Pancho Superstar: el Salvador de Canal 13

Francisco Saavedra es uno de esos reconfortantes casos de meritocracia que hacen tener esperanzas en nuestra cada vez más vilipendiada TV. Después de años de boy scout televisivo, de cumplir roles secundarios en forma sumamente eficiente, como reportero y panelista de diversos programas e invencible generalísimo de campañas para Reina del Festival de Viña, ahora está en su mejor momento: es puntal de Canal 13 con “Lugares que Hablan”; fue genialmente imitado por Stefan Kramer en la última Teletón y salió recientemente elegido como Rey Guachaca en fallo fotográfico con el locutor radial “Pape” Salazar. Ahora se apresta a conducir “Lecciones de Vida”, programa del canal 13C donde entrevistará a personajes mayores de setenta y cinco años. Un lindo proyecto que le queda muy bien.

Si hace cinco años alguien hubiera planteado la posibilidad de competirle y ganarle en rating a “Morandé con Compañía” con un programa cultural, seguramente se habrían reído de él. Sin embargo, Pancho Saavedra con “Lugares que Hablan” consiguió esa hazaña imposible. Se podrá alegar que la TV Cultural tiene que ser mucho más que viajes costumbristas y gastronomía y que no se les da espacio a otras manifestaciones culturales como las artes y las ciencias, pero dado cómo están las cosas en la TV chilena, esto es un logro que merece ser valorado y que de alguna manera le indica el camino a la TV cultural. “Lugares que Hablan” es un programa simpático, piola, sano, agradable de ver y muy en la línea de lo que se hace en el 13C, Nat Geo o los Discoverys. Y gran parte de su éxito reside en el carácter sano y campechano de Francisco Saavedra, quien no tiene problemas en tratar de igual a igual con la gente. Los televidentes valoran y premian la cercanía y empatía, y eso es lo que entrega Saavedra.

El éxito ha sido tal que en “Bienvenidos” se han colgado oportunistamente del fenómeno y destinan gran parte de los programas de los lunes en repetir capítulos completos del programa, con gran sintonía por ahora. Esto es pan para hoy, pero puede ser hambre para mañana, pues por un lado pone en evidencia la crisis de ideas del matinal del 13, y por otra puede terminar desgastando a “Lugares que Hablan”.

Saavedra parece haber encontrado su nicho en la TV, y recién está empezando a explotarlo. Partió de abajo….de muy abajo, incluso superando trances personales muy duros. Ojalá mantenga la simpatía y humildad que lo ha caracterizado hasta ahora, y que son su mejor carta de presentación. Si sigue haciendo las cosas bien, podremos esperar mejores noticias del bueno de Pancho Saavedra en el futuro.