Pedro Campos Di Girólamo se confiesa con Fotech.cl


Pedro Campos viene de una familia de estrellas. Es hijo de dos grandes íconos de nuestras teleseries: Cristian Campos y Claudia Di Girólamo. Luego de haber participado en “Maldita”, de Mega, llegó a Chilevisión para convertirse en el galán juvenil de “Graduados“, su nueva producción vespertina.

1. Cuéntanos de Martín, tu personaje en “Graduados”…
Martín es un adolescente de 18 años, vive con sus precoces padres quienes lo han criado de una manera bastante accidentada e inexperta. Esto ha dado como resultado que sea un joven bastante maduro para su edad, y que en hartos momentos se comporte de manera mucho más valiente que ellos a la hora de enfrentar situaciones conflictivas, sin que eso signifique que deje de ser adolescente. Es más bien tímido, le cuesta mucho relacionarse con el resto, sobretodo en su colegio. Se lleva mejor con su madre que con su padre, aunque ella lo trata como si tuviera cinco años y está siempre encima de él, mientras que con Pablo, su padre, nunca ha tenido una afinidad muy grande, pues se considera muy distinto a él. Su gran conflicto empieza cuando descubre que su padre podría ser Andrés, idea que en un principio obviamente le choca, pero luego comienza a aceptarla e incluso disfrutarla. Martín ve en Andrés un amigo de verdad, quien lo aconseja, lo trata de igual a igual, viven situaciones cotidianas como salir a un bar o jugar play, eso los hace entrar en una dinámica de amistad muy divertida, y bueno lo ayuda mucho también con Sofía, su amor del colegio.

2. ¿Cómo ha sido trabajar con Fernanda Urrejola, Ricardo Fernández, Marcial Tagle?
Con los tres ha sido muy entretenido. A la Feña no la conocía, pero de inmediato entramos en confianza y tuvimos muy buen feedback. A ella la encuentro una actriz muy talentosa y por qué no decirlo, hermosa. Tiene un misterio a la hora de actuar que provoca que uno quiera verla, tiene una presencia muy especial. Con Ricardo nos conocemos hace tiempo, tenemos muy buena onda desde siempre, ahora que estamos trabajando juntos ha sido la raja, además como yo estoy recién partiendo en esto, es bien apañador. Y con Marcial ha sido increíble, cuando supe que el iba a ser Andrés me puse muy contento porque lo considero un actor bien talentoso, lo he visto en teatro y me gusta mucho lo que hace. Acá en la teleserie tiene un personaje el cual es bien admirado por Martín, tienen una conexión especial ellos dos, y creo que hemos logrado eso, hemos tenido escenas muy divertidas, otras bien emotivas y compartir con el ha sido un gran aprendizaje, el tiene una energía actoral muy asertiva que termina siendo un gran aporte para todo el equipo.

3. ¿Qué diferencias tiene Martín con tu personaje anterior, Gabriel, en “Maldita”? ¿Sientes algún grado de presión por el hecho de ser de inmediatamente comparado con el similar argentino?
Tienen cosas parecidas quizás en como ven la vida, pero sus circunstancias y biografías son completamente distintas. Gabriel era huérfano, vivía con su abuela. Su gran objetivo era la tranquilidad y paz de la mujer que amaba, y estaba dispuesto a todo para lograr eso. Gabriel era muy maduro y transparente, un joven leal, muy sobreprotector con su mujer y la familia de ésta. Martín es más entretenido de interpretar en ese sentido, es más agitado porque tiene 18 años, es un cabro con las emociones a flor de piel, a pesar de que tenga esta madurez, o que no le guste la mentira por ejemplo, es un adolescente al fin y al cabo, lo que lo hace ser muy cambiante. Ha sido muy entretenido recordar un poco lo que fue mi propia adolescencia, o la de mis amigos en el colegio, la forma de comportarse frente a los papás, la rabia que provoca que estén todo el día encima tuyo preguntas tan simples como: “¿qué vas a hacer?” o “¿qué es lo que te pasa?”, que lo único que provocan finalmente son aumentar el odio hacia ellos. A esa edad también todo lo que tenga que ver con el sexo, o la idea de una relacion, sobretodo en Martín que es virgen en un principio, pero no tiene con quien compartir nada, y eso lo hace ser mucho mas para adentro. No tiene amigos, por eso cuando aparece Andrés también le aliviana un poco la carga al poder desahogarse finalmente y contarle a alguien todo lo que siente por Sofía. En cuanto a esa presión, no la siento en absoluto. Tengo muy claro que esta teleserie es una adaptación y es evidente que exista el traslado de una idiosincrasia, lo cual no es menor. Vi el primer capítulo de la Argentina y me pareció excelente, los argentinos tienen muy claro cómo hacer la comedia, sus actuaciones son muy naturales, por algo su teatro y el humor en general es bien así, pero no quise ver más para poder crear a Martín con más libertad, según lo que conversé con el director, como también la idea que uno mismo empieza a armar sobre el rol. Tenemos como base un guión increíble, pero ahora verán Graduados en versión chilensis.

4. ¿Cómo te tomaste las criticas y los malos resultados de “Maldita”? ¿Qué aprendiste de esa experiencia?
Obviamente fue fome para todos. Porque no fue simplemente por la teleserie en sí, sino que por decisiones que se escapan de los creadores artísticos del producto. Que el primer capitulo lo hayan anunciado a una hora y haya empezado a otra para mí no es menor, hay algo que se llama respeto por el público, y un canal debe tener eso muy claro porque finalmente ellos se deben a la gente que los ve. Por rating no me extraña que le haya ido mal, pues una teleserie que se emitía casi a medianoche no tiene mucha chance de ganar, sin embargo yo aprendí mucho. El que haya sido mi primera teleserie me dio muchas posibilidades de preguntar, de necesitar aprender cosas básicas para actuar en televisión, y los directores y el equipo eran súper generosos en ese sentido. El equipo de Maldita era un grupo de personas buscando reabrir un área dramática y eso le daba mucha humildad a la atmósfera de trabajo, lo cual para mí personalmente era preciso. Además de eso, los que veían la teleserie parecían disfrutarla mucho, me encontré con personas que me felicitaban, que estaban muy metidos con la teleserie, se entretenían viéndola y eso me dejó más que contento.

5. ¿Qué recuerdos tienes de “Blokes”? ¿Cómo llegaste a ser el protagonista del corto?
Blokes fue una experiencia increíble. Fue el primer acercamiento al cine que tuve, y con una directora talentosísima que fue Marialy Rivas. Una de las involucradas en el proyecto me llamó para que la directora me conociera en persona, ahí nos juntamos, conversamos del proyecto y me pasó el guión. Era una adaptación de un cuento de Pedro Lemebel que contaba la historia de un niño que se enamoraba de su vecino de al frente, que era como el winner del barrio, todo esto durante la dictadura militar. Dije que sí al tiro, no conocía nada del trabajo de Marialy, pero me pareció muy atractivo internarse en ese momento histórico, además que el guión era muy bueno, con muy poco texto pero muchos momentos cargados de miedo, de silencios, de sexualidad. Filmamos el corto en cuatro días muy intensos, la Marialy es muy buena para dirigir actores, para crear los momentos y dar el tiempo de que sucedan, y luego al ver el corto uno ve que también tiene el talento para hacer la pega completa, de edición, de tomas, de musicalización, etc. Hay algo muy bonito de este corto, que tiene que ver con la honestidad de la directora hacía su creación, de cómo defender este tema del cual se quiere hablar, lo que da pie a una veracidad profunda de las situaciones que se ven. Me acuerdo cuando filmamos la noche donde llegaban los milicos, nos llevaban para afuera y se llevaban a mi padre, de verdad fue muy fuerte experimentar ese nivel de violencia. Uno escuchaba a los más grandes y realmente los veía afectados por lo real de la situación que estábamos viviendo, y creo que eso también se traspasaba muy bien en la pantalla. Fue de verdad una de las mejores experiencias que he tenido por lejos en mi corta carrera.

6. ¿Harías desnudos en televisión? ¿Bajo qué condiciones?
La verdad cada vez me da menos susto eso de los desnudos. Creo que en cine me acomoda mucho más porque he tenido acercamientos a ello, con escenas de sexo y cosas así, y me he quedado con una buena sensación al ver el resultado. Además en la tele a los hombres sólo nos ven el poto, así que la verdad no me complicaría tanto jajaja.

7. ¿Cómo ha sido pertenecer a una familia de grandes y connotados actores nacionales? ¿Te pusieron problemas al momento de elegir esta profesión? ¿Te aconsejan?
Cuando entré a la escuela de teatro mi complejo por mucho tiempo fueron precisamente mis apellidos, me costó mucho sacarme esa carga de encima, hasta que comprendí que no se trataba de una carga sino de algo que finalmente era nada más, y cuando comencé a verlo de esa manera, me dije a mí mismo que era mejor aprovecharlo. Y no en el sentido del pituto, sino en el sentido de que ellos saben mucho más que uno porque tienen tu misma pega. A mis padres los admiro profundamente, siempre lo he hecho, y me encanta saber que puedo contar con ellos para cualquier cosa. Entender como funcionan las grabaciones en televisión no es fácil, pasa uno que esta más acostumbrado al teatro, pero ellos han sido unos guías la raja. Es un privilegio que aunque provoque rabia o envidia en el resto, no voy a renegar de él. Pero hay un equilibrio igual en eso porque también me gusta la autonomía que uno puede lograr en esta pega, me gusta que el tema de mis padres sea un complemento más que algo tan absoluto. Por algo estudié teatro, por algo me gusta tratar de entender las cosas mientras las estoy viviendo, me gusta ver el resultado de algo cuando uno se esfuerza por ello. Se pueden pedir muchos consejos y opiniones, a gente más sabia o menos sabia, pero finalmente las decisiones las toma uno. También creo mucho en el proceso, en el equivocarse, sobretodo en esta pega donde te dan ese espacio y los actores debemos aprovechar eso. El actor siempre esta muy expuesto y eso conlleva críticas, pero me agrada que sea así, me agrada que te digan que no estuviste tan bien, que puedes mejorar tal cosa, y que también puedas decidir que comentarios tomar y cuales no, para ir logrando hacer tu trabajo de la mejor manera posible y por supuesto de ir creciendo como actor.

8. ¿Conocías el sitio Fotech.cl? ¿Sabías que ahí cuentas con muchas y muchos admiradores a pesar de tu corta carrera en la televisión? ¿Qué te parece esto?
No lo conocía, ahora que me mandaste el link de la página lo vi y me pareció buenísimo. Me parece una buena plataforma para compartir opiniones y también creo que podría ser útil para que los mismos canales de repente vean esas opiniones y hagan estudios al respecto. Mira, hace poco un amigo me contó que vio una página mía de facebook y me dio mucha risa, también ahora que estuvimos en Viña por el festival, uno ve la recepción de la gente, sobretodo de las niñas, y es algo muy extraño y ajeno, pero divertido al fin y al cabo. Recién estoy cachando que la gente me está empezando a conocer, da nervio, pero siempre se agradece que tu trabajo sea valorado y admirado.

9. Estrenaron el primer capítulo de “Graduados”, ¿qué te ha parecido la recepción del público?
Estoy impresionado. Sabía que teníamos un buen producto, pero no esperaba tanta buena onda. En twitter nos han llenado de buenos comentarios, la mayoría de la gente coincide en que es una buena teleserie, que está bien hecha, agradecen mucho que existan los tiempos, las escenas más largas, una buena banda sonora, etc. Me parece una teleserie muy original, y eso corresponde a un sello. En el equipo hay y siempre ha habido una muy buena sensación sobre esta teleserie, y al ver los capítulos se confirma un avance importantísimo en el área dramática en cuanto a la calidad de las producciones. Espero que la gente la siga viendo y que se enganche, porque se pone cada vez mejor.

Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Pedro Campos viene de una familia de estrellas. Es hijo de dos grandes íconos de nuestras teleseries: Cristian Campos y Claudia Di Girólamo. Luego de haber participado en “Maldita”, de Mega, llegó a Chilevisión para c……

  2. Lindo Pedrito Campos