Ignacio Lastra rompió el silencio a nueve meses del accidente: “Estoy más fuerte que nunca”

El modelo que se hizo conocido a nivel nacional tras su participación en el reality “Doble Tentación” reapareció en “Vértigo” tras sufrir un accidente automovilístico que lo dejó con el 90% de su cuerpo quemado y al borde de la muerte.

“Gracias a Dios por la segunda oportunidad, porque gracias a él estoy acá, al equipo médico, a las personas que me ayudaron en ese momento, que me rescataron, y gracias porque ahora estamos acá, con harta energía, hartas ganas. Tenemos una misión en este planeta, en este mundo, y esperamos poder contribuir a todo un poquito. Es primera que estoy con tantas personas, así es que es como guau”, comenzó diciendo Ignacio Lastra en el programa conducido por Diana Boloccó y Martín Cárcamo.

“Yo puse una hamaquita para poder descansar en la casa y, no sé, poder leer, estar con mi gato un rato. Es complicado que te cambie la vida de un día para otro y tener que esconderte, estar en la casa encerrado, ni siquiera poder estar en el patio porque hay tipos grabando, queriendo ver al mostruo. Porque yo creo que eso era lo que pensaban, queriendo ver al monstruo”, expresó.

“Estar acá es súper importante, porque voy a poder, cuando salga de acá, volver a retomar mi vida, a empoderarme de mi vida, y poder seguir trabajando, creciendo como persona. Seguir viviendo. Eso para mi es lo más importante”, añadió.

“¿Por qué elegí Vértigo? Porque te conocía a ti, Diana, trabajamos harto tiempo juntos, y ahora soy Igacio Lastra, hartas personas saben quien soy, me conocen, y esta es mi nueva cara Chile, para que se acostumbren. Al que no le guste, cambie el cana”, señaló.

“Te voy a ser súper sincero: Yo lo que recuerdo es lo que me cuentan. Porque es heavy. Las personas que han tenido un accidente grave, el cerebro yo creo que elimina lo que no sirve y se concentra solamente en lo que es sobrevivir, en tratar de mantenerte con vida” reveló.

“He perdido la memoria (…) No me acuerdo ni de lo que hice antes del accidente, ni meses antes, ni años antes. Tengo lagunas bien grandes de momentos con mi familia, con mis primos, y cuando estoy con ellos y me nombran, yo les digo ‘a ver, espérate. Siéntate y cuéntame, porque no me acuerdo de ninguna weá’”, agregó.

“A quien no le gustaría saber si la cagaste o no? Yo sé que la cagué porque están las pruebas de que choqué un auto. La justicia determinará si yo soy culpable y voy a afrontar las consecuencias como cualquier persona común y corriente”, manifestó.

Sobre las dos personas que lo ayudaron a salir del auto, Fabián Pinilla y Emmanuel Soto, comentó: “Yo lo primero que les dije fue ‘Gracias, porque gracias a ti puedo fumarme un puchito, puedo estar con mi familia y puedo seguir disfrutando de mi familia. ¿Qué más les puedo decir si no existen palabras?”.

Con respecto a aquellas personas que grabaron con sus celulares el accidente en vez de ayudarlo, declaró: “Es normal, en todos lados pasa eso. No los culpo por no haber hecho nada. Un incendio, un choque de esa magnitud tienes que estar loco o ser demasiado ingenuo para decir ‘voy a lograr hacer algo y no me va a pasar nada’. Yo al Fabián lo reté y le dije ‘deberías haber pensado un poquito las cosas porque tú tienes una hija chica. Imagínate si te hubiera pasado algo. Dejas a tu hija sin papá'”.

“Yo solo sé que me quemé el 90%, que todas mis quemaduras eran de tercer grado. Me quemé internamente también, los pulmones, parte del estómago. Dios es grande, me recuperé y estoy más fuerte que nunca. Puedo hacer mi vida cotidiana, deporte. Yo no debería poder caminar, me iban a cortar una pierna, un brazo y dos dedos”, desveló.

Acerca de si consumió una gran cantidad de alcohol antes del choque, expuso: “Yo nunca he sido bueno para tomar, para fumar, me lo fumo todo. Si tomé algo, yo creo que una cerveza, dos, no creo que haya sido más que eso. No es punto determinante para mí porque yo nunca he estado borracho.

Referente a la presunción de que iba a alta velocidad, enunció: “¿Si anduve rápido? Capaz. Pero no andaba a los ciento y tanto que decían, no se puede. Yo les digo a todos los que son fanáticos de los Mini Cooper o los deportivos, tomen su auto y píquenla ahí en Manuel Montt hasta Tobalaba, a ver cuánto les resulta”.

“Mi responsabilidad es haber chocado a una persona. Es un cagazo porque mira como estoy, hice pasar por un susto a mi polola, puse en riesgo la vida de una persona, ¿tú crees que voy a querer chocar? Estoy endeudado hasta la coronilla (…) Llevo nueve meses pagando las consecuencias”, aseguró.

Además, comentó su primera impresión cuando se vio en un espejo por primera vez luego del accidente: “Cuando salí del reality vi ‘Deadpool’, y encontré tan bacán el personaje que hace Ryan Reynolds. El compadre de ser un un weón encachado, hacía lo que quería, no tenía jefe. Le pasa que muta, se vuelve horrible, pero no cambia su sentido del humor, se da cuenta que al final todo lo malo trae cosas buenas”.

“Él también tuvo gente que se fue, pero también gente que estuvo con él todo el tiempo. Cuando me miré yo dije ‘no quedé tan mal como este weón. Si él pudo, ¿por qué yo no?’. Aunque sea ficción. Y yo dije ‘tratemos de hacer esta vida una vida de ciencia ficción. Si era imposible que sobreviviera y sobreviví, ya tiene un poco de ciencia ficción”, sumó.

Asimismo, comentó que “Si me pasan cosas malas es porque estoy vivo. Lo importante es que uno se tiene que aprender a pasar en la vida. Si no te mueres, tienes que hacer lo posible para estar mejor y lo más digno para poder salir adelante. No te la puede ganar”.