“Los Carmona” la rompen: ¿pero dónde está la competencia?


Un batatazo resultó ser “Somos los Carmona”, el último estreno de las 20:00 hrs. en TVN. Fresca, liviana y divertida, cautivó a la audiencia en sus primeros capítulos, aumentando en cerca de 10 puntos el encendido en el horario. Mientras, los demás canales parecen mirar de reojo el fenómeno, sin saber qué hacer para enfrentar el vapuleado horario.

Mientras “Graduados” de Chilevisión continúa firme en torno a sus 12 puntos gracias a una historia sólida (tan sólida que la adaptación chilena casi no cambió nada del original argentino), Canal 13 y Mega insisten con programas de farándula que no prenden en horarios cercanos al prime, donde el público espera productos de mayor factura. Y para qué vamos a hablar de la diluída tradición de “la teleserie de las ocho”, que los canales se encargaron de matar pero que en ciertos estrenos (como éste) nos recuerda que sigue ahí, latente. La gente quiere ver su teleserie de las ocho. Y si es liviana y popular, mejor.

Si bien en esta segunda semana de emisión de “Somos Los Carmona” el rating aterrizó a un rango normal, los números siguen siendo superiores a los de su antecesora. Ante eso cabe preguntarse: ¿sería otro el escenario con una competencia más fiera? Por ejemplo, ¿con una teleserie del 13 (canal que viene amenazando hace un tiempo con el estreno de “Mamá Mechona”, aunque por razones hasta de producción, todo indica que no será pronto). ¿O con “Chico Reality”, la anunciada serie de Mega?

“Somos Los Carmona” es una teleserie familiar, diseñada para captar un público muy amplio, y por lo mismo quizás podría tambalear viéndose enfrentada a productos más de nicho. Por eso, no se explica la aparente pasividad de los demás canales, que parecen haber dado el horario por perdido. Canal 13 tiene una mina de oro en las manos llamada “Avenida Brasil” con la que ha experimentado bastante en horarios, y si fuera lo suficientemente arriesgado para moverla a las 20:00, tal vez rendiría de formas insospechadas y, de paso, le entregaría un piso de rating al alicaído “Teletrece”.

Sin desmerecerlos, no cabe duda que a los últimos estrenos de TVN a las 20:00 les ha tocado una pista bastante despejada. Pero eso mismo nos está permitiendo captar que el horario, al contrario de lo que muchos insistían, no está muerto: lo que se requiere son historias frescas, familiares y con personajes queribles. Sin ir más lejos: como lo que teníamos en los gloriosos ’90. Ojalá que quienes toman las decisiones en los canales se den cuenta.