Jaime Artus: “Tomé la decisión de no involucrarme en cosas sentimentales para poder estar enfocado en la actuación”

Jaime Artus, quien se hizo masivamente conocido por pertenecer al staff de “Yingo” y participar de sus teleseries “Vampiras” y “Gordis“, vuelve al canal donde debutó para interpretar a Nicolás Alvear, el compañero más canchero y superficial de Sigrid Alegría en “Mamá Mechona“.

Comenzaste tu carrera en Canal 13, con “Nadie Me Entiende” y “Los 80”, ¿cómo ha sido tu regreso a la estación?
La verdad es que aunque haya trabajado antes acá nunca tuve contacto con la gente que estoy trabajando ahora, porque lo que hice fue con productoras externas. Pero estoy muy feliz de pertenecer nuevamente al canal del angelito. Lo importante ahora es poder durar y para eso tengo que intentar por lo menos hacer personajes inolvidables y para eso estoy trabajando todos los días.

Cuéntanos un poco de Nicolás Alvear, tu personaje en “Mamá Mechona”, ¿cómo es él?
Nicolás es, en pocas palabras, el peor ejemplo de persona que existe, pero como buen chileno se destaca por su simpatía y picardía que hace que al final sus compañeros terminen aguantando todas sus tonteras, como bromas pesadas, el ser peyorativo, el pedir resúmenes para las pruebas sin ayudar en nada y así, suma y sigue. Cuando actúo un personaje o cuando lo armo, nunca lo hago con prejuicio, pero cuando ya está listo uno se da cuenta de lo poco ético que puede llegar a ser. Ojalá la gente no lo odie tanto, es lo único que pido.

¿Cómo será tu historia romántica con el personaje de Catalina Castelblanco, la hija de Macarena?
A ver, en este punto quiero detenerme porque tengo que defender a Nicolás en esto: ¡él no tiene idea de la poca edad de su primera conquista en la universidad! Porque aunque tenga poca ética este personaje, el miedo de terminar en la cárcel existe. No puedo decir si eso termina pasando o no, prefiero dejarlo así solamente para no adelantar más la historia, pero se viene muy entretenida. Quiero destacar también la brillante actuación de la Cota y su profesionalismo que da a entender el amor que ella tiene por esta profesión.

Y a propósito, el corazón de Jaime, ¿cómo anda?
Mi corazón esta puesto 100% en mi carrera. La verdad es que no quiero distraerme mucho en otras cosas y tomé la decisión de no involucrarme en cosas sentimentales para poder estar enfocado en la actuación, que es lo que amo más en la vida.

¿Qué tiene Jaime Artus de Nicolás Alvear?
Sólo la chispa, porque en las decisiones que toma hago responsable únicamente al equipo de guionistas del canal encabezado por Zergipio. Lo lindo es que gracias a ellos, a Nicolás se le abren un millar de posibilidades que me permiten indagar en sentimientos y emociones que nunca había vivido, así que todas las flores para los guionistas que hicieron de este personaje alguien inolvidable. No se lo pueden perder.

La gente te recuerda por las producciones de “Yingo”, ¿qué diferencias hay entre tus personajes de esas series y Nicolás de “Mamá Mechona”?
La verdad es que en la parte actoral no hay mucha diferencia porque cada personaje que armo lo hago al 100% y focalizado en una personalidad muy particular. La diferencia radica es que acá trabajo con un equipo que está compuesto por casi puros actores profesionales y que llevan mucho tiempo en el rubro y me ha permitido aprender mucho de ellos. Ahora, nunca desmerecería mi trayecto por otros tipos de proyectos como Yingo, porque me permitió aprender mucho de cómo es el trabajo en televisión y soy un agradecido de cada oportunidad que se me ha dado, porque aunque suene siútico, Alex Hernández y su equipo fueron los primeros en creer en mí seriamente como actor y siempre voy a estar agradecido de eso.

¿Te gustaría alejarte de la comedia? ¿Qué personajes te gustaría interpretar?
No me gustaría alejarme nunca de la comedia como tampoco me gustaría hacer siempre lo mismo. Creo que la gran base de ser un buen actor tiene que ver con hacer papeles muy diferentes entre sí, pero creo que la comedia se me da fácil por el simple hecho de que siempre he mirado la vida con humor y optimismo ante todo y creo que eso es lo que hace que mis papeles de comedia siempre tengan ese toque de picardía. Pero sueño y trabajo cada día para poder estar preparado para cualquier papel que tenga que tener y ojalá en el próximo proyecto se me dé un personaje más dramático para poder mostrar que no sólo se me da bien la comedia. Siempre voy a querer hacer papeles más difíciles que los anteriores, pero por algo de competencia personal que siempre he tenido, me exijo como si fuera el mejor actor del mundo y no me permito hacer las cosas a medias y si tengo que estar un mes encerrado para lograr un personaje que me cueste, lo voy a hacer sin dudarlo ni un segundo.

¿Por qué la gente no se puede perder “Mamá Mechona”?
Porque sencillamente es un proyecto hecho con tanto amor que sería un pecado que la gente no lo apreciara. Todos los actores que participaron en este proyecto estuvieron y están comprometidos con toda su alma. Y eso es algo que no se da tan seguido y menos en televisión, es un producto hecho con amor a la actuación.