Polémica: La cuestionada parcialidad del Presidente del Jurado de Viña 2017 ante cambio de letra en una canción

No hay duda de que este año el Festival de Viña ha tenido sabrosas polémicas. Ayer, además del cuestionamiento a la misoginia presente en los temas de Maluma, del incidente en la galería que casi le cuesta el éxito a Rodrigo Villegas y del mensaje pro vida que dio la intérprete cubana Danay Suárez al cambiar la letra de la canción que defiende, se agrega la reacción del Presidente del Jurado del certamen ante lo ocurrido en la Competencia Internacional.

Una vez que Rafael Araneda, animador del evento, explica que debido al cambio de letra en la canción durante la competencia, una situación totalmente nueva en el festival, la decisión final se pospondría hasta que el Departamento Legal pudiera revisar tranquilamente las bases del concurso. Por esta misma razón, Mario Domm, vocalista de Camila y Presidente del Jurado de Viña 2017, subió al escenario a aclarar lo que estaba pasando desde su perspectiva.

“Sucede que cuando uno escribe una canción, hay un apego por la letra. Uno escribe y termina la canción y siente que esa letra va a ser para siempre. Hoy presenciamos un acto muy atrevido, no sólo se cambió la letra, la mejoró en un 100%… Esto que está haciendo Danai es una cosa única. Nos paró los pelos a todos, todos los autores que hay en Latinoamérica van a defender esto”, dijo Domm en el escenario, dejando entrever que el resultado ya estaba claro y quitándole todo el suspenso a la situación.

Frente a unos incómodos participantes de España y México, los otros intérpretes que siguen en competencia, Domm volvió a la carga: “Necesitamos gente que se atreva a hacer cosas únicas, como es lo que acaba de pasar con Cuba. Las reglas son para romperse cuando se mejoran las cosas”. Y finalizó con una declaración que terminó por mostrar su propia preferencia: “Si Legal dice que no, Danay, yo te voy a regalar la Gaviota de Oro que gané con Camila. Te la vas a llevar para Cuba”.

En Twitter fueron varios los que hicieron notar la situación: en primer lugar, la deficiencia en las bases del concurso, que de ganar Cuba estarían validando la improvisación en la competencia musical más importante de nuestro país; y segundo, y lo más importante, la falta de prudencia y el marcado favoritismo de Domm en su rol de Presidente del Jurado.