La guerra de declaraciones entre Polo Ramírez y Karen Doggenweiler por el supuesto “abrazo de censura”

El supuesto acto de censura de Karen Doggenweiler con Sandra Yancán en la región de Los Lagos sigue causando polémica. Porque pese a que la situación ocurrió hace ya una semana atrás, la animadora de TVN continúa dando explicaciones por lo ocurrido. Esto, pese a que el pasado 10 de mayo, salió a explicar lo ocurrido y a pedirle disculpas a la pescadora.

“La conocí el día antes de que hiciéramos la entrevista y, a lo mejor, la confianza hizo que yo me sintiera con la propiedad o sentir que no tenías que pasarte o decir alguna cosa fuerte en contra de alguien. Si fue así, te pido disculpas porque no fue la intención. Sentir que ese gesto que pudo ser malinterpretado, en realidad no fue así”, dijo.

Sin embargo, todo el tema estaba lejos de acabar. Esto, porque Polo Ramírez en el “Bienvenidos” no pudo ocultar su molestia con la situación y disparó contra la animadora del “Buenos Días a Todos”: “Yo creo, de verdad, que es gravísimo lo que pasó (…) Me parece que es un acto de censura claro. Hay que recordar que este es un canal estatal. Lo segundo, Karen es periodista. Y tercero, es la esposa de un ex candidato presidencial (Marco Enríquez Ominami, ME-0) y eventualmente candidato nuevamente”.

La esposa de Marco Enríquez-Ominami, lejos de quedarse callada, hizo su contra ataque y se defendió ante el periodista de Canal 13: “Me gustaría que Polo Ramírez y su matinal estuvieran en Alto Maipo y que le pongan el micrófono a quienes pelean por las aguas del Cajón del Maipo (…) Tengo un amigo, Pablo, que está con muchas ganas de decir cosas también sobre el agua”.

Luego agregó que “todos los que me conocen saben que he hecho ese gesto (tapar la boca) siempre y es una forma de jugar un poco. Obvio que la autocrítica está, porque no se entendió y se vio mal. Obvio que sí, (pero) yo creo que en un país donde hace 30 años se mataban periodistas, se cerraban medios, había censura grave, hablar de censura (por este caso) a mí me parece que es un poco exagerado”.

Ramírez, en tanto, apagó el fuego con bencina realizando nuevas declaraciones esta mañana, apuntando también a Marco Enríquez-Ominami.

“Me molesta que me saquen al baile así. Y que ella cuestione mi autoridad moral al decir que nosotros no atacamos ni a Luksic ni a Alto Maipo. Acá mismo hemos tenido gente pro y contra a Alto Maipo, en prensa también”, dijo.

Segundos más tarde, remató: “Es como si le preguntara de dónde salió la plata para financiar el avión en que ella viajó por Chile, siendo que no es responsable de esa plata. No corresponde. Por eso no entiendo por qué me ataca de esa manera”.

“Esto fue un acto grave de censura. Ella dijo que fue un error, que no fue con intención. Me parece perfecto, pero eso no deshace lo ocurrido. Las imágenes están y las vimos todos y van a seguir estando”, concluyó.