Juan Pablo Olave, guionista de “Conde Vrolok”: “Cuando los canales se la han jugado por hacer algo distinto y nuevo, han sido grandes éxitos”

En la cuarta edición de “Zona de Guionistas”, sección que se realiza en nuestro foro Área de Ficción Virtual, el invitado fue el guionista de TVN, Juan Pablo Olave. Pese a que por estos días no tiene ningún proyecto al aire, ha sido parte de producciones como “Socias”, “Reserva de Familia”, “Témpano” y “La Ofis”.

¿Cómo y cuándo comenzó tu pasión por la escritura y los guiones? ¿Recuerdas tu primer borrador? ¿Se concretó alguna vez en alguna serie, teleserie o libro?
Desde muy chico, como a los 10 años, vivía en Estados Unidos y pasaba todo el día viendo películas. Me acuerdo que mis favoritas en ese tiempo eran “King Kong” y “Las Tortugas Ninja”, las veía una y otra vez, hasta que un día mis papás dejaron a mi hermano mayor a cargo mío, y cómo él tenía planes de ir al cine con sus amigos, decidió llevarme. La película era “Mi Mundo privado” de Gus Van Sant. Era distinta a todo lo que yo había visto antes, pero por alguna razón rayé con la película. La trama no la entendí mucho, pero la estética, la música, la ‘onda’ que tenía, caló profundo, y fue cuando me di cuenta que quería hacer algo así en el futuro.

Mi primer borrador fue un largometraje para la Escuela de Cine de Chile. Se llamaba “Intentar Robar”, y se trataba de dos amigos que de puro aburridos deciden robar un banco. Era del estilo “Bottle Rocket” de Wes Anderson. Nunca se ha concretado, pero me encantaría hacerla algún día.

¿Cómo evalúas la experiencia de escribir teleseries y cómo te evalúas como guionista desde entonces? ¿Sientes que has aprendido y/o evolucionado profesionalmente?
Escribir teleseries nace más de una necesidad que de una inquietud. Yo empecé trabajando en series de comedia, sitcoms como “La Ofis” o “Mis años Grossos”. Es un formato que me gusta y que me acomoda, pero por la forma en que se producen, no me da la tranquilidad que me da estar contratado por un canal. Los canales sólo producen teleseries el cuál es un formato que no conocía, cosa que le confesé a Pablo Illanes la primera vez que me entrevisté con él. Me dijo que no me preocupara ya que eso es precisamente lo que buscaba. Después de eso me conseguí “Alguien te Mira” y entendí a lo que se refería. Escribir teleseries ha sido un desafío y un aprendizaje. Lo importante de este formato, y lo que más rescato es la disciplina que uno debe tener. No es fácil escribir como mínimo ocho escenas diarias, y que estas estén a la altura de escenas escritas por la Nona o la Jose Fernández. La disciplina es clave y siento que mi trabajo y técnica ha mejorado mucho gracias a esto.

Como guionista es de suponer que tienes ideas en mente para historias o incluso posibles ideas originales que podamos ver en un futuro para televisión ¿Cuál es tu mayor fuente de inspiración para crear esas historias?
Uf, sí. Todos los guionistas tenemos carpetas llenas de ideas en la cabeza y en el computador, algunas más desarrolladas que otras, pero ahí están. Mi mayor fuente, aunque suene cliché, es la vida misma. Mi familia, amigos y las noticias. Más que nada las noticias. Todos los días hay un guión de cine, serie, o teleserie listo para escribirse en las noticias. Esta noticia en Emol me llamó especialmente la atención hoy día. “Confirman que Berlusconi comenzará su condena a trabajos sociales el 9 de mayo. El ex primer ministro italiano deberá cuidar y asistir a ancianos y discapacitados de la Fundación Sagrada Familia”. Me la imagino como una película dirigida por Stephen Frears o Tom Hooper con Jack Nicholson o George Clooney (en 10 años más) como Il Cavaliere.

¿Cómo evalúas la ficción en la televisión hoy en día? ¿Crees que ha sido una evolución o una involución?
En mi opinión está bastante pegada. Siento que la televisión abierta no avanza mucho, en ninguno de sus formatos, ya sean ficción, telerrealidad y estelares. Llama la atención que los canales no se atrevan más ya que cuando se las han jugado por hacer algo distinto y nuevo, han sido grandes éxitos. El problema es que cuando a algo le va bien, por lo general se trata de repetir ese éxito lanzando productos parecidos, y cuando se dan cuenta de que eso no funciona, vuelven a cosas ya probadas, o sea se van a la segura, y ahí es cuando la tele se pone repetitiva y fome. Cuando eso pasa, uno podría pensar que efectivamente la ficción está involucionando, pero cuando uno ve algo como “¿Dónde está Elisa?”, “Secretos en el Jardín” o la misma “Conde Vrolok”, te das cuenta de que por el lado de muchos guionistas, la intención es evolucionar, siempre.

¿Qué género te atrae más escribir? ¿En cuál te gustaría incursionar más?
Soy fan de todos los géneros. Drama, comedia, suspenso, terror. El que más me atrae es el suspenso, pero el que más me acomoda es la comedia. Me gustaría escribir un policial dramático con tintes surrealistas a lo “Twin Peaks”.

Continúa leyendo la entrevista AQUÍ.