“Esto no Tiene Nombre” investigó la oculta realidad de los hoteles ilegales

Muchas personas han cumplido con mucho esfuerzo el sueño de tener su propio departamento, sin embargo su felicidad se convierte pronto en una pesadilla cuando su edificio, de carácter residencial, se transforman de modo irregular en un apart-hotel y deben soportar molestias como ascensores llenos, mucamas en los pasillos y turistas que viven su estadía en medio de fiestas. “Mi casa no es un hotel” se emite este lunes a las 23:15 horas en TVN.

Durante el curso de la investigación, “Esto No Tiene Nombre” dio con más de cincuenta de estos hoteles que funcionan irregularmente en las comunas de Santiago y Providencia, algunos de ellos promocionados en guías turísticas oficiales. Incluso el programa de denuncia ciudadana de TVN estuvo en uno de ellos que sirvió de alojamiento para delegaciones de deportistas colombianos y argentinos que en marzo participaron en los Juegos Odesur.

El reportaje de Miguel Ángel Luna revela cómo operan estas sociedades que en forma irregular transforman un edificio residencial en un apart-hotel, sin haber realizado el cambio de giro al edificio, sin pagar patentes comerciales ni tener permisos sanitarios. Los residentes se sienten rehenes de esta situación ya que estas inmobiliarias, al ser dueñas de una parte importante del edificio, toman el control del comité administrativo y cambian las reglas que rigen la vida comunitaria.