Los mitos que se derribaron con la última guerra de teleseries

No sólo “Caleta del Sol”, de TVN, y “Valió La Pena”, de Canal 13, fueron derribadas durante la última guerra de teleseries vespertinas, también una serie de mitos que había con el horario de las 20 horas y con el tipo de productos que se estaban realizando.

¡Hay público en las casas a esa hora!
Y no sólo eso, público que está dispuesto a sentarse frente al televisor y ver una teleserie. Se llegó a decir que el horario de las 20:00 horas estaba muerto; hasta se cerraron áreas dramáticas por considerar que no había rating suficiente para que una producción fuera rentable. Las justificaciones eran varias, desde que las personas llegaban más tarde a sus casas por el Transantiago o que los jóvenes eran dueños del control remoto y preferían ver TV Cable a esa hora. Y no era cierto. Lo que “Pituca Sin Lucas” demostró, con sus más de 30 puntos de rating, es que sólo se necesita una teleserie que guste masivamente para encender televisores y convertirse en fenómeno.

Un canal sin tradición en teleseries sí puede triunfar
Muchas veces se justificó las bajas audiencias en las producciones dramáticas de Chilevisión porque no era un canal que tuviera tradición en teleseries. Ni teniendo entre sus filas a monstruos del género, como Claudia Di Girólamo, Vicente Sabatini o Víctor Carrasco, ni siquiera trabajando los tres juntos, lograron tener un éxito como el que hoy tiene Mega en el horario vespertino. Esto demuestra que teleseries como “Manuel Rodríguez”, “Graduados” o “Las 2 Carolinas” simplemente no supieron conquistar a la masa y el canal que las realizó no tiene nada que ver.

TVN ya no tiene un público fiel
“Pituca Sin Lucas” hizo lo que parecía imposible: lograr que la señora leal a TVN, ésa que era capaz de ver cualquier producción sólo por el hecho de ser del canal estatal, tomara el control remoto y buscara una alternativa que le pareciera mejor. Con el rating que obtiene diariamente “Caleta del Sol”, queda demostrado que ya no existe la base firme de 12 puntos que mantenía TVN, por lo que el desafío del área dramática de ese canal será mucho más difícil: tendrá que recuperar al público que María Eugenia Rencoret se llevó con ella a Mega.

Los rostros emblemáticos ya no son sinónimo de rating
Imaginar que una teleserie de Carolina Arregui marcara tres puntos era casi un imposible. La actriz nacional más querida de Chile, según estudios de los canales, tiene una fanaticada que supuestamente la seguía adonde fuera: 35 puntos durante las primeras semanas de “Pobre Rico”, su primera apuesta en TVN, no es menor. No obstante, la teleserie que hoy protagoniza no prendió y todas las miradas se las llevó otra actriz: Paola Volpato, que mientras estuvo en TVN nunca tuvo un rol de protagonista.

Los galanes no son lo más importante a la hora de elegir una teleserie
Muchas personas atribuyeron el éxito de “El Amor Lo Manejo Yo” a Jorge Zabaleta y el de “Las Mil Y Una Noches” a Onur, es decir, a los galanes de esas historias. Sin embargo, si el rating se midiera por eso, seguramente “Valió La Pena” debería haber arrasado. Cristián Arriagada y Francisco Pérez-Bannen barren con Álvaro Rudolphy, Francisco Melo y Gonzalo Vivanco, en cuanto a atractivo, pero en esta guerra no tuvo ninguna injerencia a la hora de elegir qué teleserie sintonizar.

En definitiva, ya no basta sólo con ser “el canal de las teleseries”, ni tener a la actriz más querida, al galán más atractivo ni la historia con más impactos: hay que buscar una teleserie que le guste a todos, a niños y adultos, al estrato ABC1 y al D, que haga reír y que emocione. Ahí está el gran mérito de “Pituca Sin Lucas”.