Javiera Suárez habla por primera vez en TV del cáncer y de su hijo Pedrito: “Rendirse no es opción”

El segundo episodio de “Vértigo” partió con una emocionante entrevista a la comunicadora, quien desde mayo del año pasado padece un cáncer, el que fue diagnosticado cuando apenas tenía siete semanas de embarazo. A su llegada, confesó que “estoy con mucho nervio, estoy con vértigo pero aún así estoy contenta porque estoy preparada para enfrentar las cámaras, pero creo que es una excelente oportunidad para darle las gracias a la gente que ha rezado, que me ha tirado buena energía. Gran parte de la razón que estoy acá es a ese cariño que me dio la gente”.

Consultada por su hijo Pedrito Milagros, ella aseguró que efectivamente “es un milagro, porque cuando recién tenía 7 semanas me diagnostican este cáncer en etapa cuatro”. En ese sentido reveló que el pequeño se convirtió en “la primera guagua en el mundo entero que nace de un embarazo con la mezcla de inmunoterapia. Es un milagro porque nace”.

“Mi doctor jamás nunca al principio me planteó la idea de que no iba a resultar o que Pedrito no iba a nacer. Cada uno es dueño de cómo se cuenta la historia. El cáncer ha sacado la mejor versión de mí, me he perdonado muchas cosas. Tiendo a ser muy autocrítica conmigo, he aprendido a perdonar y mejorar ciertas relaciones. Incluso a mí, todos vivimos la vida como si viviéramos 80 años, y te permites distintas cosas como quejarte de tonteras y no agradeces nunca lo suficiente, como el despertarte en la mañana”.

Respecto a si pensó en algún momento interrumpir su embarazo, aseguró que “fue una alternativa que se nos planteó, por esta inexperiencia que había. Otro de los milagros que hay, lo que decían era que Pedrito nacía, y había probabilidad de nacer con alta metástasis. Yo siempre creí que Pedrito iba a nacer. Lo que pasa, es que me daba miedo era morirme yo en el camino”.

“Lo que más me dolió es que me había casado hace super poco -8 meses-, muy enamorada, y creo en los cuentos de hadas. Lo que más pena te da es eso, encontrar el amor de mi vida, me caso y lo único que quiero es estar con Cristián (su pareja)”, agregó.

En cuanto a cómo se encuentra el pequeño de ya cinco meses, Javiera contó que “es un milagro, los milagros existen. Es cariñoso, sonriente, además de que está sano, veo un milagro que no es tanto ‘oh, me la pude’, es como una gratitud gigante. Solo decir gracias y le digo a toda la gente gracias y él nació gracias a las buenas energías de ustedes, de la gente que me ve, es una cadena de buena energía y Pedrito nació gracias a eso”.

Sobre su estado de salud, aseguró que “estoy mucho mejor. Mi oncólogo me dice que no comente nada porque con el cáncer nada se sabe. Mi último examen, los resultados que arrojó es que le ganamos 7 – 0 al cáncer. En mayo me dijeron que tenia cáncer en la pechuga, el pulmón, el hígado y en varios huesos. Ahora no esta en ninguna parte de los huesos y no está en el hígado y me queda en dos partes, muy chico, enano. Así que increíble”.

Antes de terminar le envió un mensaje a los televidentes: “Rendirse nunca es opción, porque cuando uno piensa bajar los brazos y ahí el cáncer empieza a pulular por el cuerpo. Si uno cree que se va a sanar, se va a sanar. La felicidad es una opción, depende de uno”.