Predicciones al Oscar 2016 – Nominaciones [2 de 4]

Temprano fue publicada la primera de cuatro entradas para desmenuzar las próximas nominaciones al Oscar, que saldrán este jueves durante la mañana. Cinco nuevas categorías se analizan acá desde todas sus posibilidades, en un examen profundo a la Academia y sus tendencias. 

Quiero comenzar esta entrega con acaso una de las categorías más sencillas este año para poder predecir. Todo parece indicar que el Oscar por Mejor Actor Principal ya tiene nombre y apellido, pero como estamos aún en la etapa de nominaciones, partamos por ahí.

Entre tres o cuatro cupos acá parecen seguros. Son las actuaciones de Michael Fassbender (Steve Jobs), Eddie Redmayne (The Danish Girl) y Leonardo DiCaprio (The Revenant) las más firmes. Matt Damon con su papel en The Martian también pareciera estar consolidado en el grupo de nominados, principalmente porque tampoco hay muchas otras opciones.

La última posición se la pelean entre cuatro actores: uno que parecía iba a ser su año y se desinfló, uno que nadie vio venir pero ahí está, uno que podría ser la gran sorpresa considerando lo visto el año pasado, y uno que realmente vamos a mencionar más por cariño que por opción real.

Son primero Johnny Depp (Black Mass), que empezó la temporada con una nominación segura pero su película se desinfló tanto que se aferra a esa quinta posición solamente con lo que le queda de uñas, siendo reemplazado seguramente por Bryan Cranston (Trumbo), quien corre por una película con pésima crítica pero que, sin embargo, trata sobre Hollywood, y ya sabemos lo mucho que le gusta a la Academia celebrarse a sí misma; además hay que tener en cuenta que Cranston viene con mucha popularidad después de su gigantesco papel y múltiples premios de Breaking Bad.

Las últimas dos opciones son Steve Carell (The Big Short), quien de anotarse una nominación acá podría impulsar su película a un nuevo nivel de favoritismo. The Big Short ha sido una inesperada competidora por el Oscar a Mejor Película, con un surgimiento potente en las últimas semanas, creyéndose inclusive que iba a destronar a The Martian por el Globo de Oro a Mejor Comedia/Musical. Finalmente no pasó, pero The Big Short sigue generando expectativas (se estrena en Chile este jueves).

Tampoco podemos olvidar que, de una forma u otra, Steve Carell logró hacerse un espacio en esta misma categoría el año pasado por Foxcatcher, cuando podíamos llenar hasta con diez opciones los nominados a Mejor Actor Principal. No es menor. Finalmente, Will Smith (Concussion) se quedó demasiado corto y llegó demasiado tarde a la temporada, pero lo mencionamos de todas formas.

Mi jugada:

1. Leonardo DiCaprio, The Revenant
2. Michael Fassbender, Steve Jobs
3. Eddie Redmayne, The Danish Girl
4. Matt Damon, The Martian
5. Bryan Cranston, Trumbo

Podría entrar:
– Steve Carell, The Big Short.

Intentar predecir los nominados a Mejor Documental es, acaso, una de las tareas más difíciles de este ejercicio. Tanto así que el año pasado ni siquiera me atreví, pero en esta oportunidad no quise quedarme corto, aprovechando una preclasificación de quince documentales que no sabía hasta este año que hacían.

Pareciera ser que los tipos de documentales nominados por la Academia se dividen en ciertos subgéneros: tenemos así documental musical, documental artístico no-musical, documental de problema social relevante que puede o no ser medioambiental, y documental bélico. De esta forma, reparten los beneficios para que todos queden felices.

¿Qué hay en documental musical este año? Dos: Amy y What Happened, Miss Simone? De entre ellos, el que parece dominar la temporada es Amy, figurando en muchas listas de críticos para Lo Mejor del Año. ¿Cuál es el problema? A veces no basta con dominar la temporada documental para ser nominado al Oscar y no sería primera vez que un favorito se cae (estoy pensando en Stories We Tell, por ejemplo, o en We Steal Secrets: The Story of WikiLeaks). What Happened, Miss Simone? sin embargo, también tiene una ventaja: fue producido por Netflix. De los dos años que Netflix lleva produciendo documentales, en ambos ha conseguido ser nominado al Oscar: primero con Al-Midan (The Square) y luego con Virunga.

Pero respecto a lo anterior, el documental de Netflix que debiese ser nominado este año es Winter on Fire: Ukraine’s Fight for Freedom, una cinta sobre la situación que ha atravesado Ucrania en este último tiempo, que pareciera ser más relevante que What Happened, Miss Simone? cuyo cupo musical sería ocupado por Amy. Así, todos felices.

Nos queda llenar tres cupos entonces. El documental artístico no-musical podría integrar a Listen to Me Marlon, película sobre el ícono del cine Marlon Brando, pero que acaso parece demasiado obvio para una categoría que muchas veces busca evadir la obviedad. Por eso, en la espera de un nuevo Finding Vivian Meier, no sé qué documental artístico no-musical podría entrar (¿Acaso Heart of a Dog, sobre el perro de un músico-pintor?)

El otro que pareciera seguro para entrar entre los nominados es la continuación de The Act of Killing, el increíble documental sobre el genocidio indonesio y sus perpetradores. Con The Look of Silence el realizador Joshua Oppenheimer centra su atención esta vez en las víctimas. Se espera una crudeza absoluta y una nueva nominación para este valiente equipo.

La crudeza también se pone de manifiesto en otros dos documentales que creo tienen reales opciones: Cartel Land, sobre la mafia de las drogas en la frontera entre Estados Unidos y México (ya que no van a nominar a Sicario, digamos), y The Hunting Ground (del mismo realizador del años atrás nominado documental The Invisible War), sobre abuso sexual en las famosas fraternidades universitarias. Polémico es poco.

Intentando buscar la polémica también aparece Going Clear: Scientology and the Prison of Belief, documental estrenado en Sundance el año pasado y que, para hoy, ya parece lejano en sus posibilidades. Sobre todo porque lo que yo entendí en su momento de este documental sobre la peculiar religión hollywoodense, es que no era especialmente bueno. Pero uno nunca sabe con la Academia.

Y para cerrar las opciones, menciono dos por la importancia de las personas: He Named Me Malala, sobre la joven Premio Nobel de la Paz paquistaní que aboga por la educación femenina en un contexto atravesado por la religión y la violencia terrorista; y Where to Invade Next, del alguna vez polémico y favorito realizador Michael Moore, quien no estrenaba una producción fílmica desde el 2009, pero que me da la impresión tampoco ha generado mucha expectativa.

Hay otros cuatro documentales en la lista de posibilidades, pero no me parece que tengan muchas opciones, si bien con esta categoría no se sabe. Y yo menos que nadie.

Mi jugada:

1. Amy
2. The Look of Silence
3. Cartel Land
4. The Hunting Ground
5. Winter on Fire: Ukraine’s Fight for Freedom

Podría entrar:
– Heart of a Dog (solamente porque falta un documental artístico no-musical)

Lo anterior fue excesivamente largo y complejo, así que para relajarnos un rato pasemos a una categoría, aunque no necesariamente fácil de predecir, al menos sí sencilla de hacerlo. Hasta Mejores Efectos Visuales aparece peleada este año, algo un tanto inusual, mezclando películas con mucho éxito en taquilla, junto a otras con mucho éxito de crítica; para colmo, también hay un tercer grupo con éxito de taquilla y crítica. Afortunadamente la Academia reduce las opciones sólo a diez.

Con la única excepción de Revenge of the Sith, la saga Star Wars siempre ha sido nominada a Mejores Efectos Visuales, por lo que sería extraño no ver a Star Wars: The Force Awakens conseguir al menos esta nominación, considerando además la increíble cantidad de dinero que está acumulando día a día.

Sin el mismo éxito en taquilla, pero siendo la película mejor recibida por la crítica el año pasado, con buenas opciones de ser nominada a Mejor Película inclusive, Mad Max: Fury Road parece también segura de anotarse una nominación acá. Es el mismo caso con The Martian, la cual seguramente consiga acá una más de varias.

Eso nos deja más o menos dos cupos abiertos, porque pese a que las dos anteriores no las veo acá con tanta seguridad como me gustaría, son potenciales nominadas a Mejor Película, algo que barre con todo. ¿Con qué llenamos esos cupos? Descartemos rápidamente a Tomorrowland, porque nadie sabe cómo llegó tan lejos en la nómina. Pero no es mucho más lo que podemos descartar. Quizás Ant-Man, pero fue nominada al BAFTA en esta categoría, que no es menor. Jurassic World parecería según esto la más débil, pero dinosaurios. Entonces Avengers: Age of Ultron, pero Hulk.

Me voy a detener, sin embargo, en las opciones que tienen las otras tres películas para llenar esos dos cupos, asumiendo que ninguna de las cuatro recién mencionadas logra entrar. The Walk, que se estrenó en algún momento de octubre en Chile, y no fue a ver nadie, parece tener una escena impresionante de efectos visuales que, al menos en norteamérica, dejó a todos con la boca abierta. ¿Pero quién vio The Walk? La tiene difícil, convengamos.

Con más fuerza, quizás, luego de ser nominada al BAFTA, aparece Ex Machina (que en todo caso es una película británica); sin embargo si me lo preguntan, no veo un uso de efectos visuales tan impresionante en esta cinta como en otras de las opciones. ¿Puede realmente ser nominada? Sin duda, sobre todo si consigue otras nominaciones posibles en Actriz Reparto, Guión Original y Diseño de Producción. Hasta de Mejor Película se habla. Podría sorprender.

La última, sin embargo, creo será la sorpresa: The Revenant parece ser una carnicería, con una dependencia importante en los efectos visuales, y con una fuerza cada vez mayor frente a esta temporada de premios. Lo veo posible.

Mi jugada:

1. Star Wars: The Force Awakens
2. The Walk
3. Mad Max: Fury Road
4. The Martian
5. The Revenant

Podría entrar:
– Ex Machina

Uno siempre puede mirar las películas favoritas para ganar el Oscar principal cuando quiere predecir Mejor Edición. Ese criterio sirve mucho, hasta que no. Y a veces hay sorpresas.

Pero las sorpresas son sorpresas, y uno tiene que devolverse hasta el 2011 para encontrar una película nominada a Mejor Edición que no haya sido nominada a Mejor Película: The Girl with the Dragon Tattoo. Todavía más, lo ganó ese año. Todavía más, los editores lo ganaron por segundo año consecutivo (The Social Network el 2010). Una gracia parecida logró el 2007 The Bourne Ultimatum, sorprendiendo con este triunfo sin ser nominada a Mejor Película. O sea de poder, se puede.

¿Cuáles podrían sorprender así este año? Acaso Creed o bien Sicario, aunque con esta última todavía no está dicha la última palabra y quién sabe si consigue colarse en Mejor Película. The Hateful Eight podría ser otra posibilidad.

¿Cuáles, por otro lado, corren seguras? Las tres favoritas hasta el momento, asumo: Spotlight, The Revenant y The Big Short. ¿Qué más podría completar la quiniela? Hay cuatro opciones, una con menos fuerza que las otras: Carol. Las fuertes: The Martian, Mad Max: Fury Road y Bridge of Spies. Aunque creo que la primera está segura, cuál de las últimas dos toma el cupo restante dependerá exclusivamente de su éxito general en las nominaciones al Oscar. Si Bridge of Spies tiene fuerza, pues esa; si Mad Max: Fury Road tiene fuerza, pues esa otra. Veremos.

Mi jugada:

1. Tom McArdle, Spotlight
2. Pietro Scalia, The Martian
3. Margaret Sixel, Mad Max: Fury Road
4. Hank Corwin, The Big Short
5. Stephen Mirrione, The Revenant

Podría entrar:
– Michael Kahn, Bridge of Spies

Por alguna extraña razón las categorías musicales este año se pusieron especialmente intrincadas para poderlas predecir. Por esto, sobre Mejor Banda Sonora Original hay mucho que decir.

¿Qué corre fijo? Ennio Morricone con The Hateful Eight. Es posible que lo gane, de hecho, porque la Academia no tendrá muchas más opciones de darle el Oscar al veterano compositor a quien nunca, salvo uno honorífico (que fue por lo mismo), han premiado.

Y el resto no sé. Hay un nivel muy alto de composiciones este año por parte de músicos no tan importantes; están los sospechosos de siempre; e inclusive una saga, cuya música es icónica, que vuelve a la vida.

Sobre los primeros habría que mencionar a Carter Burwell (Carol), con un trabajo íntimo, delicado y precioso que, inclusive si la película no registra mucho éxito con la Academia, podría ser nominado por su nivel de calidad. En la vereda de al frente, Harry Gregson-Williams pelea un cupo difícil por la especial y espacial música de The Martian, pero dado el desgaste de la cinta, tiene muy difícil entrar en esta categoría; tendría que conseguir una cantidad impensada de nominaciones. Más difícil aún la tiene Jóhann Jóhannson (Sicario), quien perdiera el Oscar el año pasado justo en el último momento, vuelve ahora para vengarse de quien se lo arrebató.

Alexandre Desplat. Uno de los compositores más laboriosos de los últimos años que, habiendo ganado el Oscar el año recién pasado, es posible sea omitido por lo mismo, y porque su trabajo en esta oportunidad corre con una película que llega a la mañana del jueves bastante debilitada: The Danish Girl. Es posible, pero no cuenten con ello. Otro sospechoso de siempre que vuelve a intentar una vez más ganar el Oscar es Thomas Newman, quien ha recibido 12 nominaciones sin ningún triunfo, transformándolo en el Roger Deakins de la composición musical. Con su potente trabajo en Bridge of Spies, Newman podría anotarse una décimotercera opción de estatuilla dorada.

Buscando su quinta nominación al Oscar, Howard Shore corre con cierta seguridad por su trabajo en Spotlight, una de las favoritas para anotarse la victoria mayor, lo que impulsaría al ya ganador de tres premios de la Academia a sumarse a este selecto grupo de nominados.

Cerrando el análisis, tenemos al omnipresente John Williams, quien regresó a la galaxia muy muy lejana para traernos la correcta y emocionante música para Star Wars: The Force Awakens, dándole un aire que será suficiente para una nominación, más por el impacto de su nombre y la película que por mérito musical, sin que esto signifique que no lo tenga. Pero por ser John Williams, quien podría alcanzar nada menos que su quincuagésima nominación este año, corre acaso por un carril distinto de seguridad frente a esta temporada de premios.

Mi jugada:

1. Ennio Morricone, The Hateful Eight
2. Carter Burwell, Carol
3. Howard Shore, Spotlight
4. John Williams, Star Wars: The Force Awakens
5. Thomas Newman, Bridge of Spies

Podría entrar:
– Harry Gregson-Williams, The Martian

Hasta aquí llegamos con esta segunda entrega de predicciones para la mañana del jueves. Queden atentos a mañana para las últimas once categorías.