Ignacio Franzani: “En TVN entendieron que este proyecto estaba diseñado a mi medida y que si me iba era un tema más bien personal”

La flamante contratación de La Red comienza esta noche la animación de la nueva temporada de “Mentiras Verdaderas”, que se transmite de lunes a viernes en horario estelar. Antes de su Antes de su estreno en el canal de Quilín tuvimos la oportunidad de conversar con él.

 ¿Por qué decidiste partir a La Red?
Principalmente por la posibilidad de hacer un programa como “Mentiras Verdaderas”. Lo sentí desde el primer momento como un guante hecho a mi medida, tiene mucho que ver con el formato que llevo desarrollando, el formato en el que me crié televisivamente, en el que yo me desarrollé profesionalmente: en el de la conversación, de la entrevista en profundidad. Sentí que era un buen momento para poder desarrollarlo nuevamente, pero esta vez en televisión abierta, en un programa franjeado, en un súper buen horario y además en un programa que ha tenido muy buena evaluación y que ha ido creciendo con el tiempo. El “Mentiras Verdaderas” de los primeros meses no tiene nada que ver con el que recibo yo, así que también lo veo como un desafío y me parece súper estimulante tener que enfrentarlo.

Cuando recibiste la oferta de La Red aún tenías contrato con TVN. ¿Cómo fue tu salida de la señal estatal? ¿Hubo alguna tentativa por retenerte? ¿Se produjo en buenos términos?
Mi salida fue en súper buenos términos, y en ese sentido sólo tengo buenas palabras, afecto, cariño y halagos por la administración de Carmen Gloria López. A pesar que ellos querían retenerme y estábamos dibujando proyectos para este 2015, en TVN entendieron que este proyecto estaba diseñado a mi medida y que si me iba era un tema más bien personal. Éste era un formato que me acomodaba mucho y que en el fondo quería correr el riesgo y jugar el cambio. Fue un final con mucho cariño, en donde me costó mucho tomar la decisión, te confieso, porque yo ya había desarrollado una carrera en el canal hace cinco años. Yo me fui a TVN principalmente para desarrollarme en distintos formatos y en lo personal, siento que me voy conforme, pude hacer docurrealidad, matinal, estelar, late de conversación, desarrollar el área de cultura, que para mí era muy importante, en diversos programas: “Gran Avenida”, “Sin Maquillaje”, etc. También hicimos hartas cosas en el área de internet, en el Canal 24 Horas hice dos temporadas un programa de entrevistas. Entonces yo me voy conforme con todo lo que yo pude desarrollar ahí y llegó esta oportunidad y yo la quise tomar y bueno… así fue, súper fluido.

“Mentiras Verdaderas” es considerado uno de los mejores estelares de conversación de la televisión chilena. ¿Por qué crees tú que ese éxito no se ve reflejado en el rating?
Yo siento que La Red no es un canal que trabaje en función del rating. Si bien ésta es una herramienta muy importante, porque es un canal que forma parte de una industria que funciona a través del rating con el avisaje, pero yo creo que la energía se pone en hacer un programa que sea valioso, que genere corriente de opinión, que sea Trending Topic permanentemente en las redes sociales, ustedes saben de eso. Es un programa que apuesta por el contenido y a partir de eso el jugar en la competencia. Con respecto al rating, yo creo que no sólo el programa, sino que también el canal ha ido creciendo en su parrilla y ha ido creciendo en su oferta con espacios valiosos.

Y a ti, ¿te importa el rating?
Para mí no es algo prioritario ni que me quite el sueño, sí por supuesto que el sentido está en mantener lo que se ha construido hasta ahora y ojalá hacerlo crecer, pero honestamente la pega está puesta en función de hacer un buen programa, y si este buen programa tiene igual o mejor rating que el anterior, bienvenido sea, pero no es la prioridad.

¿Cuál es el aporte que quieres darle a “Mentiras Verdaderas”?
Yo creo que el sello personal se va dando un poco con el tiempo. Yo creo que es una relación a largo plazo, en el sentido que uno primero se va conociendo y luego reconociendo con el público, te vas encantando, luego entendiendo y enamorando hasta que se convierte en una relación diaria. Me estimula mucho que sea un franjeado y todo lo que implica. Es harto trabajo, harto sacrificio, pero por otro lado tiene hartas cosas positivas, como la relación que vas teniendo con el público. Pero más allá que proponer un sello en el papel, este se va a ir dando con el tiempo, cada uno de los conductores que han estado en el programa le han impreso su sello, justamente: Eduardo, Jean Philippe y ahora seré yo, por la forma de comunicar, por tu formación, por tu opinión, vas generando un estilo propio, pero es algo que se va dando con el tiempo y no te lo podría adelantar.

¿Pero se vienen novedades también como formato, o no?
Sí, vienen algunas novedades que también van a ir marcando el nuevo rumbo de “Mentiras Verdaderas”. Se mantienen “Cultura Verdadera” todos los lunes y ahora los viernes se suma un espacio que se llama “Historias Verdaderas”, con Marcelo Araya (ex Informe Especial), con grandes crímenes que marcaron la historia de Chile. Van a seguir las entrevistas en profundidad, los perfiles, quizás si trato de buscar una respuesta a tú pregunta, lo que yo trato de buscar son historias en los personajes sobretodo, ya sea un político, un artista o un personaje de la farándula. Yo creo que mi desafío con el que se siente ahí será el de buscar una buena historia, una que sea desconocida o romper la caricatura que muchas veces tiene la gente a través de los medios o la televisión y lograr con el tiempo de la conversación que hay llegar a lugares desconocidos, yo creo que eso es también un desafío y lo que me gustaría buscar.

En ese sentido tienes hartas posibilidades de poder desarrollar lo que quieres, porque una de las características del programa es la variedad de sus invitados. Puede haber un día una persona cuyos derechos humanos fueron violados, al otro un político y luego alguien de la farándula. Si te dieran a elegir a quién quieres invitar al estudio, ¿a quién invitarías?
Yo tengo una deuda personal con una entrevista que nunca pude hacer en Vía X ni en TVN. Me encantaría poder entrevistar a Michelle Bachelet, sobretodo ahora con la situación que está enfrentando con su hijo y nuera por el caso Caval, donde un gobierno que ha puesto en primera línea la discusión del lucro se ve manchado y salpicado por este caso bochornoso y vergonzoso y que involucra directamente a la familia de la Presidenta que ha sido justamente la que liderado grandes reformas. Me encantaría poder hablar con ella desde un plano mucho más humano, sacar cosas en limpios con respecto a las cosas que está pasando, que si bien es un problema familiar involucra temas tan grandes como la línea delgada entre la política y los negocios, la información privilegiada, no sé es un tema gigante.

En TVN estuviste en varios tipos de programas. ¿Te gustaría hacer también otro tipo de programa en La Red?
Me gustaría hacer “Mentiras Verdaderas” como prioridad número uno. Imagina aún no lo hago entonces tampoco puedo estar pensando en otra cosa, por supuesto que viene un largo camino por delante y si bien mi prioridad es esta si en el futuro se abre un espacio para hacer otras cosas estaría buenísimo, por ejemplo en los veranos conducir festivales, algo en otra tecla, que sea absolutamente distinta, algo con conducción masiva. Ésos son temas que también me interesan.

Ahora que estás fuera de TVN y puedes mirar lo que ocurre el canal desde la otra vereda, ¿qué opinas de la “crisis” en la que actualmente está sumida la estación?
Poniéndole paños fríos al tema, porque muchas veces se tiende a dramatizar la situación, yo creo que son ciclos, siempre hay canales que están arriba y luego no les va tan bien y bajan su audiencia, se enfría la pantalla, son fenómenos que tienden a ser cíclicos. Por supuesto que me duele, no sólo porque es el canal donde estuve cinco años, donde tengo grandes afectos, sobretodo en esta última administración, la de Carmen Gloria López, le tengo mucha fe y confianza a lo que puedan construir y reconstruir del canal. En el fondo ellos recibieron un canal que venía con una serie de situaciones que gatillaron lo que tienen hoy en día: baja audiencia y pantalla fría. Pero yo confío mucho en el proyecto de Carmen Gloria, en su mirada de la televisión pública, en su experiencia de hacer televisión así que yo creo y espero que más temprano que tarde TVN mejore su posición en la audiencia y va a volver, estoy seguro, a cautivar a la audiencia ya sea con el área dramática o prensa.

Llama la atención que durante el 2014 programas tan emblemáticos como “Informe Especial” hayan marcado durante su emisión rating que apenas sobrepasaban los 5 puntos. ¿Crees que se logre reformular el canal este año?
Yo creo que son ciclos, eso lo conversábamos también cuando yo estaba en el canal. Las crisis hay que saber enfrentarlas como para revisarse, es una oportunidad para hacer cambios estructurales y drásticos que puedan hacer un giro y apostar por cosas nuevas. Mirando el lado lleno del vaso, la crisis puede generar cambios importantes y esos cambios abren nuevas oportunidades para poder volver a cautivar al público. No me cabe duda que eso va a ser así. Conozco gente muy talentosa que está adentro y que está todo el día pensando en función del público y de lo que lo puede cautivar. Honestamente les envío mis mejores deseos para lo que pueda venir y que ojalá que por ser el canal del estado se pueda reconstruir en función con el público. Ahora esto también abre el debate que por qué el canal del estado tiene que competir con los otros canales como una empresa privada, también eso me parece interesante volver a hablarlo, me parece que la misión del canal del estado no es generar rating sino que es el de generar contenido que guste a mucha gente, pero esto de tener una visión de canal público pero a la vez competir como todos los otros canales por el avisaje, por el rating me parece que es un juego súper complejo y que claro antes no se discutía porque TVN estaba siempre en los primeros lugares pero ahora que no está en ese sitial es el momento para conversarlo más fríamente. Si finalmente es el canal de todos.

¿Será también que los espectadores no son consecuentes con lo que piden y en el fondo ven? Muchas veces hablan de querer ver cultura, pero cuando se emiten programas culturales estos tienen un rating bajísimo. En mi caso personal, encontraba que el docurreality en que participaste, “Luchadores”, era un excelente programa para que la gente conociera lo que significaba todo el tema de los trasplantes, una realidad que yo vivo a diario porque mi hija tiene muchas posibilidades de convertirse en una futura candidata a un trasplante de corazón y conozco los mitos que hay sobre este tema, sin embargo, sentí que los televidentes no aprovecharon el programa.
No sé si sea inconsecuencia, yo creo que la misión de un canal público está justamente en poner esos temas en pantalla y hacerlos lo más atractivos posibles para atraer la atención de la gente. En el caso de “Luchadores”, que lo discutimos, no tuvo un rating descollante ni mucho menos, pero se logró poner ese tema en la tele, o sea en horario prime se estuvo hablando sobre los trasplantes durante diez a once semanas. Un tema tabú en muchas casas, tú tienes un caso súper cercano, tu hija… si ya es complicado hablar de la muerte en una comida de domingo en una casa, hablar de trasplante de órganos en impensado y este programa flexibilizó y acercó el tema a la gente, pudieron conocer historias y ver que era algo que estaba ahí.

Y fue muy premiado, además…
Sí, el programa también se llevó varios premios. TVN cumplió su labor en poner “Luchadores” al aire, con todos los costos que eso significó al no tener un rating descollante y no lleguen todos los avisadores. Ahora con respecto a la audiencia, yo creo que la televisión abierta tiene reglas súper claras que es apuntar a un público súper masivo también la televisión tiene que en el futuro comenzar a visualizarse como una generadora de contenidos más que pensar en programas familiares que lleguen a mucho público. Digo generadora de contenidos para llegar a ciertos nichos, cierto tipo de personas y otras formas de cómo llegar a esas personas que pasan más en las tablets que viendo televisión. Hay que replantear el tema para cautivar esos públicos que ya no casi no ven televisión.

Los dos animadores anteriores de “Mentiras Verdaderas” se ganaron nuestros premios Fotech como mejores animadores, Eduardo Fuente y Jean Philippe. ¿Será que el 2015 Ignacio Franzani se sume a esa tendencia ganadora?
¡Uff! ¡Que mochila me pones! Es difícil, encuentro que el desafío de hacer el programa día a día ya es súper importante. Yo espero que a medida que la relación con el público se vaya afianzando y desarrollando de manera natural y cariñosa se refleje. Yo llego muy contento a hacer el programa y cuando uno lo está pasando bien la gente en su casa también lo pasa bien, eso se va traspasando en cada conversación y entrevista. ¿Qué vaya a pasar en el futuro en cuanto a las cosas buenas que vayan sucediendo? Qué difícil proyectarlo. Ojalá que sí, que nos llevemos todos los premios y que la gente lo comente y lo vaya viendo, es mi aspiración.