Festival Viña 2013 Día 05: Los monstruos estuvieron en el escenario


Acá el comentario de la quinta y penúltima noche festivalera.

Animadores: Bonito vestido de Eva Gómez y Rafa con terno negro. No se dieron el beso de nuevo (a quién le importa). Eva tuvo el tino de no hablar en inglés con Elton John. Las entregas de los premios fueron manejadas con criterios al menos discutibles: a Elton John se las dieron todos de golpe, a Memo Bunke demoraron demasiado en dárselas, a Albert Hammond le quedaron debiendo la Gaviota de Oro y a la Sonora de Tommy Rey les dieron las dos Gaviotas después del cierre de transmisiones.

Elton John: Un lujazo. Lo más grande que ha pasado por el festival. Partió con “Bitch Is Back”, “Bennie and the Jets”, “Tiny Dancer”, “Good Bye Yellow Brick Road”, “Philadelphia Freedom”, “Rocket Man”… ¡Puros clásicos entrañables de la historia de la música popular! Una banda de lujo, y Elton demostrando su virtuosismo con el piano. Elton es el artista más grande e importante que ha venido al festival, más que Sandro, The Police, Sting, Tom Jones, Paul Anka, Morrisey y Simply Red. Para superarlo, deberían traer a los Rolling Stones, U2, Bob Dylan o Paul McCartney. Es una brutal injusticia que reciba los mismos premios que Romeo Santos, Los Atletas de la Risa y otros, y menos que Arjona y Luis Miguel. Duró exactos 80 minutos, en una demostración de profesionalismo “british” y respeto por sus colegas. Cantó puros clásicos entrañables, y faltaron “Sacrifice”, “Can You Feel The Love Tonight”, “Sorry Seems To Be The Hardest Word”, “Don`t Go Breaking My Heart”, “Blue Eyes”, “The One”, “Circle of Life”, “Believe”, “Pinball Wizzard”, etc. Elton por sí solo es un Festival de Viña. Logró 35 puntos de rating, con un peak de 43 puntos. Poco para la riqueza que vimos.

Memo Bunke: Al principio tenía toda la cara de estar listo para ser aplastado como una mosca por el monstruo. Al igual que Ricardo Meruane el 2011, le tocó después de un monstruo de la música anglo. Al igual que Meruane, fue recibido con sonoras pifias. Pero a diferencia de Meruane, salvó la situación con maestría y oficio, lo que es un gran mérito. Después de esto, Meruane ya no puede echarle la culpa a Sting de su sonado fracaso, sino que a su incompetencia. Partió con recuerdos vintage de los 80. Estrategia inteligente, considerando el éxito de “31 Minutos” y el target adulto del monstruo. Una rutina rápida, ingeniosa y creativa. Hizo un entretenido acto de ventriloquía. El mejor show de humor del festival, en especial considerando las condiciones en que actuó. Marcó 43 puntos, más rating que Elton John. Insólitamente se demoraron demasiado en entregarle los premios (las dos antorchas y la Gaviota de Plata), mereciéndolos más que los otros humoristas.

Albert Hammond: Con unas coristas de miedo, el acompañamiento sobrio y acertado de la orquesta del festival, y con un repertorio compuesto por clásicos señeros de la música popular, hizo gala de calidad y oficio. Un crack de aquellos. Hizo notables duetos con Pablo Herrera y Andrés de León, quienes hicieron un gran papel. Notables versiones de “Mira Niñita” de Los Jaivas y de su clasicazo “It Never Rains In Southern California”, en dupla con el mismísimo Mario Mutis. Hubiera sido genial escuchar “Necesito Poder Respirar” en dupla con Jorge González, que la versionó en uno de sus discos de solista. Terminó con “Entre Mis Recuerdos”, canción que conocimos en la voz de Luz Casal. Sacó doble antorcha y Gaviota de Plata, mereciendo con creces la Gaviota de Oro.

Competencias: Esta vez no mostraron las notas después de cada actuación. Acertada idea. Concuerdo con los premios a mejor intérprete a Colombia (Folklore) y al falsete de miedo de la estadounidense (Internacional). Chile gana el folklore con su tema “Mazapán-Style” e Islandia ganó la competencia Internacional, seguramente en fallo fotográfico con la estadounidense.

Sonora de Tommy Rey: El mejor fin de fiesta para una jornada memorable. Impecablemente uniformados con trajes azules brillantes y sacándole lustre a sus clásicas cumbias que son himnos infaltables de matrimonios y años nuevos. Notable homenaje a las antiguas bandas tropicales, con clásicos como “El Bodeguero” (Orquesta Huambaly), “Macondo” (Giolito y su Combo) y “Abusadora” (Pachuco y la Cubanacán). Sacaron dos antorchas y les quedaron debiendo las gaviotas, que se las dieron después de cerradas las transmisiones.

Comentario final: Tengo la sensación de que el Festival terminó con el show de la quinta noche. La sexta noche sobra, está absolutamente de más.

Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Acá el comentario de la quinta y penúltima noche festivalera. Animadores: Bonito vestido de Eva Gómez y Rafa con terno negro. No se dieron el beso de nuevo (a quién le importa). Eva tuvo el tino de no hablar en inglés co……