Matías Assler: “Voy a seguir surfeando toda la vida”

Luego de saltar a la fama como “Nacho”, el hijo que fallecía y hacia girar la trama de la nocturna “Vuelve Temprano”, Matías Assler vuelve en “Caleta del Sol” como Vicho Foster, un viñamarino que llega al lugar y que de a poco comienza a integrarse a la discusión medioambiental que será el motor de la nueva teleserie vespertina de TVN, que comienza hoy.

Assler, quien lideró la votación en nuestro sitio como el galán preferido de las próximas vespertinas con 32% de los votos, tuvo que aprender a surfear para este personaje, deporte que lo tiene muy contento y motivado a continuar, aún cuando termine de grabar su nuevo proyecto.

Descríbenos tu personaje…
Mi personaje se llama Vicente Foster y le dicen Vicho. Es un surfista que viene de Viña del Mar y que llega a Caleta del Sol en busca de la gran ola. Llega en su combi junto a su polola Catalina, que es Valentina Carvajal, y de a poco se empieza a interesar en todo lo que está pasando en la caleta, principalmente con relación a la termoeléctrica que quieren instalar. Ahí él se empieza a sentir parte de la comunidad y de lo que es defender este lugar; las termoeléctricas cambian mucho las corrientes del agua, hay mucho de esos temas que les influyen a los surfistas por lo que hemos estudiado y aprendido con la Vale.

¿Cómo te preparaste para el personaje? ¿Sabías surfear?
No, no sabía, por lo que tomamos clase. Empezamos de a poco y yo me motivé harto; estoy yendo los fines de semana, cuando puedo, a surfear. También me fui unos días a Perú a entrenar. Entrenamos dos veces al día: nos levantábamos a las ocho y después a las cinco de la tarde de nuevo al agua. Eran como cuatro horas diarias y ahora ya estamos “corriendo” olas, así que estamos súper contentos, voy a seguir surfeando toda la vida.

¿Cómo fue integrarte a la teleserie? Tu personaje de “Vuelve Temprano” igual era de menos participación…
Claro, en “Vuelve Temprano” tenía pocas escenas al día, incluso no grababa siempre. Ahora tengo muchas más escenas y creo que estar en la nocturna me ayudó a aprender como es este trabajo, a poder actuar más relajado. Es distinto a actuar en el teatro, que es lo que uno viene haciendo hace cuatro o cinco años, en la escuela; pasar de eso a de repente enfrentarte a un set con muchas cámaras, con mucha gente y un director, mucha información que uno no conoce y que tiene que aprender de a poco. Creo que a mí me sirvió harto, ahora hay días que a veces tengo hasta catorce escenas, lo que es todo el día grabando y ahora lo tomo mucho más normal, más relajado.

¿Como te sientes ante tu competencia (“Pituca Sin Lucas” de Mega y “Valio la Pena” de Canal 13)?
Estoy más que nervioso, un poco ansioso. Confío en lo que hicimos, el material que tenemos, lo que hemos logrado como elenco. Creo que nos ha unido mucho el hecho de salir a locaciones en regiones. Creo que también es un desafío competir con las otras apuestas de los otros canales. En este momento hay harta competencia y me parece bueno que hayan muchas teleseries, porque así nosotros los actores tenemos mucha más cabida, muchos más personajes, mucha más pega, porque igual es difícil sobrevivir en el ámbito del teatro. Me parece bien que los canales abran más áreas dramáticas porque así se genera más pega a los actores, que es poca creo yo.