Festival Viña 2013 Día 04: Un oasis chileno de calidad y excelencia artística


Acá el comentario de la cuarta noche de festival:

Animadores: Eva con el mejor vestido hasta el momento. Rafael Araneda repitiendo el terno de la segunda noche. No hubo beso y no pasó nada. Muy buena interacción con los muñecos de 31 Minutos. Rafa Araneda cumplió con maestría como bandejero de Bastián Paz. Y resolvieron muy bien la transición entre Bastián y Francisca Valenzuela. Lo que sí, cortaron abruptamente el show de Francisca Valenzuela sin darle las Gaviotas, pero arreglaron un potencial “Torrojazo 2.0” antes de las competencias al dárselas en presencia de sus colegas, quienes las pedían entusiasmados.

31 Minutos: Orgullo es poco decir. Un lujo inédito en la historia del evento. Esto es talento y creatividad en su máxima expresión. Una banda solidísima, con músicos de primera como Camilo Salinas, Pablo Ilabaca de los “Chancho en Piedra” y Pedro Piedra. Una puesta en escena de clase mundial, espectacular, cuidada hasta en los más mínimos detalles. Un repertorio para dar y regalar. Por este tipo de shows uno ve esperanzado el Festival todos los años. Me atrevería a decir que, a esta altura, “31 Minutos” no tienen nada que envidiarle a los “Muppets”. Superaron el mítico show del Japenning con Ja de 1981. Con el debido respeto a Pin Pon, la Tía Patricia, el tío Memo, la tía Pucherito, “Cachureos” y el Profesor Rossa (antes del video prohibido), “31 Minutos” es sin lugar a dudas el programa infantil más importante de la historia de la TV chilena. Incluso se dieron maña de colar mensajes políticos: una alusión a la valentía del pueblo mapuche y el certero palo de Calcetín con Rombos Man: “Todo niño tiene derecho a un espectáculo de calidad y no las porquerías que dan en la televisión”. Se merecían el Tetra Pack más que nadie. Notable cuando Tulio dijo que la antorcha se parecía a un Oscar (su voz la hace el genial Pedro Peirano, parte del equipo de la película “No”). Y para más remate, llegaron a 53 puntos de rating. Por masacre, el mayor acierto del Festival hasta la fecha. Hay que decirlo: le dejaron dura tarea a Elton John en la competencia por el mejor show del evento. Me alegro mucho por todo el equipo, por Jani Dueñas, Lorena Penjean, Rodrigo Salinas, Pablo Ilabaca, y en especial por Pedro Peirano y Alvaro Díaz, dos verdaderos próceres de la TV chilena a estas alturas.

Bastián Paz: Buena idea hacerlo actuar después de “31 Minutos”, con un público lleno de vibras positivas. A pesar de su enfermedad, no tiene un pelo de tonto. Contó muy buenos chistes, algunos derechamente picantes (con el público exclamando “sin censura”, el grito de guerra de los Viernes de “Mentiras Verdaderas”), y contó con el gran apoyo del Rafa como un bandejero de lujo. Se dio el gusto de pegarle en el suelo Mauricio Israel y a Sebastián Piñera con el chiste del embrague (primero mete las patas y después hace los cambios, la talla más certera que le han tirado desde las imitaciones de Kramer). En un artículo anterior manifesté mi oposición a su presencia en este evento. Declaro feliz de la vida que me lo voy a tener que meter por el orto. Además marca un hito: primera vez que un fenómeno de Youtube llega a la Quinta y triunfa. Sacó doble antorcha y Gaviota de Plata. Me alegro por él.

Francisca Valenzuela: La reina sin corona del evento. Se veía guapa con su traje lleno de brillos, como de charra mexicana sexy. Partió con “Buen Soldado”, su más reciente hit. Una artistaza de esas con mayúscula. Estupenda, talentosa, canta bien, toca el piano como los dioses y se come el escenario con su personalidad, como había quedado en evidencia en su dúo con Miguel Bosé el día anterior. Si hubiera nacido en Estados Unidos o Inglaterra, estaría a la par de Alicia Keys y Carrie Underwood. Rescato lo señalado por Cristián Cabalín (@ccabalin) en Twitter: “Dos padres científicos, clases de piano y música desde los 4 años… el talento es ante todo herencia cultural, Bourdieu”. Sacó Doble Antorcha y se merecía más que otros la Doble Gaviota. La cortaron abruptamente y le tuvieron que dar ambas gaviotas antes de las competencias. Merece volver en un par de años más, con un show completo de hora y media.

Competencia Folklórica: Argentina (6,0); Honduras (4,1);Bolivia (5,5). Clasifican Chile, Colombia y Argentina. Le pelea está entre Chile y Colombia, aunque la canción argentina es buena.

Competencia Internacional: Italia (4,5); Panamá (5,8); Islandia (6.6). Clasifican Estados Unidos, Panamá e Islandia. La pelea está entre las dobles de Celine Dion (USA) y Adele (Islandia). La canción de Panamá es un saludo a la bandera, a menos que sus rivales lleguen en un mal día y canten arriba de la pelota.

Jorge González: Partió a las 02:30 AM con clásicos de Los Prisioneros, algunos pocos temas de su carrera solista y su clásica actitud desafiante y contestataria. Vino con una muy buena banda de acompañamiento (Gonzalo Yañez y Pedro Piedra, que se repitió el plato). Tuvo sus esperados arrebatos de rockstar: acusó a Piñera de querer armar una guerra con Bolivia, pidiéndole a la señora Bachelet que no se moleste si no hará nada con los mapuches ni cambiará la Constitución, dedicó los premios al sindicalista asesinado por una “bala loca” y se fue sin recibir la Gaviota de Oro. El mejor cierre para una noche brillante.

Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Acá el comentario de la cuarta noche de festival: Animadores: Eva con el mejor vestido hasta el momento. Rafael Araneda repitiendo el terno de la segunda noche. No hubo beso y no pasó nada. Muy buena interacción con los mu……