Francisca Walker, la actriz de “Papá a la Deriva” que se ganó al público con sus maldades

Fue el año pasado cuando Francisca Walker debutó en las teleseries de la mano de “Mamá Mechona”, donde interpretó a Paula, una joven independiente y de un carácter bastante fuerte. Sin embargo, un año después, fue su arribo a Mega con el que pudo dimensionar el éxito que tiene “Papá a la deriva” y con el que también ha sentido el cariño de la gente en la calle gracias a su personaje de Bárbara.

En conversación exclusiva con Fotech.cl Francisca señaló que “yo juraba que me iban a odiar, pero he recibido mucho cariño. La gente se ríe mucho con el personaje, entonces cuando me saludan en la calle no me tiran mala onda, sino que se ríen, encuentran que es chistosa la anécdota”.

Sobre sus dos papeles en televisión, la actriz detalló que ambas se diferencian mucho porque “la Paula era mucho más inteligente, mucho más aterrizada, ya que las cosas le habían costado mucho en la vida y había aprendido a arreglárselas sola. Vivía sola en la casa de una tía, era súper independiente. En cambio Barbarita es todo lo contrario, es una niña súper mimada, que de repente se vio sin nada, por la crisis de sus papás, de que estaban con deudas. Entonces, una niña mimada que no tiene nada es terrible, porque Barbarita vive en una crisis de que no entiende el mundo de otra forma, porque antes lo tenía todo y ahora no le calza nada. Entonces, está tratando de conseguir su lugar de vuelta y le importa nada la gente en general. Quiere estar bien ella”.

Si hay algo que ha destacado el personaje de Bárbara en la producción del canal privado, y que ha llamado la atención de la gente, es su vocabulario y su manera de expresarse. Walker nos contó sobre esto que “las palabras se me fueron ocurriendo, tengo una amiga en el colegio que siempre inventa palabras estúpidas, o que iba escuchando en la calle. Por ejemplo, “triple hello”, siempre decir “te juro”, el “pinky promise” que es la promesa con el dedo meñique, que es como super huequi igual, terminar las cosas con “i” como el “holi”, “chai”, “asqui”, palabras pindy. Fui preguntando y haciendome una lista con palabras que podría ir ocupando hasta armar un vocabulario de Barbarita”.

“Es entretenido hacer de villana, porque hay que entender que todo el mundo empatiza con el protagonista y uno al ser villana, tienes que entender la historia que hay detrás, la razón de por qué esta persona está actuando así para tú encontrarle la razón también y entenderla. Eso es súper entretenido, aparte que haciendo un personaje tan directo y con las cosas tan claras como Bárbara es bien entretenido de hacer, es chistoso”, sostuvo la joven actriz.

Consultada por la recepción en redes sociales de su personaje señala que ha sido “súper buena. He leído comentarios en Twitter y me llama la atención que la gente se meta en la historia y como que digan “maldita Barbarita por qué hacen esto”, pero finalmente igual la perdonan porque es cabra chica”.