Pablo Manríquez, productor del “Muy Buenos Días”: “TVN recuperará el lugar que tiene que tener”

Cambios, cambios y más cambios ha sido la tónica que ha marcado al matinal de TVN en los últimos años. En esta entrevista exclusiva, Pablo Manríquez aborda el trabajo que ha estado realizando estos meses, desde su llegada al canal estatal, en la reestructuración del programa incluyendo la llegada de nuevos rostros como Ignacio Gutiérrez y Carmen Gloria Arroyo. Tampoco dejó de lado su abrupta salida de “Bienvenidos” y los desafíos que se vienen de ahora en adelante.

Pablo, hace tiempo que no teníamos oportunidad de conversar, luego de tu compleja salida de Canal 13 y arribo en TVN. ¿Cómo ha sido tu regreso a la estación? ¿Cómo ha sido tu trabajo acá?

Bueno, la vuelta ha sido espectacular. Trabajé 15 años antes de irme a Canal 13, entonces volví a mi casa, todavía había mucha gente con la que yo trabajaba, mucha más de la que me imaginaba porque se hablaban cosas de TVN, pero todavía el ADN está ahí, está un poco alicaído, pero poco a poco se va a ir levantando. Feliz de poder de colaborar con un canal que uno lleva en la sangre. Con respecto al programa, llegué en la misma situación que estaba el canal, bien golpeado el equipo, muchos cambios en el último tiempo y eso genera una sensación de inestabilidad que hace muy difícil trabajar de buena manera. Entonces, lo primero, fue conocer a las personas que había ahí, tratar de darles seguridad y tranquilidad para que puedan trabajar, determinar tanto sus talentos como sus debilidades y así poder ordenar el equipo para finalmente sacar lo mejor de cada uno. En eso hemos estado, ejercitando lo que significa hacer un franjeado de 5 horas y media, había mucha gente nueva y otra que había trabajado en la televisión pero que nunca había hecho un matinal, entonces hay que explicar un poco qué es lo básico que se necesita para sostener un programa de estas características. Eso ejercitarlo todos los días hasta que sea una regularidad, un piso de trabajo y después, sobre eso, comenzar a construir con creatividad e ideas lo que uno quiere hacer, pero ya manejando el ABC y este periodo ha sido más o menos así.

Cuando llegaste al matinal comenzaste a hacer algunos cambios, sacaste a Begoña Basauri, trajiste a Karen Bejarano y otros panelistas. Al comienzo fuiste bien criticado por estas decisiones, ¿en qué te has fijado para decidir a quién dejar, sacar o traer?

A veces es muy difícil darle el gusto a todos y por la situación que estaba el programa, que había poca estructura, orden y fiato televisivo, era importante traer gente que tuviera más experiencia en televisión para poder afirmar esa parte rápido, porque las personas que estaban eran súper buenas, talentosas, pero algunos no tenían mucho oficio televisivo, entonces así se hace muy difícil. Si combinas eso con la situación que te decía del equipo y, además, súmale la situación del canal, es complicado sacar adelante un proyecto así. Hay que tomar medidas que a lo mejor no son del gusto de todos pero que te permiten ir solucionando los problemas con los que uno se encuentra para armar un programa de 5 horas y media que va cinco días a la semana.

No te dio un poco de susto cuando te ofrecieron venir a producir este matinal, primero por todo el tema de tu salida del “Bienvenidos” y, segundo, porque el “Muy Buenos Días” estaba peleando los últimos puestos en el rating.

Yo elegí estar acá, tenía ofertas de otros canales para hacer matinal, pero yo elegí TVN porque era más desafiante. Ya conocía el canal y, como te decía antes, es mucho más desafiante tomar un matinal que está cuarto y poder construir un poco desde cero, entre comillas. Es un momento mucho más refundacional de un equipo y de un programa, que tomar uno que está peleando los primeros puestos, donde se tienen que arreglar un par de cosas para hacerlo disputar el primer lugar. Yo creo que esto tiene otras cosas, es mucho más sabroso, motivante y desafiante. Lo mismo me pasó cuando me fui al 13, la gente decía ‘por qué te vas a ir a Canal 13 si ahí nunca ha funcionado un matinal’, yo decía bueno, con mayor razón, tiene que llegar el día que lleguen las personas correctas, que se arme el equipo adecuado y que logren hacer un matinal. Esto es finalmente un tema de contenido, de hacer el trabajo bien. Creo que quedó demostrado con la experiencia en “Bienvenidos”. Ahora en TVN con mayor razón, el desafío no es el mismo exactamente pero tiene esa cuota de dificultad que lo hace entretenido.

A veces la gente piensa que los resultados de los cambios son rápidos y exigen buenos números para mañana, les cuesta entender que esto es un proyecto a largo plazo…

Claro que sí y el canal lo ha entendido así también, afortunadamente, sino no tendría ningún sentido hacer lo que estamos haciendo. Con el momento de la televisión actual, con la competencia que hay en la mañana, si uno quiere hacer algo que perdure hay que trabajarlo… Lo que te decía antes, primero tomar medidas urgentes de corto plazo para mejorar los resultados, ahora ya, para empezar a pelear con los otros matinales. Después, hacer un trabajo de mediano y largo plazo para que esto vaya creciendo y perdure en el tiempo. Si uno quisiera mejorar los resultados en un día podría armar un programa para uno o dos días con efecto, algo efectista que tal vez aumente los resultados inmediatamente, pero al tercer o cuarto día esos efectos ya no van a resultar y vas a volver a la misma situación de antes. Hay que atacar todos los frentes al mismo tiempo y los plazos también.

De hecho ese trabajo del que tú hablas se ha comenzado a reflejar en el rating que poco a poco va subiendo, especialmente con la incorporación de nuevos panelistas como Ignacio Gutiérrez. Ahora nos sorprendieron anunciando a Carmen Gloria Arroyo. ¿Por qué te decidiste por ellos?

Porque no es ningún secreto que los rostros son el puente entre lo que nosotros hacemos y la gente. Necesitamos nuevos y buenos puentes en ese sentido. Ellos han llegado y han demostrado que tienen mucho oficio, que la gente los quiere mucho y se han podido sumar, Carmen Gloria ya pronto, y Nacho hace algunos días, para poder hacer un súper buen programa y para ir mejorando lo que estamos haciendo. Sumar talentos siempre va a ser bueno.

¿Pero por qué Nacho y Carmen Gloria y no otros?

Nacho, porque es un muy buen animador, se conecta mucho con la gente, es muy empático, tiene una historia de vida, ser de Constitución, que le permite hablar desde una posición que no estaba representada en el panel y hoy día ampliamos nuestro registro de voces, de ideas, de historias al sumarlo a él. Carmen tiene un oficio y sabe hacer televisión de manera muy entretenida. Aparte, tiene una profesión distinta a los demás, que es abogada, lo que también nos permite ampliar nuestro registro, de ver y conversar las cosas desde un punto de vista distinto. Eso es muy bueno, porque Chile hoy en día es muy diverso, las familias son diversas y nosotros tenemos que ser capaces de representar eso. Nuestra audiencia es cada vez más disímil y no nos podemos quedar atrás en eso.

Tienes a Pamela Lagos en tu equipo que también trabajaba con Carmen Gloria en “La Jueza”. ¿Harán alguna sección parecida a ese programa en el matinal?

Mira, lo de Pamela fue antes de saber lo de Carmen Gloria, no tiene relación, yo siempre había visto su trabajo y me parecía muy interesante la manera como ella comunica. Como profesional también suma una visión diferente y justo se dio que después llegó Carmen Gloria. Habíamos tratado de invitarla cuando yo trabajaba en Canal 13 y, claro, ella estaba trabajando de forma exclusiva para “La Jueza”, entonces cuando se terminó eso yo dije ahora es el momento, no pasó ni siquiera un día.

Comenzamos a ver un matinal más consolidado. ¿Seguirán habiendo más movimientos en el panel o por ahora nada más?

La constante en los matinales es el cambio, yo no concibo el programa de otra manera, siempre van a haber cambios, gente que se va a sumar, otros que van a estar en evaluación, a lo mejor van a salir o no. No es una amenaza, es la manera en que se hacen los programas no más. Esto es un trabajo, esta situación es parte del trabajo y como uno no puede sumar eternamente personas, obviamente eso siempre va a implicar que alguien tiene que salir. A lo mejor van a ser salidas temporales y vuelven después, no sé, se va dando de manera más orgánica.

¿Cómo ves el “Muy Buenos Días” frente a la competencia? Han cambiado mucho los escenarios y la pelea por el rating está mucho más accesible.

Todos tratan de reaccionar ante este escenario y es normal, sobre todo cuando uno de los actores de la mañana que no estaba metido en la pelea se empieza a meter. Es obvio que sea así, todos tratamos de hacer nuestro mejor esfuerzo con lo que tenemos, con nuestros equipos, las ideas, con las personas que trabajamos y está bien, finalmente el gran ganador es la audiencia, la gente.

Muchas veces leemos en redes sociales críticas a los contenidos de los matinales e incluso que han comenzado a dejar de ver TV en ese horario. ¿Crees que se ha ido perdiendo parte de la audiencia de la mañana?

No, se mantiene. En la mañana hay gente que ve televisión, hay fenómenos estacionales, como lo que pasa en el verano por ejemplo, eso hace variar. Pero sí, a la gente le interesa saber lo que está pasando en el mundo, en su comunidad, su país, su ciudad y los matinales somos un poco una ventana a lo que está pasando donde tú estás.

Luego de tu salida del matinal de Canal 13, con todo el tema de Nabila Rifo, ¿tomas medidas más estrictas a la hora de elegir y tocar los temas?

Lógico, de todo se aprende y generalmente cuando uno más aprende en la vida es con los golpes. Yo lo pienso y converso más veces con el equipo, estoy un poco más atento a todo. A diferencia de lo que hacía en “Bienvenidos” que era el Director General, ahora soy Productor Ejecutivo del programa entonces eso me permite también ser un filtro con la opción de ver y decidir lo que quiero poner en pantalla. Claro, eso también implica mayor responsabilidad, como dice Jaime, mientras más arriba subes al árbol más sopla el viento. Pero, soy un afortunado, hago lo que me gusta, puedo trabajar en lo que me gusta hacer, qué más puedo pedir.

Pablo, ¿te dolió la forma como se anunció tu salida de Canal 13?

Pucha, tengo como un acuerdo con Canal 13 de no referirme a eso…

Entonces cuéntame desde tu punto de vista personal…

Recibí mucho apoyo, fue impresionante, no me lo esperaba, de verdad fue malo. Obvio, pero por ese lado fue muy bueno, increíble, me llamaron personas que nunca pensé que me iban a llamar… Compañeros, ex compañeros, ejecutivos de otros canales solo para manifestarme su apoyo, personajes como Benito Baranda, de todo. De verdad no me lo esperé nunca, nunca… Por ese lado fue muy bueno porque además sucedió en un momento muy triste, porque tú trabajas con un equipo con el que te ves, a veces, más de 5 días a la semana, más horas de la que probablemente ves a tu familia, entonces cortar eso, dejarse de ver de un día para otro, es súper fuerte, es como que te quitaran a tu familia de un día para otro. El recibir ese nivel de apoyo fue súper emocionante.

Cuando se anunció tu salida del “Bienvenidos”, en redes sociales inmediatamente comenzaron a especular con tu llegada a TVN y que al final, como dice el dicho, “no hay mal que por bien no venga”…

Estoy de acuerdo, lógico, como te decía antes, también sirve para uno crecer y aprender. Es una industria chica, son cuatro canales, la gente en general que nos ve, la audiencia, es experta en televisión, ustedes lo demuestran con lo que hacen todos los días. Entonces, claro, la gente no se demora en sacar conclusiones que pueden ser acertadas o no, no digo que en ese caso hayan tenido razón, pero está bien, quién es uno para juzgar.

Según toda tu experiencia en televisión, ¿cómo ves el futuro de TVN? ¿Sigue siendo “el canal de todos”?

Yo creo que lo que están haciendo Jaime (De Aguirre) y los ejecutivos del canal, de sumar talentos y personas, hacer bien las cosas, va a hacer que pronto TVN recupere el lugar que tiene que tener. Este canal es un actor muy importante en la televisión chilena, tal vez el más importante, y eso hay que llevarlo al lugar de audiencia que se merece y que debe tener, por la importancia que tiene en la industria y lo importante que es para las personas. Yo creo que pronto va a recuperar el lugar.

Se viene el Festival de Viña del Mar, pero sabemos que el matinal se quedará en Santiago. ¿Por qué decidieron no ir a Viña?

Es un tema más de oportunidades y costos… un poco de todo. La verdad es que nosotros no fuimos los primeros en tomar la decisión de no ir, tal vez por el contrario, podría ser la oportunidad de aprovechar que los demás no van e ir, pero dada la situación en que está el canal y el programa creo que hay que concentrar los esfuerzos en otra parte en este momento, más que irse esos diez días a Viña y partir el año después de eso. Tenemos hacer otras cosas primero antes de pensar en hacer expediciones de ese tipo.

¿De qué forma lo cubrirán? ¿Alguna sorpresa?

Vamos a hacer el programa más entretenido, la crítica más sabrosa, mostrar el trasfondo de lo que no se ve ni se comenta con los mejores especialistas. Con esto, no dejar de tener presencia porque físicamente no vamos a estar, para nada, vamos a hacer un programa súper orientado a lo que pase en Viña y nuestros mejores equipos están destinados para ir a cubrirlo.