Previa Olmué 2015: ¿La Tabla de Salvación de TVN?

En medio de uno de los peores momentos en su historia en cuanto a sintonía, el Festival del Huaso de Olmué aparece como la gran posibilidad de remontar en la carrera por el rating. A continuación se hará un análisis previo de la parrilla del evento.

Animadores: No me cabe duda que Karen Doggenweiller y Julián Elfenbein dan el ancho de sobra para conducir el evento, tal como lo hicieron exitosamente el año pasado. Los vi en el Festival de Iquique hace algunos años y lo hicieron fantástico. Recuerdo cuando lograron sacar risas al público luego que se devorara de manera implacable al humorista argentino José Luis Gioia. Este año se subirán al Patagual con la presión de la necesidad de sintonía y el fantasma de la bajísima sintonía del “Buenos Días a Todos”, programa que ambos conducen junto a Jordi Castell.

Jueves 22 de Enero

31 Minutos: No tengo la menor duda que su show va a ser de primera categoría, probablemente lo mejor del festival, y que van a encantar al público en el Patagual, mezcla de fans infantes y no tanto con la “comunidad marrana”. El tema es que si van a repetir o acercarse a los 53 puntos de rating que lograron en el Festival de Viña el 2013, o van a obtener números cercanos a los de la temporada 2014. Me atrevería a decir que APLAPLAC se juega en Olmué la posibilidad de una temporada 2015. Lamentablemente no depende de ellos, porque por calidad artística se la merecen de sobra.

Rodrigo Muñoz: Una gran incógnita, una apuesta. Es un muy buen actor, conocido por roles más bien secundarios, pero hasta ahora no se le conoce su faceta como comediante en solitario.

Chancho en Piedra: A estas alturas ya son un clásico de la música popular chilena, máximos exponentes del funk a nivel nacional, y con un gran repertorio. Algunos de sus integrantes también forman parte del staff de “31 Minutos”. Tienen éxito seguro con el público, pues con toda seguridad las tribunas del Patagual serán tomadas por asalto por la “comunidad marrana” y se verán cientos de imágenes del “Chancho Juanito”.

Viernes 23 de Enero

José Luis Perales: Un clásico de la música popular de habla hispana que no necesita mayores presentaciones. Siempre va a ser un gusto escuchar sus clásicos entrañables. Éxito seguro.

Pujillay: Más que dudas, generan inquietud. Desde que Álvaro Salas los dejó para iniciar su carrera de solista, nunca más fueron lo mismo. Alguna vez “Charola” Pizarro ocupó su lugar, pero no pudo hacer olvidar al “Rey del Chiste Corto”. Y ahora, sin humorista fuerte a cargo y con tres de los cinco integrantes originales, su desempeño es una incógnita. Si esto fuera Viña, serían candidatos fijos a ser devorados por el “Monstruo”.

Sonora Barón: Banda de cumbias de Valparaíso, compuesta por gente joven, pero apegada a la tradición de los clásicos del género como la Sonora de Tommy Rey y la Sonora Palacios. Tienen a su haber exitosos pasos el Patagual en 2009 y 2011 y una actuación en Viña el 2008 invitados por Giolito y su Combo. Ya son habitués de los festivales, y por tanto no deberían tener mayores problemas.

Sábado 24 de Enero

Los Tres: Desde que se fue Angel Parra a trabajar con Manuel García, la banda de Álvaro Henríquez se transformó en una buena banda tributo de sí misma, y empezaron a girar a cuenta de las glorias pasadas. Con eso les basta y les sobra para hacer un muy buen show para Olmué, pero igual da pena ver a músicos talentosos en estado de “achanchamiento”, sin mostrar material nuevo de interés, y metido en polémicas penosas como la de Henríquez con Los Bunkers.

Edo Caroe: La gran apuesta de este Festival. Desde que fue sacado de “Mentiras Verdaderas”, Caroe ha desaparecido de las pantallas y se ha dedicado con gran éxito a los shows en vivo y eventos privados. Esta es su oportunidad de mostrarse en un festival masivo. Todos los que lo hemos seguido sabemos que Edo Caroe significa magia de primer nivel más humor negro, irreverente e ingenioso. Si es capaz de ubicarse y graduar sus irreverencias sin perder su esencia, su actuación será un éxito. Claramente no puede hacer las mismas rutinas que en los recordados “Viernes sin Censura” o en sus shows en vivo, donde se ríe sin misericordia de temas sensibles y tragedias nacionales. Sería genial que incluyera a los “Paya High” y sus rutinas clasistas.

Leo Rey: Después de su momento estelar como solista del grupo “La Noche” allá por el 2009, Leo Rey se estancó artísticamente, y está actualmente en segundo plano respecto a Américo, Jordan, “Noche de Brujas” y su ex-banda. Leo Rey canta muy bien, es carismático y es uno de los responsables de que el “sound” se pusiera traje de gala y se transformara en un género artístico respetable, pero como solista no ha logrado reverdecer laureles. No creo que lo pifien, en todo caso.

Domingo 25 de Enero

3X7Veintiuna: Grupo especializado en cuecas choras, que alcanzó notoriedad al estar asociado al actor Daniel Muñoz. Número acorde al carácter del evento.

Cristián Castro: Un muy buen baladista clásico que tuvo la muy mala suerte de ser contemporáneo de Luis Miguel, y por lo tanto estar condenado de vivir artísticamente a la sombra del “Sol de México”. Tiene trayectoria, una voz prodigiosa y un buen repertorio, pero en el último tiempo se le ha visto muy errático, involucrado en polémicas faranduleras, y con un insólito coqueteo con el rock pesado.

Zip Zup: Humorista chileno, cuentachistes clásico, cuyo anterior paso por el Patagual le sirvió de trampolín para actuar en el Festival de Viña un mes después. Interesante verlo tratando de hacer reír con sus rutinas sin picardía al público de los Hermanos Bustos.

Los Hermanos Bustos: Ya son parte de la historia musical chilena, los máximos exponentes de la música rancheras, llenos de clásicos populares como “la carta número tres” y con un público fiel que seguramente transformará “El Patagual” en un malón campesino.