La desconocida y sorprendente anécdota que une a Santiago Pavlovic con Anita Alvarado

Si hay alguien que tiene grandes historias, vivencias extremas y ha vivido para contarlas, ese es el incombustible periodista y conductor de “Informe Especial”. Invitado anoche en “Mentiras Verdaderas”, le confesó a Ignacio Franzani divertidas anécdotas de su vida y también profundizó en situaciones extremas a las que se ha enfrentado como profesional, en las que incluso pudo perfectamente perder la vida, reporteando guerras o subiendo el Everest.

Las amenazas sufridas, la dureza de sus padres, su experiencia sobrenatural con ovnis, el arma que debió comprar para su seguridad, el ojo que perdió por culpa de su hermano, y una inédita y divertida anécdota vivida con Anita Alvarado, la Geisha, entre los mejores momentos del programa.

De hecho, respecto a esta última fue la que más sorprendió a todos. Según relató fue cuando la reconocida “Geisha chilena” vivía en su mansión en Santiago que compartió una entretenida situación. Tras una entrevista, en donde Alvarado se refería a su vida en Japón y el supuesto delito de trata de personas, le mostró a Pavlovic su talento más oculto: el pool. Así, desafió al rostro de TVN a que el mejor de tres partidos, podría darle una patada al otro.

“Le pego un poco al pool, no soy muy bueno, solo pensaba lo vergonzoso que sería una patá en el poto de esta mujer. Le gané los dos primeros partidos y le di otro partido y también le gané. Entonces le digo ‘instálate en la mesa’ y me saqué el zapato y andaba con una papa y tenía todo el dedo gordo afuera. Le di una patada y la hice saltar en la mesa”, recordó, entre risas.