un clásico de la música nacional, y como tales siempre serán bien recibidos, aunque giran más bien a cuenta de su repertorio clásico que de canciones nuevas.

Miércoles 21 de Febrero

Luis Fonsi: Llega en el mejor momento de su carrera, transformado en una estrella planetaria. Traer al dueño de “Despacito”, el mayor hit mundial en español desde la “Macarena” es un lujo para Viña. Aparte de su hitazo en dupla con Daddy Yankee y su nueva joya “Échame la culpa” (a dúo con Demi Lovato) Fonsi tiene un repertorio conocido y potente, con temas como “No me doy por vencido”,” ¿Quién te dijo eso?”, “Aquí estoy yo” y “Corazón en la maleta”, por lo que es gran candidato a lo mejor del evento.

Jenny Cavallo: La “Isi” de “Cabra Chica Gritona” va a pisar el mismo escenario donde en 2016 triunfó a lo grande la “Cata”, Natalia Valdebenito, su partner en el recordado programa de Zona Latina. Posterior a este clásico de la TV por cable, solamente se le recuerda por su paso por el “El Club de la Comedia”. Incógnita absoluta.

Gente de Zona: Grupo salsero cubano. Son los reyes del “featuring”. Tienen muchos éxitos a su haber………aunque casi todos como invitados de otros artistas: Pitbull (“Yo quiero”), Enrique Iglesias (“Bailando”), Mark Anthony (“La Gozadera”, “Traidora”), Jennifer López (“Ni Tú Ni Yo”), Los del Río (“Más Macarena”), etc. ¿Cómo harán para presentar un show sin sus colegas?

Jueves 22 de Febrero

Jamiroquai: Un clásico de la edad de oro de MTV. La banda funk británica tuvo su mejor época a mediados de la década de los 90, donde estuvo en la cresta de la ola con canciones como “Virtual Insanity”, “Cosmic Girl”y “Alright”. Si bien no han logrado replicar su momento peak, han seguido vigentes tocando y grabando discos, y son respetados artísticamente. Una gran oportunidad tenerlos en este evento, del que se bajaron hace algunos años. Otros grandes candidatos a lo mejor de este año.

Stefan Kramer: Otro candidato a lo mejor del evento. Será interesante ver la evolución del mejor imitador de la historia de Chile a 10 años de su consagratorio debut en la Quinta Vergara. En esta década se ha transformado en todo un referente que ha logrado crecer sin depender de la TV: ha realizado dos películas que han sido éxitos de taquilla; sus virales son fenómeno seguro en las redes sociales; sus performances en las sucesivas Teletones son hitos esperados y que no han dejado indiferentes a nadie; realizó un programa estelar, “Kamaleón”, que si bien no fue un exitazo le permitió lucir su talento y genialidad; y ha comenzado una necesaria y exitosa carrera internacional. Si hay algo de lo que no se puede acusar a Stefan es de creerse el cuento y dormirse en los laureles. Lo hemos visto crecer, aprender, intentar cosas nuevas y ser sumamente generoso con sus colegas. De Kramer sólo se puede esperar lo mejor, y ojalá que este show le dé el empuje que necesita para triunfar fuera de nuestras fronteras, porque para ser franco Chile le quedó chico hace un buen rato.

Europe: Después de varios años, el rock de verdad vuelve al Festival. La contratación de la banda sueca revela cómo han cambiado los tiempos. Cuando vinieron al Festival de Viña de 1990, algunos decían: “¿Cómo traen a esos melenudos mal vestidos, con su música estridente y sus movimientos lascivos? Van a envenenar las mentes de nuestros jóvenes. ¿Adónde vamos a llegar?” Cuando se supo que volvían para el 2018, el tono de los dichos cambió radicalmente: “¡Por fin traen a un grupo decente y de calidad al Festival!” Los chicos encabezados por Joey Tempest vuelven con el cartel de “clásicos”, con un repertorio basado en sus señeras Power Ballads como “Carrie” y “The Final Countdown”. También candidatos a lo mejor del evento.

Viernes 23 de Febrero

Jesse & Joy: El dúo de hermanos mexicanos dejó una gran impresión cuando vinieron el 2014 con su música estilo “Radio Disney” muy bien hecha. Después de esa fecha han realizado colaboraciones con Alejandro Sanz y Juan Luis Guerra, y sus canciones han sido parte de bandas sonoras de teleseries. Parece que, tal como el 2014, seguirán sosteniéndose en “¡Corre!” y “Chocolate”.

Alison Mandel: Después de su buen desempeño en Olmué el año pasado, la guapa Alison tendrá la oportunidad de medirse con el Monstruo, el mismo con el cual su marido Pedro Ruminot obtuvo un éxito parcial el 2016. Se esperan bromas surtidas a su moreno esposo, que seguramente la apoyará desde la platea. Llega con un gran recorrido artístico: “El Club de la Comedia”, “Minas al Poder” y su participación en películas como “Qué Pena tu Boda”, “Sin Filtro” y “No Estoy Loca” (donde hizo el papel de “la loca de la piña”).

Prince Royce: segunda vez en Viña para este estadounidense exponente de la bachata, punto medio entre el virtuosismo de Juan Luis Guerra y la grandilocuencia de Romeo Santos. Su caballito de batalla es su cover en clave bachatera de “Stand By Me”, el clásico sesentero del fallecido Ben E King y versionado en los 70 por John Lennon.

Sábado 24 de Febrero

Carlos Vives: El rey del vallenato vuelve al escenario después de su buen paso del 2014. Ha tenido que sumarse a la moda de los featuring con exponentes de los “sonidos urbanos” (Reggaetón + Trap + Bachata), además de colaboraciones con Shakira (“La Bicicleta”)

Alejandra Azcárate: La gran incógnita del evento. Es colombiana como el “Mono” Sánchez, que salió airoso el 2017. Las referencias hablan de que su especialidad es el humor negro. Ojalá que haya tomado notado de la gran labor de su compatriota y que pueda adaptarse al público chileno.

Ha-Ash: Dúo pop rock mexicano con interesante influencia country, gran fenómeno en You Tube y redes sociales con temas como “Perdón, perdón”, “Ex de Verdad”, “Dos Copas de Más” y “Lo Aprendí de Ti”.

Domingo 25 de Febrero

CNCO: Los Backstreet Boys del reggaetón abrirán la jornada de cierre con su “Reggaetón Lento”. Será una buena oportunidad de ver si se la pueden con un show en vivo sin playback ni autotune. En años precedentes hemos visto a muchos íconos del reggaetón como Nicky Jam y Maluma fallando miserablemente.

Sergio Freire: El socio fundador del “Club de la Comedia” estará ante su mayor desafío. Tuvo un buen desempeño en Olmué el 2016, y se supone que ha ganado la cancha suficiente para triunfar en la Quinta.

Augusto Schuster: Nuestro “Justin Timberlake” vuelve al Festival en solitario, después de su buena performance del 2008 como parte de “Amango”, donde también estuvo Denise Rosenthal. Tomará la plaza del “artista chileno emergente” que en anteriores ediciones ocuparon Mon Laferte, Manuel García, Francisca Valenzuela, Nano Stern y Javiera Mena. Muchos se preguntaron si era el más indicado, pues hay muchos colegas que, al menos en lo musical, tenían más merecimientos que él para ocupar esa plaza. Schuster es talentoso, pero recién sacó su primer disco y se ha desarrollado más como actor de teleseries y “performer” que como cantante. Es su oportunidad para que demuestre de lo que es capaz.

Zion & Lennox: Reggaetón de manual para cerrar el evento. El dúo boricua luce colaboraciones con Nicky Jam, J Balvin, Ozuna y Don Omar, entre otros. Al igual que CNCO, cabe preguntarse si serán capaces de hacer un show decente cantando en vivo.