Los desafíos que trae el nuevo capítulo de “La Familia más Loca de Chile”

El nuevo estelar de TVN exhibirá esta noche su segundo capítulo, y entre las locas pruebas que deberán realizar las familias, estarán el vestirse de monjas, las que comprarán ropa interior y se la probarán en la misma tienda, buscarán interrumpir a Tomás González en su entrenamiento, irán en colaless a la oficina y armarán un ring de lucha en escuela de Derecho de la Universidad de Chile.

Como ya se vio en el primer episodio, los dos animadores van en busca de las dos familias escogidas, las que son sorprendidas de distintas maneras. Así, José Miguel Viñuela será un motoquero poco común y Julián Elfenbein se convertirá en marciano de verde y plateado.

Los dos clanes que se enfrentarán esta noche son de apellido Flores. Por un lado, las Flores que son cinco hermanas hijas de un militar, y por otro, estarán los Flores, familia compuesta por cinco hermanos también hijos de un militar. Todos se enfrentarán con pruebas callejeras con las que pretenden ganar para ingresar a la mansión de los premios.

De esta forma, ellas serán unas monjas muy coquetas que comprarán ropa interior y se la probarán en la misma tienda. También vivirán todo un día hablando todo a través de un megáfono lo que las pondrá en problema con Carabineros, y se creerán las mejores gimnastas del mundo, tanto como para hacer todo lo posible para que Tomás González evalúe sus piruetas.

Ellos en cambio se atreverán a comer gusanos, a depilarse completamente en plena vía pública, a ir en colaless a la oficina, a tomarse la escuela de derecho de la Universidad de Chile e instalar un ring dándose rienda suelta como luchadores de todo vale, y a bailarle como Raffaella Carrà al jefe.