Jaime Morales: "Respetamos el espíritu del protagonista de la novela de Blest Gana, sus ideales y objetivos"

Tras haber participado en Talleres de Dramaturgia en Canal 13, a cargo de Fernando Aragón el 2002, y Néstor y Daniella Castagno en 2003, Jaime Morales inició su carrera en teleseries para la que siempre se sintió destinado. Estuvo en el equipo de guionistas de “Tentación” y “Charly Tango“, en el canal del angelito, para luego entrar a “Hijos del Monte” en TVN y la tercera temporada de la serie juvenil “Karkú”. Hoy, de la mano de Víctor Carrasco, escribe “Martín Rivas“, la teleserie que se coronó como la ganadora del primer semestre, y se apronta para el estreno de la serie de suspenso adolescente “Cumpleaños” en el prime del segundo semestre de este 2010.

¿Qué recuerdos tienes de los Talleres de Guiones de Canal 13?
Recuerdo cuando cursaba la carrera de comunicación audiovisual haber visto en el panel de la Universidad un anuncio que decía “¿Quieres ser Pablo Illanes?”, único nombre que sonaba medianamente en ese entonces como guionista de teleseries. Dos años antes había llegado a Santiago proveniente de Curicó con la única idea de convertirme en escritor de ficción y la oportunidad me venía como anillo al dedo. Postulé, quedé y aprendí mucho. No sólo del proceso de escribir una teleserie, también de las personas que en ese entonces dictaban los dos talleres que cursé y de los muchos que fueron mis compañeros y actualmente escriben lo que está en pantalla. Fue una instancia de aprendizaje, de conocer amigos, de establecer buenos y perpetuos contactos, y que me abrió las puertas para escribir mi primera teleserie, “Tentación”.
 
¿Cómo fue el proceso de empezar a trabajar en televisión? ¿Cómo llegaste a tu primera teleserie?
A través de una postulación para completar el equipo de la teleserie que sucedería a Hippie, y que vendría a ser la versión femenina de Machos, a cargo de Herval R. Abreu. Fue una especie de concurso público, donde los participantes del Taller de Guiones que en ese tiempo impartía Canal 13 teníamos preferencia. Los postulantes presentábamos un capítulo piloto del supuesto remake de “La Madrastra”. Una versión 2.0 del clásico de las teleseries chilenas, con el ritmo de una teleserie contemporánea, personajes y temáticas acordes a una teleserie actual. Postulé sin creer que quedaría, pues aún estaba terminando mi carrera, y cuando me llamaron para informarme que había sido el primer seleccionado tuve que “aperrar” no más, congelar estudios y lanzarme en la escritura. Muerto de susto, por supuesto, pero muy ansioso. Desde ese momento, no paré más.

¿Qué te acomoda más a la hora de escribir: el drama o la comedia?
Ambos géneros son muy difíciles, pero a la vez muy atractivos. La comedía arriesga a convertirse en una sucesión de gags y el drama en un culebrón. He tenido la suerte de escribir ambas cosas y si de elegir se trata, el drama te permite explorar emociones más profundas y provocar reacciones más intensas en tus personajes.

¿Qué diferencias has notado al trabajar en Canal 13 y TVN?
Más que hacer diferencia de casa televisiva, hablaría de diferencia en los equipos de guión y el tipo de producción. No es lo mismo escribir una teleserie como “Martín Rivas” a una serie juvenil como “Karkú”. O una historia de tintes erótico romántico como “Corin Tellado” a una sitcom como “Vecinos al 3 y al 4”. Cada producción es distinta, y cada equipo de guión es diferente; Todos funcionan con una estructura interna propia y particular, todos tienen sus mañas, pero también todos tienen sus aportes. En todas las producciones en que he participado ha habido un tema de censura lógica, que te lo dicta primero el sentido común, y luego los “mandamás”. Las diferencias existen dependiendo de las personas con las que trabajes.

¿Qué te pareció la competencia de este año, con “Feroz” y “Manuel Rodríguez”?
Destaco la irrupción de CHV y “Manuel Rodríguez” con una teleserie de factura impecable, en un área dramática que cada día se solidifica más y que simplemente vino a cortar un trozo más de la torta y a compartir el segundo lugar con “Feroz”. En tiempos en que las teleseries vespertinas deben luchar con el taco, el happy hour, la bien nutrida programación del cable y una larga lista de etc.’s. tener tres producciones dramáticas compitiendo y sumando más casino online de 40 puntos, encuentro que habla muy bien de todos los participantes.  
 
¿Qué opinas de los comentarios que apuntan a que “Martín Rivas” no se parece a la novela?
Coincido. Al embarcarnos en el proyecto lo primero que detectamos es que eso tendría que pasar. La teleserie está “basada” en la novela de Alberto Blest Gana, pues de ella elegimos las características principales de los personajes, sus valores y motivaciones, la época y el contexto histórico, con el tema de las desigualdades y la ardiente campaña de la Sociedad de la Igualdad para crear una teleserie intensa y apasionante. Con el ritmo de las producciones actuales, debíamos utilizar el material de la novela para el inicio y final de la teleserie, pues utilizarlo en 100 capítulos habría sido imposible… O muy latero. Es una versión de la historia, pero para estos tiempos. Con varias licencias, respetamos el espíritu del protagonista de la novela de Blest Gana, sus ideales y objetivos.
 
En “Martín Rivas”, el malvado Clemente acaba de asesinar a Peta (Andrea Eltit). ¿Cómo es “matar” a uno de tus personajes?
En el caso especifico de la muerte de Peta, tuvimos como objetivo darle una despedida a la fiel enamorada de Amador que estuviera a su altura. Preparamos los momentos previos a su muerte cerrando los cabos sueltos de su historia y dándole lo que siempre quiso: “Morir en los brazos de su gran amor”. Matar a un personaje es jugar un poco a “ser Dios”, por eso a veces o te ensañas con uno o lo despides con cariño.
 
La teleserie entra en tierra derecha, ¿se vienen sorpresas en las semanas finales?
Me sorprende ver los capítulos que están actualmente al aire y darme cuenta de ¡la cantidad de cosas que quedan por pasar! Creo que un atractivo de “Martín Rivas” es que siempre podría “estar por terminar”, pero surgen nuevos y atractivos conflictos. En los capítulos venideros dos misterios serán el soporte de la teleserie, los secretos del pasado de Mercedes y la identidad del padre de Rafael; Ambas respuestas resultarán sorpresivas, y se convertirán en el chispazo inicial para todo lo que desencadena el final de la teleserie. Quedan muchas cosas por pasar, siento realmente que vienen dos meses muy intensos. La daga de Clemente se manchará de sangre más de una vez, pero para todos los que quieren que reciba su castigo, comenzará a suceder cuando sus víctimas comiencen a alzarse para terminar con sus abusos.
 
En el segundo semestre llega “Cumpleaños”, de la cual también fuiste responsable. ¿Es verdad que tiene un parecido a la película “Sé Lo Que Hicieron El Verano Pasado”?
Han aparecido algunas comparaciones con la película, pero aunque no me gusta hablar de “parecidos” (me suena a una forma sutil de decir copia), me atrevería a decir que si tuviera que buscar un parecido, creo que se acerca más a una serie que se llamó “Reunión”, donde un grupo de amigos devela el nombre de un asesino. Sólo eso. En “Cumpleaños” hay una muerta y debemos saber quien la asesinó, sin embargo las historias de cada uno de los sospechosos, las razones por las cuales todos podrían haberla matado, la evolución que tienen en tan sólo una noche (la historia transcurre casi en tiempo real), son lo más atractivo del proyecto. Los flashbacks están tratados de una forma muy cinematográfica y hay ahí un aporte de dirección muy innovador y diferente a lo visto antes. Los giros son el alimento para que en cada capítulo se vaya completando el puzle. Esperemos que la vaya bien.

Comentarios

  1. franchesca dice:
    Buena Martín. Para que la teleserie sea igual al libro tendria que ser una copia, pero no lo es. A mi me gusta, además hay que decir que el libro se hace un poco latero a veces, entonces esta bien que hagan todos eso cambios igual.
  2. ignacio dice:
    me gusta mucho Martín Rivas, pero
    ojalá que la serie sea buena.