Mey Santamaría y su llegada al Festival de Tierra Amarilla: “Es un espaldarazo grandísimo del canal”

Ayer La Red realizó el lanzamiento oficial de la tercera edición del Festival de Tierra Amarilla. En esta ocasión será Ignacio Franzani quien conduzca el evento. Pero no lo hará solo. El día viernes, Mey Santamaría subirá con él al escenario Eladio Rojas, convirtiéndose así en su primer festival televisado. Sobre cómo se prepara y sobre cómo ha sido el 2015 para ella conversó en exclusiva con Fotech.cl

¿Cómo te enteraste que serías una de las animadoras?
Pues mira, fue muy emocionante. La confianza que el canal está depositando en mi es bastante grande, estoy muy agradecida no solo del alcalde (Osvaldo Delgado) sino de todos los ejecutivos de La Red que contaron conmigo para este desafío ya que el año pasado le fue muy bien al canal y al Festival de Tierra Amarilla. Entonces la responsabilidad este año es aún mayor. Tenemos que seguir elevando la sintonía, la participación de la gente, que queden todos felices y contentos. Sobre todo una doble responsabilidad porque este año ha sido muy duro, todo el 2015 ha sido muy duro para la gente del norte, no solo de Tierra Amarilla sino también de Chañaral, de Diego de Almagro, Copiapó. La invitación es que se sumen todos a esta gran fiesta donde pretendemos llevar la mejor de las energías, alegría y sobre todo mucho optimismo para seguir levantándonos de esta catástrofe natural. Hay unos invitados nacionales e internacionales muy buenos y muy entretenido. Estoy contenta, feliz. Me preguntaban recién si estoy nerviosa y la verdad es que no porque he animado otros festivales, claro que no televisados como este, pero lo que más me gusta de los festivales y de los eventos en general de las empresas o cuando uno va a las municipalidades, es el feedback de la gente. Esa energía exquisita que se produce que tú la llegas a sentir en el escenario. Eso me tiene feliz, me tiene contenta, me tiene con adrenalina, no con nervio, pero esa cosa rica.

Tú misma mencionabas que este es tu primer festival televisado, ¿cómo te preparas para ello? ¿En qué se diferencia esto con los otros festivales y/o eventos que has animado?
Hay ciertas pautas que hay que seguir. Ponte tú cuando hago mis animaciones soy muy espontánea y al ser televisado uno tiene que tener un poco de espontaneidad, sí, pero también hay que seguir ciertas pautas y para eso me voy a preparar con Claudia Berger, que es una excelente profesora que siempre ha estado presente en los hitos más importantes de mi carrera televisiva y estoy muy confiada de que me va a salir bien. Estoy acostumbrada a subirme en escenarios grandes y es solamente como pegar esta mezcla de televisión con evento en vivo. Espero dar lo mejor de mí, espero que me salga todo bien y cerrar un año o abrir el comienzo de un año 2016 arriba, bien, exitoso, porque después de que estuve mucho tiempo fuera de la televisión volví justo después de tener a mi guagua, a mi casa televisiva que siempre ha sido La Red y que hayan depositado esta confianza, la verdad, me tiene feliz. Estoy así como inflada.

¿Cuál es el sello que quieres dejar en el escenario de este Festival?

Yo te diría que ser quien soy, la que la gente conoce, la que la gente quiere, porque yo estoy muy agradecida de Chile. Yo recibo mucho cariño a los lugares que voy, en el norte en especial estoy muy acostumbrada a hacer eventos en la minería para los mineros y sus señoras. Siempre recibo mucho amor, mucho cariño y lo que pretendo en el fondo es sumarme a lo que ya es el Festival de Tierra Amarilla dándoles alegría, frescura, espontaneidad y toda esa energía que necesitamos para que sea un festival exitoso.

¿Cómo calificarías este 2015?
Qué quieres que te diga, ya el solo hecho de haber llegado mi hijo en diciembre del año pasado fue un hecho que ha marcado mi vida y más encima no vino con la marraqueta bajo el brazo, vino con la panadería completa porque al mes me llamó La Red para integrarme de nuevo al canal y la verdad es que ha sido un año donde estoy disfrutando lo mejor de la vida. Siempre lo digo, o sea, si hubiera sabido que tener hijos era tan gratificante, que te hace sentir tan exitosa, porque eso es lo que realmente.. Me gusta mi carrera, me gusta lo que hago, las animaciones y todo, pero lo que realmente me ha sentido ser exitosa en esta vida fue el convertirme en madre. Por eso también he dado la lucha con la Fundación Queremos Ser Padres para ver si podemos ayudar a las más de 350 mil parejas que todavía no lo logran. Pero bueno, ha sido una mezcla de emociones muy alegres, muy positivas, de trabajo, de volver a la vida laborar en televisión, porque yo sigo haciendo animaciones de eventos, y bueno en esta lucha de tantas familias y tantas parejas que están en la búsqueda de ser padres.

Durante el año tuviste que enfrentar la cancelación de tu programa “La Tarde de Todos”, ¿cómo viviste esa situación?
En su minuto fue triste porque, la verdad es que veníamos como avión. Era un programa que era muy aceptado a la hora que lo estábamos dando y estábamos gozando de buena sintonía cada día. Alcanzó a estar muy poco, pero obviamente era el último programa que llegó a la parrilla de La Red y debido a la crisis que ha habido no solo en este canal sino en todos este año, porque la publicidad se está moviendo a otras plataformas ya no está solo en la televisión sino que se está yendo a las redes sociales. Debido a esta crisis, claro, lo bajaron pero volví al “Así Somos” que es mi programa emblemático de toda la vida y que hizo que la gente me conociera tal y cual soy y que hizo que la gente me quisiera tal cual soy, con mis defectos, con mis virtudes y estoy muy feliz, no puedo pedir nada más. Más encima ahora me llaman para ser la animadora de Tierra Amarilla. Ha sido un espaldarazo grandísimo del canal.

¿Cuáles son tus expectativas para el próximo año después de este desafío?
Espero seguir en La Red. Yo siempre lo he dicho, no soy muy ambiciosa, al contrario, soy muy agradecida y el solo hecho de vivir hace 21 años en Chile, de haberme ganado el cariño de un país completo, sin hacer grandes esfuerzos, si no que siendo tal y como soy. De tener un hijo, un marido chileno que adoro por sobre todas las cosas, de lo feliz que soy en mi vida personal, mi familia sana… La verdad que no pido mucho más. Estoy perfecta, estoy bien, que sea lo que Dios quiera pero siempre para mejor. Nada que me haga retroceder. A esta altura de mi vida lo que marca es la salud de los míos, de los cercanos, por lo demás todo fluye, todo siempre es para mejor.