María Jesús Montané: “Decidí moverme yo, ya que si no hacía nada por mi sueño, nadie más lo iba a hacer”

2014-01-16_paz

Es inquieta, extrovertida y amigable. Con sólo dieciseis años, María Jesús Montané (quien no tiene relación con Josefina Montané) es otra de las debutantes de “Mamá Mechona“, la próxima teleserie vespertina de Canal 13, donde interpretará a Paz, la temerosa hija de Katyna Huberman y Pablo Schwarz. “Soy una loca y no le tengo vergüenza a nada”, nos cuenta María Jesús con mucha personalidad.

¿Cómo llegaste a ser parte de “Mamá Mechona”?
Llegué a la teleserie gracias a un whatsapp que le envié a una de las productoras. Decidí moverme yo, ya que si no hacía nada por mi sueño, nadie más lo iba a hacer, y justo tenían un casting y me pescaron. Me llamaron a la prueba y a los dos días llamaron a mi mamá para decirle que querían contar conmigo en el elenco.

Cuéntanos un poco de Paz, ¿cómo es ella?, ¿con quiénes se relaciona?
La Pacita es una adolescente con mente de niña, que vive en un mundo rosado, soñando con que algún día llegará su príncipe azul arriba de un caballo blanco. Es muy perna para sus cosas y no tiene mucha opinión. Es la hija modelo de Marisol, por lo tanto es un poco ella pero en versión “teen”. También se relaciona con Olivia (Catalina Castelblanco), porque sus papás son socios y sus mamás son mejores amigas. La Pacita y la Olivia son como hermanas. Ella es su mejor amiga en la historia, a pesar de lo distintas que son. Pacita es su “sombra” y siente que tiene que cuidarla en todo. En el fondo, la Olivia es su ídola y lo único que quiere es ser como ella. Y el otro importante es Pablo (Matías Silva), el mellizo de Olivia, de quien está enamorada. Él podría vomitar si pensara en estar con ella alguna vez, pero Pacita sueña con estar a su lado. Pacita, como dije, vive un mundo de rosa.

¿Y podrá conquistar el corazón de Pablo alguna vez?
Es difícil, pero no imposible… Es que Pablo es súper descariñado con Pacita y no está ni ahí con ella, aunque ella con cualquier señal que recibe de él cree que lo tiene listo, pero la verdad es que ni se acerca a eso. La Pacita es muy buena y el Pablo es un canchero en el que todas se fijan, por lo que ella no está dentro de su “público”. Eso es lo difícil, convertirla en alguien que le pueda gustar. Si se la juega y se pone las pilas, hay una posibilidad de que Pablo se fije en ella.

¿Por qué la gente tiene que ver esta teleserie?
Tienen que verla porque está muy entretenida, con una temática moderna de lo que muchos viven hoy en día. Se exploran muchos mundos y tiene un elenco muy juvenil, lleno de buenas caras y que más de alguien podrá sentirse identificado con los distintos y entretenidos personajes. Aparte que todo está bien mezclado y adaptado a un humor familiar. Me parece que tiene muchos aspectos muy buenos.