La escena de “Perdona Nuestros Pecados” que dejó a todos con los pelos de punta

Anoche, en medio de su enfrentamiento con el padre Reynaldo (Mario Horton), Armando (Álvaro Rudolphy) confesó haber violado a la hermana del sacerdote, Teresita, hace 20 años, ante los ojos de impacto de quien se transformó en su rival.

Pero eso no fue lo que más llamó la atención. Más tarde, cuando dormía en su celda, Quiroga vivió en carne propia como el espíritu de la joven de 14 años, que terminó suicidándose tras el abuso que sufrió, lo visitaba en aquel frío lugar.

En redes sociales la escena no pasó desapercibida, recibiendo todo tipo de comentarios.