Nostalgia: 7 teleseries que nos gustaría volver a ver

Hace unas semanas les contábamos sobre el canal Rec TV, perteneciente a la franquicia de Canal 13, una señal de cable que transmite programas y teleseries de antaño del ex canal del angelito. A raíz de esa nota es que quisimos exponer aquí siete producciones nacionales que nos gustaría volver a ver, aunque no necesariamente hayan sido transmitidas por esa estación.

1. Los Títeres: Teleserie de 1984, original de Sergio Vodanovic. Esta producción ha sido catalogada por muchos críticos y personas relacionadas al medio audiovisual como “la mejor teleserie chilena de todos los tiempos” por su estructura dramática y su psicología en los personajes. Es la historia de Artemisa (Claudia Di Girólamo), quien es víctima de una cruel broma por parte de su prima Adriana (Paulina García, Gloria Münchmeyer) y sus amigos, por lo que se va del país y vuelve después de varios años en busca de venganza. Las nuevas generaciones, que hoy manejan en su mayoría las redes sociales, no tuvieron la oportunidad de verla, por lo que su retransmisión podría darle el reconocimiento que merece.

2. Ángel Malo: Esta historia del año ’86 fue retransmitida dos veces por Canal 13, el ’91 y el ’94. Es un ícono entre las teleseries chilenas, pues la protagonista, Nice, interpretada por Carolina Arregui, era una mezcla entre heroína y villana, pues era capaz de cualquier cosa para conseguir sus dos metas en la vida: salir de la pobreza y conseguir el amor de Roberto (Bastián Bodenhöfer). En la página de facebook de nuestro portal, los usuarios en masa expresaron su deseo de volver a ver este clásico en Rec TV.

3. A La Sombra del Angel: Teleserie de 1989 de TVN, original de Néstor Castagno. ¿Por qué la queremos volver a ver? Porque trae una historia novedosa que se desenvuelve en tres generaciones distintas: Isabel Torreblanca (Nancy Paulsen) y Humberto Valle (Remigio Remedy) se conocen en la década de los 40s, al ritmo de tangos y la orquesta de Glenn Miller, y prometen, bajo la sombra de la estatua de un ángel, amarse por siempre. Aunque son separados por la intrigante Eliana Riesling (Francisca Castillo), se reencuentran en la década de los 60s, pero no es hasta en los 80’s donde consiguen juntarse y cumplir su juramento. Cada etapa de esta teleserie tiene su propia banda sonora.

4. Bellas y Audaces: Esta producción marcó una época cuando fue transmitida. Su banda sonora fue la primera en una teleserie chilena, donde destacaban temas de Eduardo Valenzuela, Myriam Hernández, Chayanne, Mecano, entre otros, y el disco fue un éxito en ventas. La trama ocurre principalmente en una peluquería y sus protagonistas, bien como lo dice el título, son mujeres: Kiki Blanche (Luz Jiménez) es la matriarca, quien en secreto cría a su nieta como si fuera su propia hija.

5. Adrenalina: Marcó el inicio en la carrera como guionista de Pablo Illanes y se convirtió en un referente para la juventud de la época. Causó polémica en la sociedad, ya que todas las escolares querían ser como la rebelde Alejandra Opazo o la inocente Kathy Winter. El carrete desenfrenado y los problemas que afectaban, en ese entonces, a la juventud dejaron a “Adrenalina” como un imperdible.

6. Fuera de Control: Pese a que perdió con su competencia directa, La Fiera, la teleserie en la que Pablo Illanes homenajeó a “Los Títeres”, quedó en la retina de mucha gente quienes la calificaron como “de culto”. Su historia llena de violencia, drama y personajes complejos psicológicamente la dejaron como una de las grandes producciones nacionales. ¡Cómo olvidar el cover de Beto Cuevas al clásico “Trátame Suavemente” de Soda Stereo!

7. Santiago City: En 1997, Mega sale a la batalla con esta historia que sólo duró unos pocos capítulos por el bajo rating que promedió. La leyenda urbana dice que fue grabada completa, por lo que sería interesante darle una nueva oportunidad, quizás en otro horario, y evaluar en estos tiempos si en realidad fue merecida su cancelación.

8. Como bonus track, nombraremos una producción extranjera, Cuna de Lobos, telenovela mexicana transmitida en 1986, y que nos presentó a la mejor villana de todos los tiempos de la tv azteca: Catalina Creel, interpretada por María Rubio, una mujer quien le hizo creer al mundo entero que su hijastro José Carlos (Gonzalo Vega), le arrancó su ojo derecho jugando con un trompo. Una de las particularidades de Catalina Creel, es que cambiaba el color de su parche dependiendo del vestuario.