Juan Ángel Mallorca, participante de “Rojo”: “Demostraré de que puedo ser el mejor”

Juan Ángel Mallorca es uno de los concursantes de la nueva temporada del programa de talentos de TVN en la categoría de canto y el primero en subirse al escenario. Nació en la cuna de una familia esforzada de Temuco, siempre ha vivido del campo por lo que decidió estudiar Agronomía, y hoy lucha por su sueño de convertirse en cantante. 

En entrevista exclusiva a Fotech.cl, el intérprete nos cuenta sobre su vida y familia, cómo nació su amor por la música, su primera presentación en “Rojo” entonando “El Triste” de José José y la baja nota que le puso el jurado Neilas Katinas.

¿Cómo nació esa pasión por el canto?
Nació en mi hogar, porque mi papá escuchaba mucha música mexicana, y después en los buses iba cantando de niño chico, y llegó un momento en que todos me dijeron que tenía potencial, que podía llegar lejos y decidí tomarlo a pecho e intentarlo.

¿Fue así como te diste cuenta que querías dedicarte a la música?
Sí, empecé cantando música mexicana como a los nueve años, intentando, tocando puertas, intentando salir adelante, no con muchos recursos, pidiendo que me invitaran.

Tú estabas estudiando agronomía porque era muy complicado dedicarse a la música, ¿qué fue lo que cambió?
Fueron muchos años de intentarlo, de salir adelante en la música, pero fueron hartas cosas que me llevaron a decir “ya lo intentado mucho, ya no tengo fuerzas para seguir tocando puertas”, entonces llegó un momento, cuando tenía que estudiar, pensé en estudiar música pero dije mejor que no, mejor estudiar una carrera tradicional. También me gusta el campo, entonces decidí ingresar a Agronomía.

¿Por qué decidiste postular a “Rojo”?
Primero, lo veía desde hace muchos años, cuando yo tenía como cinco o seis años. Yo miraba a todos los grandes referentes: Leandro Martínez, María Jimena Pereyra, María José Quintanilla, Mario Guerrero, Daniela Castillo, y uno decía “que bonito que ellos tengan la posibilidad de eso”. En ese tiempo no estaba decido a dedicarme al canto, pero me gustaba mucho el programa. Ahora que dijeron que volvía “Rojo”, me dije “lo voy a intentar aunque esté estudiando”, sabiendo que corría el riesgo que podía no quedar, pero asumí el riesgo y me lancé.

¿Cómo preparaste tu primera presentación?
Fueron semanas. Esa canción la escucho hace años, me gusta mucho, es muy linda, y decidí intentarlo. Elegí ese tema en conjunto con la producción, lo preparamos muchas semanas para que saliera lo mejor posible.

Fuiste el primero de los concursantes en presentarte, ¿estabas muy nervioso?
Cuando a nosotros nos dijeron cuál iba a ser el orden cuando faltaban muy pocos días, cuando me dijeron “Juan Ángel tu abres, tú vas a ser el primero”, la primera impresión fue susto, casi me caí de espaldas, pero después lo analicé y creo que fue un tremendo honor, orgulloso de haber sido el primero. Me di ánimo, me di valor, pero creo que fue una gran responsabilidad abrir los juegos, porque tenía que hacerlo bien para dejar bien puesto el nombre del programa, mi nombre. Fueron hartas emociones. Aparte, ese día me dijeron que iban a mostrar mi nota, y cuando vi cómo la hicieron, cómo la mostraron, en las circunstancias que estábamos en el escenario, se me pasaron muchas cosas por la mente, no soporté la emoción y se me cayeron lágrimas. Le dije a Álvaro: “no quiero llorar, no quiero emocionarme”, pero no pude.

¿Cómo te tomaste la baja nota que te puso Neilas?
Lo único que atiné fue a reírme con su nota, pero me pareció un poco injusto, fue demasiado exigente, porque de los cantantes fui la nota más baja. Los demás profes hablaron súper bien, la gente igual… Yo siempre he sido muy autocrítico, sé que no fue mi mejor actuación, que puedo dar mucho más, que los nervios me jugaron una mala pasado, pero un 4,5 fue harto malo. Pero creo que igual me sirve para ir subiendo mi nivel y demostrar de que puedo ser el mejor.

¿Te podremos ver interpretando alguna ranchera en las próximas presentaciones?
La verdad que no puedo decirlo muy claramente, pero va a haber algo ahí, algo de ranchera, un par de cositas, pero no puedo adelantar mucho más.

Has dicho que si llegas a ganar le regalarías una casa a tu familia, ¿has pensando en otra cosa que quieras?
La verdad es que pienso siempre primero en mi familia, porque ellos son un pilar fundamental, eso es lo que siento, porque la casa donde vivimos no es de nosotros, no tiene las comodidades que mi mamá, mi papá se merecen después de todos los años de sacrificios, las comodidades básicas como tener un baño adentro porque nosotros vivimos en el campo. Hablando musicalmente, creo que me gustaría producirme, lanzar un disco, elevar mi carrera, tratar de llegar lo más alto posible. Hasta el momento estoy viviendo el momento, estoy saboreando cada paso que estoy dando y pensando en el día a día, porque creo que es mejor saborear ahora este momento, todas las cosas que están pasando, entonces no le he pensando muy bien.

¿Cómo ha sido dejar tu casa y Temuco y venir a Santiago para participar en “Rojo”?
Bien complicado en el sentido que acá la vida es distinta. Primero que nada no es todo verde, donde vivo yo es todo verde, árboles, animales, acá son edificios, la velocidad de la gente es toda acelerada, allá es todo más tranquilo. Ha sido difícil dejar a mis padres, no estar con ellos, llevo tres semanas sin verlos pero hablo todos los días con ellos. Pero  he sabido sobrellevar el echar de menos a mi familia porque es algo que me gusta y que quiero. Estoy muy contento.