María José Illanes: “TVN está capacitado para seguir adelante de la mejor manera”

La actriz, cuyo contrato con la señal estatal finaliza durante el 2015, está por partida doble en pantalla, y es que mientras interpreta a la villana Victoria Mondragón en “El Regreso”, cada miércoles la vemos en un nuevo capítulo de “El Reemplazante”, en donde da vida a Lucía, una mujer que se debate entre el amor con el profe Charlie (Iván Álvarez de Araya), y la extrema rebeldía de su hijo, el polémico Munizaga (Rafael De la Reguera). Aquí, en una entrevista armada por las diversas preguntas de nuestros foristas, nos cuenta de eso, de cómo vio la salida de Quena Rencoret, y de algunos de sus roles más destacados.

¿Qué papel juega en tu vida, tu familia, con respecto a la decisión de tu carrera de ser actriz?
Siempre quise ser actriz. Desde que soy muy chica. Estaba entre teatro o música, y como en mi familia hay varios artistas jamás se cuestionó mi gusto por la actuación. Todo lo contrario fui bastante estimulada. De niña mi papá me llevaba mucho al teatro y al circo, y cuando terminaba la función me llevaba a los camarines a saludar a los actores. Creo que eso también influyó, me encantaba ver todo ese mundo que existía detrás del escenario.

Hace unos días se supo de la renuncia de Quena Rencoret y otros personeros del área dramática de TVN ¿Cómo has visto todo esto?
Por un lado, es una gran noticia que se abra una nueva área dramática, significa más trabajo para todos los que trabajamos en este rubro y además aumenta la competencia, lo que significa que la calidad y el resultado de cada teleserie tendrán que ser mejor. Además creo que es un gran desafío y una oportunidad maravillosa para la Quena y el equipo que partió con ella, armar un área dramática. Sé qué les irá increíble y harán un gran trabajo. La verdad es que es imposible que sea una mala noticia. Yo me lo tomé bien.

Ahora por otro lado eso no significa que haya sido una pena tremenda perder en el área dramática a nuestras cabezas, a nuestros jefes, es una gran pérdida para TVN. Es preocupante la verdad, imposible que no lo sea, pero estoy convencida de que todos estos remezones y cambios inesperados y fuertes solo pueden traer cosas buenas a futuro. En este minuto están buscando a la persona que tomará el rol de la Quena. Habrán cambios, entrara gente nueva, con nuevos aires e ideas, y además todavía quedan personas expertas y muy talentosas en el área. No todos se fueron. Somos un gran equipo. Sin duda TVN está capacitado para seguir adelante de la mejor manera.

Actualmente estás en pantalla, con la primera serie en la que participas ¿Cómo fue la experiencia de hacer “El Reemplazante”?
Maravillosa. Haber sido parte de esta serie ha sido de las mejores cosas que me han pasado en televisión. Es una tremenda serie, con una historia potente, actores de lujo, un equipo técnico impecable, y con una dirección sensible y jugada. Lo pase increíble, los mejores recuerdos sin duda. Le tengo mucho cariño a “El Reemplazante”.

Además de eso, estás en “El Regreso” ¿Cómo ves que Victoria pueda convertirse en la asesina de la historia?
En la historia aún no se sabe quién es el asesino o asesina, así que no puedo adelantar detalles de cómo sería el desarrollo de Victoria en la trama y menos poniéndonos en el caso de que ella lo fuera. Inevitablemente tendría que contar que es lo que se viene y prefiero sólo adelantarles que todos los personajes se irán agudizando y defendiendo lo suyo cada vez más. Habrá un vuelco importante muy pronto. Esta historia cada vez es mejor.

¿Te molesta que se te haya encasillado en papeles más antagónicos o de villana?
No, nada. Al contrario para mi es lo más entretenido que te puede tocar. Además que he tenido suerte porque me han dado varios antagónicos, pero todos han sido muy diferentes entre sí.

Además últimamente te hemos visto desempeñarte con papeles más dramáticos ¿Qué género prefieres, drama o comedia? ¿Te gustaría volver a hacer comedia?
Me gusta tanto el drama como la comedia, pero no he tenido la oportunidad de hacer comedia como me gustaría hacer. En “Lola” tenía un personaje de comedia, la Trini Norambuena, pero eso fue hace mucho tiempo. Me encantaría poder desarrollar más la comedia en televisión, es un género que me gusta mucho y que me siento muy cómoda haciéndolo.

Participaste en “La Familia de al Lado” y “Su Nombre es Joaquín”, dos teleseries en donde tus personajes enfrentaron o un ataque, o la muerte ¿En cuál crees que se justificó mejor por su historia?
La verdad es que creo que en las dos teleseries se justificaba. En “La Familia de al lado”, teleserie que le tengo un especial cariño, creo que el Chascas fue muy inteligente en escribir que Rebeca tuviera un accidente minutos después de descubrir la verdad. Ese ingrediente que le dio a la historia fue genial, porque Rebeca pasó a convertirse en los ojos del público. Sólo ella y el público sabían la verdad. Y que más intrigante y entretenido para una historia que sólo un personaje lo sepa, y que ella esté incapacitada para hablar y contarla. Rebeca era demasiado inteligente y se convirtió en un personaje peligroso para Gonzalo (Álvaro Rudolphy). Era lógico que él buscara matarla.

Y con Dolores si bien la pobrecita no merecía morir, también está justificada su muerte porque en la teleserie todos morían. Todo el pueblo se enfermaba y empezábamos a matarnos unos a otros, solo quedaban Magdalena (Luciana Echeverría), su hijo y Alonso (Francisco Pérez-Bannen). Así estaba planteado.

Y dentro de esos personajes, Rebeca y Dolores ¿Cuál te gustó más?
Con Dolores me conecte mucho con su historia familiar y el abuso que había tenido por su padre durante años. Interpretar a una mujer violada por el padre es muy complejo, por eso traté de hacerlo con toda la verdad y el cuidado que merecía. Con sólo leer las escenas me daba una pena terrible y entendía perfecto la amargura con que ella veía la vida. Fue un proceso inolvidable, lo pase increíble, y siento que aprendí y crecí muchísimo como actriz. Además que por otro lado también era entretenido porque a la pobre Dolores todo le podía suceder, porque tenía mala suerte, porque estaba destinada a sufrir, por ende le pasaban muchas cosas, y cosas realmente insólitas y macabras.

Pero a Rebeca le tengo un cariño especial y por eso, si tengo que decidirme entre las dos, elijo a Rebeca ¡Creo que Rebeca era tota! Pasó por todas. Fue mala, envidiosa, mentirosa, manipuladora, pero de a poco se fue convirtiendo en heroína. Protegió a su hermana con la vida, fue fiel a don Renato (Jaime Vadell) como la mejor aliada y fue la mejor detective de todas. La verdad es que darle vida a Rebeca fue muy alucinante, la historia que escribió el Chascas para Rebeca estaba siempre llena de sorpresas y giros. Me encantaba la personalidad de Rebeca. Como partió siendo la hermana envidiosa odiable a ser la más inteligente de todas. ¡Grande Rebeca! Además que gracias a ella me atreví a cortarme el pelo corto como hombre, que por iniciativa propia jamás me lo hubiese cortado tan corto y la verdad es que me encantó, de hecho cuando terminé de grabar quería dejármelo corto por más tiempo, pero era bueno dejármelo crecer para los siguientes personajes.

Siguiendo con “La Familia de al Lado”, en los chascarros de TVN siempre muestran que te caíste en el set de la teleserie ¿Qué pasó? ¿Hubo alguna consecuencia?
Jajajaja, ¡ninguna consecuencia! Me caí porque pisé mal un escalón y volé. Fue divertido nos reímos mucho.

¿Qué se siente haber debutado con un papel de escolar y que ahora te den solo mayores a tu edad real?
Lo tomo más como un elogio, y un desafío mayor, que como algo negativo. Estoy muy agradecida de la confianza que han tenido en mí con cada personaje que me han dado. Todos los personajes han sido de un grado de complejidad no menor y frente a eso solo puedo sentirme feliz.

¿Con cuál de tus personajes te has representado más?
Difícil, son todos bien distintos a mí. Pero todos tienen algo mío, y otras cosas que admiro y que me gustaría tener. Creo que también cuando uno construye los personajes además de llenarte de imágenes, películas y referentes, finalmente siempre tienen algo de ti. Tú los construyes, le pones tu punto de vista, independiente a lo que este escrito, y esa construcción está llena de deseos ocultos, de similitudes con algunos personajes donde le regalas cosas tuyas, de reacciones que jamás tendrías y que quizás nunca llegues a estar cerca de tenerlas, etc.

En fin, esa es la magia de la actuación. Eso es lo maravilloso de este trabajo. Yo juego a construir personitas llenas de vida y que se sostengan en el tiempo.

¿El rol más sufrido que interpretaste?
Dolores sin duda.

Has estados en teleseries diurnas, vespertinas y nocturnas ¿Qué horario te acomoda más?
Me gustan los tres.

¿Qué formato televisivo prefieres? ¿Serie o telenovela?
Los dos son distintos y me quedo con los dos. A mí lo que más me gusta de las teleseries es tener que construir un personaje que dura ocho meses de grabación, y que realmente tal como es la vida real, no sabes a que se enfrentara capítulo a capítulo. Hay teleseries en que te entregan todos los capítulos y tienes la posibilidad de ver el viaje y la historia que tendrá tu personaje, pero por lo general no es así. Uno comienza a grabar con diez capítulos más o menos en la mano, y tienes una breve idea de que camino irá abordando tu personaje, pero en la práctica lo vas viendo casi sobre la marcha. Eso para mí es alucinante, porque estas permanentemente creando y sorprendiéndote de los giros que va teniendo tu personaje. Armar un personaje que se sostenga durante ocho meses es un trabajo de joyería y si te lo tomas con esa seriedad, el trabajo se puede convertir en lo más delirante del mundo. Eso es lo que más me gusta de las teleseries.

En las series en ese sentido se parecen, o por lo menos la experiencia que tuve yo. A mí también me pasaron los capítulos sobre la marcha pero en este caso son solo doce capítulos, no noventa o cien que acostumbran las teleseries. En eso ya se marca la diferencia, en las series tienes más tiempo. Si la teleserie es una montaña rusa en las series tienes todo el tiempo del mundo para construir e interpretar mejor. Son distintas pero no por eso una mejor que la otra. Por otro lado lo maravilloso de las series es que grabas máximo cinco escenas diarias aproximadamente, esto significa que se le da un cuidado mejor a cada escena. El arte es imprescindible, la dedicación en la dirección de actores y de cada escena es diferente. Estas como haciendo cine finalmente y esa experiencia es fantástica y hermosa. Es otro tiempo, los espacios son reales, los silencios son valiosos, las miradas hablan más que mil palabras. Es una obra de arte.

Las teleseries son distintas. Es otro ritmo, todo es más rápido. Desde la elaboración hasta lo que se debe contar. Son otros los tiempos y los espacios, y como actriz entrar en esa máquina delirante es un training exquisito, aprendes mucho. Necesitas estar alerta y atenta a todo, porque no hay tiempo y tienes que dar la vida en cada escena, ya que se merece el mismo respeto y verdad que en una serie.

¿Qué tipo de personajes crees que serían un desafío extremo o que te costaría llevarlos a cabo?
Algún personaje tipo ninja, que tenga grandes peleas y movimientos. Me encantaría que algún día me tocara ese desafío. Sería difícil

¿Y cuál sería el rol ideal?
Que difícil pregunta porque la verdad es que me gustan todos los personajes. Hay unos más alucinantes que otros, pero a todos se les puede encontrar una vuelta. También creo que depende de la teleserie y el contexto en que estés viviendo. De repente te puede gustar mucho hacer un personaje que sea completamente diferente a ti, como en otra etapa de la vida un personaje similar a ti puede ser muy interesante de hacer, es variable. No hay una regla. Ahora, el personaje que estoy haciendo en “El Regreso” me tiene absolutamente enamorada. Estoy fascinada con Victoria. Ese personaje la verdad me encanta. Creo que ella sí que es una villana de antología y darle vida ha sido delirante. En este minuto podría llamarlo como mi personaje que ideal.

¿Cuándo estudiabas teatro te ofrecieron roles en televisión? ¿Tienes planes de hacer teatro?
Cuando estaba en la escuela solo me preocupe de estudiar. Y planes de hacer teatro siempre hay uno que otro plan. En este minuto no estoy en ningún proyecto concreto, pero si hay algunos planes.

Finalmente, y tomando el teatro, el cine y la televisión ¿Te consideras una actriz completa?
Me falta hacer cine.