Pancho Saavedra reveló cómo logró superar su adicción a la cocaína

Como muchos saben, Francisco Saavedra es oriundo de Curicó. En la séptima región, el conductor del programa “Lugares Que Hablan” creció teniéndolo todo, hasta que decidió viajar a Santiago para meterse a estudiar Comunicación Audiovisual.

Fue allí cuando vivió uno de los episodios más duros que ha enfrentado en su vida. Según reveló el rostro de Canal 13 en conversación con Juan Carlos Valdivia en el programa “Algo Personal” de UCV TV, “salgo del cascarón y llego a Santiago y empiezo a estudiar Comunicación Audiovisual. Entonces (surgió la pregunta de) cómo me valido ante al resto, cómo me hago moderno. Tenía que validarme, tenía que existir y yo recuerdo que empecé a carretear mucho con mis compañeros, trataba de ir a todos los lugares. Una compañera me dice un día ‘Probemos cocaína’ y ahí estuve 3 meses metido, eran 3 o 4 veces a la semana. Gracias a Dios una prima mía me vio y me acusó a mi mamá”, consignó Página 7.

Al enterarse su progenitora, ella viajó inmediatamente a Santiago y llegó, sorpresivamente, al departamento de Francisco. “Llega una mañana y yo estaba despertando de una resaca y de repente siento que abren la puerta del departamento y empiezan a registrar todas las cosas y yo me paro asustado pensando que era la PDI (bromea), y era mi mamá”, contó.

“Fuimos a una clínica cuando ya me agarran mis papás, (…) donde era casi una terapia familiar. Me dio mucha rabia conmigo mismo. La enfermera le entrega el presupuesto a mi papá: eran 11 millones de pesos la desintoxicación”, narró Saavedra, agregando que su papá tuvo que vender un camión, el que era una fuente laboral para su familia.

Fue ese hechó el que dio click en Saavedra: “Yo me dije ‘pendejo de mierda’. Que mi papá tenga que deshacerse de una fuente laboral porque el niñito anda arriba de un canasto en Santiago, en ese minuto se acabó”.