Luego de cinco años, renace el incidente entre Angélica Sepúlveda y Pamela Leiva

Angélica Sepúlveda nuevamente da que hablar. Hace una semana en su facebook, señaló que Canal 13 preparaba un espacio de conmemoración al formato “reality show” y que había sido invitada a ser parte de éste. “Al comienzo lo encontré novedoso, entretenido, porque la idea era hablar de lo que el público no sabe, lo que no se mostró, es decir muchas cosas jajaja.” señaló la ex chica reality.

Sin embargo, rápidamente desechó la invitación, pues no habría estado de acuerdo con la línea editorial del canal, por lo que habría decidido marginarse del programa. Pero como es habitual en ella, lo hizo encendiendo una polémica por la forma en cómo lo anunció: “No me interesa ser partícipe de una mentira, menos cuando seguirán mostrando a ‘la morsa’ como víctima, si dicen que van a mostrar imágenes que no se han visto, ¿mostrarán todo lo que ella le dijo a Aldo y produjo mi enojo? ¿Mostrarán cuando se escaparon las estrellas de 1810: Mendoza, Egas y otro más? ¿Mostrarán las amenazas que ‘el tonton’ me hizo varias veces? ¿Mostrarán quien mató el pulpo?… por decir algunas” (sic).

Gracias a estas declaraciones, resurgió el famoso episodio del reality 1810, donde Angélica trató de “morsa” a la participante Pamela Leiva, lo que generó un conflicto dentro del encierro, terminando con Leiva en llantos y Sepúlveda con acusaciones de bullying en su contra y con el apodo de “Chucky”.

Sepúlveda ha causado gran revuelo nuevamente, siendo comentario obligado de espacios de farándula y trayendo de vuelta a las pantallas a varios ex compañeros del reality. SQP en el día de hoy mostró los dichos de Fanny Cuevas y Eliana Albasetti, entre otros, quienes condenaron los dichos de la llamada “Fierecilla de Yungay”.

Un vuelco importante a la historia lo entregó hoy el programa Intrusos, de La Red,  al exhibir el testimonio del ex participante del espacio Aldo Rodríguez, quien acusó a Pamela Leiva de ser ella quien empezó a descalificarlo durante una competencia por su bajo rendimiento y que esto habría desencadenado el incidente de la “morsa”. De esta manera, Leiva no sería una víctima del bullying, sino que habría tenido las mismas actitudes que Angélica.