Nueva temporada de “Informe Especial” comienza este lunes

Con el reportaje “Inmigrantes, la vida por cruzar” del periodista Alejandro Meneses, se inicia el nuevo ciclo del emblemático programa de TVN que está cumpliendo treinta años. En esta temporada el espacio que encabeza Santiago Pavlovic también tendrá reportajes de las periodistas Carola Fuentes, Patricia Venegas, Mónica Pérez, Paulina de Allende-Salazar y Consuelo Saavedra, quienes abordarán temáticas que van desde la mirada sobre los conflictos en Ucrania y Gaza, pasando por temas de educación y denuncias.

Para el reportaje número 898, “Informe Especial” investigó la impactante realidad del tráfico de personas en la frontera norte chilena. Una estricta ley de extranjería y el aumento de personas que llegan a Chile para cumplir el sueño de instalarse en este país para trabajar y prosperar, provoca que cada día en los pasos fronterizos se acumulen personas que no pueden entrar a nuestro país. Desesperados, estos inmigrantes quedan a merced de traficantes de personas que les cobran y los hacen arriesgar sus vidas con la promesa de cruzar.

Un equipo del programa también estuvo en África donde cada semana cientos de inmigrantes subsaharianos también arriesgan sus vidas para pasar la frontera en búsqueda de prosperidad. Al igual que en el límite chileno ellos son víctimas de las mafias de tráfico de personas. Dos historias de una misma realidad.

Esto en el contexto de un mundo cada vez más globalizado, donde Chile ostenta tratados de libre comercio con más de cincuenta economías del mundo. Las mercancías tienen hoy libre tránsito para traspasar nuestras fronteras, no así las personas.

La ley de extranjería chilena data de 1975. El próximo año cumplirá 40 años. Tal vez demasiados para una época donde se ha cuadruplicado el número de inmigrantes. Fue creada en los albores de la dictadura militar y en ella se considera al inmigrante como una potencial amenaza. Un concepto que ha cambiado, donde hoy las personas que llegan a instalarse en un país para establecerse y trabajar son consideradas como un aporte para la sociedad. Ver al migrante como una oportunidad es el sello que se espera imprimir a la nueva ley.