Las nuevas formas de adelgazar de las famosas

Atrás quedaron las dietas o las cirugías plásticas, porque hoy las famosas tienen nuevas y extrañas maneras de bajar de peso.

La primera en demostrarlo fue Wilma González, la ex conejita playboy. Hace un par de semanas en el programa “Sin Dios Ni Late” de Vasco Moulian, en Zona Latina, la ex de Andrés Longton dejó ver la malla que tiene cocida en su lengua para poder bajar de peso. A raíz de esto la modelo está a punta de papillas por lo menos hasta esta semana. Según declaro al sitio Glamorama, “sólo quiero bajar más. Ya he bajado 3 kilos y quiero un poco más. Ahora peso 55. Quiero llegar a 53. Pero estoy bien”.

Otra mujer que accedió a usar un tratamiento fuera de lo común para bajar de peso fue Kathy Bodis, quien en noviembre del año pasado realizó el Slim Way, que consiste en 23 días de pinchazos de dosis de gonadotrofina coriónica humana (GHC), hormona que liberan las mujeres embarazadas, junto con una dieta de mil 100 calorías diarias. “Bajé 4 kilos y una talla (pasó de 38 a 36). Pesé casi 56 kilos, quería llegar a 50, pero el médico me dijo que no era necesario que bajara tanto”, declaró a LUN hace dos días.

Hoy se dio a conocer que la polola de Nicolás Copano, María José Castro, bajó cerca de siete kilos con auriculoterapia, la que consiste de unos parches pegados atrás de la oreja, lo que tienen a la periodista más feliz que nunca.