Pablo Macaya: “Creemos que hemos hecho todo lo que teníamos que hacer para que nos empiece a ir mejor”

Esta noche llega a las pantallas de Canal 13 “Veinteañero a los 40” su nueva teleserie que debuta después de Tele13. Allí podremos ver a Pablo Macaya en uno de los roles protagónicos. Sobre este nuevo personaje, la crisis en la televisión y su futuro laboral fueron algunos de los temas de los que conversó con Fotech.cl

Cuéntanos un poco de tu personaje…
Jano es un buen tipo que lleva veintitantos años, toda la vida, con la Rafaela. Somos dueños/socios de esta parrillada que es nuestro lugar de trabajo y por el cual hemos sacado adelante nuestra familia. Es un tipo que está profundamente enamorado de su mujer y que tiene muy metido el concepto de la familia, de cuidar a sus pollos, de cuidar a su grupo contra lo que sea. El problema que el ‘contra lo que sea’ es Pancho que viene despertando y es el gran amor de la vida de juventud de mi mujer. Ese es el problema.

En Soltera Otra Vez fuiste amado por la audiencia, en Chipe Libre te odiaron… ¿cómo va a ser esta vez?
Yo espero, me imagino, que la señora Juanita va a estar conmigo y  que el público se pondrá en el lugar de Jano.

Te va a tocar sufrir…

Sí, me va a tocar sufrir y bailar con la fea. Es harto raro… pero… y te digo que espero que la gente diga ‘oh, pobrecito’ y que no sea ‘oh, el malo’. Pobrecito porque el tipo se mueve por el amor, el amor es lo que lo moviliza. El amor por sus hijos y el amor por su mujer. La vida de él, lo que ha construido es lo que está en peligro y eso es lo que permite que cualquiera se pueda identificar. Como acción es muy potente para el personaje porque es vital el problema que tiene.

Canal 13 se ha tomado con calma este proyecto Veinteañero a los 40, ha ido grabando tirando las promociones. Todo ha ido paso a paso. ¿Se transmite esa tranquilidad al elenco?
Sí, porque estamos todos enfrascados en la mismo. Todos estamos trabajando con el tiempo que esto ha tenido, que ha sido un poco mayor que el normal. Tuvimos una pana entre esta producción y lo último. Entonces hemos visto, hemos sido testigos nosotros mismos del tiempo que ha requerido el guión, darle vuelta a los personajes, ensayar, de revisar, de ver, de repetir lo que creemos que es bueno repetir. Creo que este tiempo ha sido bueno porque nos ha permitido trabajar sin el apuro que te hace seguir para adelante no más e ir arreglando la cagá en el camino. Aquí hemos tenido el tiempo para ir acomodando bien la carga en el camino para no encontrarnos con cosas que no nos gustan a nosotros mismos, porque así es bien difícil reencantar y agradarle al público. Nos hemos tomado el tiempo para que nos guste a nosotros y eso es el primer paso para que nos vaya como queremos que nos vaya.

Desde tu punto de vista personal, ¿cómo es llegar a competir con Mega, que ha sido el ganador en todos los horarios? ¿Les afecta a ustedes como actores o ustedes hacen la pega y como vaya?

En el momento de trabajar es como lo mismo, o sea uno tiene que estar sometido a una exigencia igual. Te aseguro que ellos están trabajando con el mismo rigor o más, con la misma presión o más que nosotros que venimos de un periodo que no ha sido bueno. Al momento de trabajar, trabajamos como hay que trabajar: siendo rigurosos y exigentes con nosotros mismos. Pero sí, sabemos el escenario en el que estamos. Estamos aquí mismo y lo sabemos. Es díficil, súper difícil, complejo, porque ellos están allá arriba y es difícil entrar sin un piso que te lleve el sustento. Por lo mismo, se siente un poco de presión porque a nadie le conviene que a un canal le vaya mal. Creemos que ahora hemos hecho todo lo que teníamos que hacer para que nos empiece a ir mejor.

Se habla de un renacer de las áreas dramáticas porque vemos que TVN va a sacar nuevas producciones, se trajo a Sabatini. Por otro lado está Canal 13 con Veinteañero a los 40, se van a ver nuevos proyectos; Mega va a hacer nocturnas… Empiezan nuevamente a reflotar estas áreas ahora que se está acabando el fenómeno turco, ¿qué opinas de eso?

Ha sido esto este último tiempo, para el medio ha sido difícil porque han bajado el número de producciones. Pero también uno entiende que el deseo de contar con proyectos de ficción nacionales, yo creo que eso no va a parar y no va a desaparecer, el tema es qué modelo de negocios, qué forma y en qué formato y yo creo que eso va a seguir cambiando y creo que va a cambiar mucho más de lo que somos capaz de imaginarlo hoy. Pero yo creo que la ficción, los actores, los guionistas, los actores, los directores, los equipos técnicos van a seguir existiendo. Ojalá que la cosa estuviera un poco más equilibradas y que no fuera tan dramática los momentos malos aquí o donde sea, porque me tinca que gente sale de su pega y es gente que es muy capaz, que es muy profesional y lo ha demostrado y hoy queda sin pega. Y no te hablo solo de actores… Entonces, yo por lo menos no me declaro indiferente al medio como negocio, me interesa cómo va, cómo funciona, si funciona bien o más o menos, me importa mucho.

Tu contrato con Canal 13, ¿hasta cuándo es?

Mi contrato con Canal 13 termina pronto.

¿Te gustaría seguir acá?
Me gustaría seguir trabajando.

Por ahí nos hemos enterado que la competencia te ha echado el ojo…
Conmigo no han hablado… eso dicen siempre ¿cierto? (risas). Yo estoy bien, estoy enfocado en Veinteañero, y que nos vaya bien. Porque a esto hemos estado dedicados todo este año 2015. Lo que venga para después va a venir después. Si estoy aquí, yo voy a estar muy feliz, si es en otro lado, no lo sé.

Veinteañero a los 40, con comedia y drama…
Creo que está muy equilibrado. Hay personas que son muy entretenidos, muy graciosos, que le dan mucha alegría y liviandad a la teleserie como producto de entretención, de pasarlo bien, pero también está muy a la par con la emoción, sobre todo con la historia de amor. Eso es lo que hemos ido tratando de lograr. Que la gente no solo se ría y se entretenga, sino que también se emocione con lo que les pasa a los personajes.