Fanáticos de “The Walking Dead” desolados por muerte de querido personaje

La serie que narra las aventuras de varios sobrevivientes a un apocalipsis zombie tiene la particularidad de encariñar a sus seguidores con algunos personajes para luego asesinarlos. Durante el último episodio emitido, un nuevo integrante de “los buenos” dejó de existir.

Se trata, nada más y nada menos, que de Shiva, el tigre y mano derecha del rey Ezekiel (Khary Payton), quien durante el cuarto capítulo de su octava temporada, se sacrificó para ayudar a que su amo no fuera devorado por unos zombies, desatando la pena de los fanáticos.

El episodio titulado “Some Guy” (“Un Hombre Cualquiera”) fue trágico para la Comunidad de El Reino. Todo comenzó con una cruel matanza a los leales seguidores de Ezekiel por parte de Los Salvadores, donde éste se salvó milagrosamente luego de que varios de los suyos se lanzaran sobre él para evitar que las balas lo alcanzaran.

Eso sí, quien se robó el capítulo fue uno de los personajes más queridos de la serie, Carol (Melissa McBride), quien una vez más salvó el día enfrentándose sola a los Salvadores, primero a balazos y luego con su clásica táctica de fingir ser una señora desvalida para luego dejar claro que es todo menos eso. La implacable Carol logra salir airosa de la situación y luego salva a Ezekiel y a Jerry (Cooper Andrews) cuando eran atacados por una horda de caminantes.

El capítulo es desolador para Ezekiel, quien vuelve al Reino con Carol y Jerry, luego de la masacre a su comunidad y la pérdida de su tigre, cuestionándose su liderazgo. Sin duda, un duro golpe para el grupo de Rick (Andrew Lincoln), en un episodio que por varios fanáticos es considerado el mejor de esta temporada.